Lorenzo Gonzlalez y

Aunque todavía no hay recomendaciones finales, el gobierno está considerando un cierre más estricto para evitar que sigan aumentando los casos de coronavirus. A lo que no llegarían es a un cierre total como el implementado a mediados de marzo, según dijo el secretario de Salud, Lorenzo González.

La gobernadora Wanda Vázquez sostuvo hoy una reunión con representantes del sector médico y económico del País. Para mañana los grupos se reunirán otra vez en el Departamento de Salud.

Al salir de la reunión, González dejó saber que la próxima orden ejecutiva duraría 21 días, en vez de 15 días como ha sido hasta ahora. Dijo además que considerará asuntos como las actividades en lugares cerrados. No descartó que las nuevas restricciones apliquen a comercios como los centros comerciales bajo techo.

Sobre las escuelas, reiteró que los números tal y como están no permitirían un regreso presencial a la escuela el 17 de septiembre, como planificó el Departamento de Educación.

Los portavoces del sector económico salieron de la reunión y muchos prefirieron no hablar con la prensa.

Juan Carlos Agosto, presidente de la Cámara de Comercio, reconoció que existe preocupación entre los comerciantes por el impacto de un cierre más restrictivo. Dijo que ahora ya no hay beneficios federales que llegaron en los primeros meses del toque de queda.

“Creo que el gobierno está buscando, antes de publicar la orden ejecutiva, ver las distintas propuestas que tienen sobre la mesa. Tiene unas preocupaciones con que se hagan unos lockdown agresivos. Quedamos en seguir trabajándolo”, expresó. “Sin salud no hay economía, en eso estamos claros. Tenemos una reunión mañana para ver cómo podemos llegar a un entendido para proteger la salud y la economía”, indicó.