Escuelas

=

La estructura física de cientos de escuelas en Puerto Rico no estaría lista ni organizada para recibir a estudiantes de manera presencial en marzo como proyecta la administración de Pedro Pierluisi y la designada secretaria del Departamento de Educación (DE), Elba Aponte.

Así lo denunciaron el presidente de la Asociación de Maestros (AMPR), Víctor M. Bonilla y la secretaria general de la Local Sindical, Grichelle Toledo Correa, en una conferencia de prensa junto a un grupo de maestros de distintas escuelas de la Isla. Ambos señalaron que la gran mayoría de las escuelas carece de infraestructura óptima para garantizar salud y seguridad a los estudiantes y a los maestros, a toda vez que indicaron que se desconocen estadísticas del personal de Educación contagiado hasta el momento de Covid-19.

Otro elemento que destacaron es que Educación no los ha hecho parte de las discusiones relacionadas con la vacunación de personal docente y no docente que comenzará a partir del lunes, según anunciado por el ayudante general de la Guardia Nacional de Puerto Rico (GNPR), José Reyes.

"No es real pretender que las clases presenciales den comienzo en marzo porque sabemos que en circunstancias normales las escuelas nunca están listas. Adicional, la gran mayoría de las escuelas crecer de una infraestructura óptima, lo que dificulta el regreso al salón. Reconocemos que lo ideal son las clases presenciales, pero en un escenario normal, no en uno atípico, y mientras no tengamos unas garantías de salud y seguridad no podemos hablar de clases presenciales", dijo Bonilla.

Diversas necesidades en planteles

Bonilla mostró a EL VOCERO parte de los hallazgos de un informe que inició la AMPR en 204 escuelas de la Isla, y que continuará en los próximos días hasta conocer el estatus de la totalidad. Mencionó, por ejemplo, que entre las 204 escuelas hay cinco escuelas que no tienen enfermeros, 47 que no tienen psicólogo, 67 que no tienen la facultad completa y habrá grupos sin maestros, 114 con patios abandonados, 92 en las que no se han recogido escombros, 140 que no se han pintado y 155 que no han recibido el ‘kit de limpieza’.

“Nosotros tenemos una estructura montada con más de 23 organizadores y los tenemos divididos por regiones y sectores. Ellos van a recoger la información y visitan las escuelas, y en la semana estará el total de las 500 escuelas aproximadamente. Esta es la tendencia y entendemos que se puede reproducir”, señaló.

En tanto, Toledo Correa denunció que harán falta más conserjes para limpieza y desinfección constante."Además de lograr reducir el número de estudiantes por salón, que lo ideal será máximo de 10 considerando la realidad de las comunidades escolares, harían falta más salones para guardar el debido distanciamiento físico, y en muchas de las escuelas esto no es posible. Esto requiere una logística y un plan bien detallado", dijo.

Para manejar el distanciamiento social en las escuelas todavía no se han instalado acrílicos ni se ha definido una logística y ese proceso podría tomar tiempo, según Toledo Correa. “Hay que revisar las organizaciones escolares. Hay que buscar alternativas porque hay escuelas que se cerraron que están hábiles porque en algunas escuelas son muy pequeños los salones para el distanciamiento. Los famosos acrílicos no existen y hay unas áreas donde educación ha sido lapso y ha arrastrado los pies todos estos meses en lugar de haber sido proactivo. Hay un dinero asignado, para eso que está ahí y no se le ha dado uso”, afirmó.

“Ahora mismo no se sabe qué personal estará a cargo de tomar la temperatura. Todo eso hay que revisarlo y tiene que estar en un plan. Por eso es que solicitamos que se nos incluya en los procesos porque conocemos la realidad de todas las escuelas. Hay que revisar completamente las organizaciones escolares porque las vigentes no pueden ser utilizadas”, abundó.

De otra parte, la designada secretaria de Educación reiteró que toda determinación sobre el regreso a clases presenciales será en colaboración con los expertos del Departamento de Salud. “Siempre hemos divulgado que todo se hará tomando todas las medidas de salud y seguridad para el bienestar de los estudiantes y los maestros. De hecho, todo el personal del DE se consultó sobre su interés en vacunarse y más de un 88% contestó afirmativamente la consulta”, afirmó.

Sostuvo además que buscan asegurarse que todas las escuelas tengan a sus enfermeras y psicólogos asignados para apoyar los trabajos en cada plantel. “A la vez se han hecho varias distribuciones de equipos y materiales de limpieza y desinfección. Se suma la distribución de 2 millones de mascarillas de tela reutilizable para los estudiantes de todas las escuelas”, dijo.

La apertura, según Aponte, será gradual para que el personal pueda ir adaptándose, y que, por el momento, se mantendrán trabajando para agilizar todas las tareas de mantenimiento de los planteles.

Periodista destacada en la Legislatura de Puerto Rico.