AEE

>Josian E. Bruno Gómez/EL VOCERO

Varios clientes de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) de comunidades localizadas en el área de Carraízo, en Trujillo Alto, enfrentan, casi a diario, a constantes apagones.

Ante esto, han exigido acción por parte de la corporación pública, pues este medio supo que tan reciente como el domingo pasado, el servicio se vio interrumpido en al menos 20 ocasiones desde horas de la madrugada.

“En El Conquistador las interrupciones son intermitentes. Llevamos tiempo largo con este problema. Ya se me dañó el microondas. Anoche fue horrible. Iba y venía con lapsus de minutos. Hagan algo pronto”, denunció una usuaria identificada como Catalina García en la cuenta de Facebook del municipio.

Brendaliz Pérez, también vecina de la zona, manifestó que “siempre el problema es la subestación del Conquistador. Salen mejor explotando la dichosa subestación y hacerla nuevamente, no estamos preparados para la temporada de huracanes, ni nada”.

“En un periodo de 24 horas se ha ido la luz alrededor de 20 veces...mal contado y continúa. Los enseres se dañan, las personas que son electro dependientes corren un alto riesgo. Nada justifica la frecuencia con la que esto está ocurriendo, solo la incompetencia que caracteriza cualquier cosa relacionada con el gobierno”, expresó Fatmeé López.

Mientras, el municipio aseguró, a través de sus redes sociales, que está al tanto del problema con el servicio eléctrico en la zona y que ha efectuado reuniones con personal de la AEE.

“Nosotros estamos igualmente afectados. A tales efectos, hemos tenido una serie reuniones con los ejecutivos de la AEE. En la reunión de la semana pasada, tuvimos con nosotros al ingeniero Carlos Alvarado, jefe de operaciones del área técnica de la AEE, así como al señor Luis Hernández, director de la región. En la reunión expusimos la problemática que enfrenta nuestro pueblo con el sistema eléctrico”, se indicó.

Se detalló que, en dicha reunión, surgió un plan de trabajo en el que, a partir de la primera semana de abril, varias compañías privadas contratadas por la AEE reforzarán y atenderán el problema “mayor”, que presuntamente es el desganche de ramas de árboles que tocan las líneas eléctricas.

“Una brigada de algunos 30 empleados trabajará con el desganche en la zona rural del barrio Carraízo y la subestación del Conquistador. Luego, se incorporarán varias brigadas para un total de 100 empleados aproximadamente que atenderán toda la zona rural de los barrios Dos Bocas, Quebrada Grande, Quebrada Negrito y La Gloria. Nuestro municipio estará en todo momento en coordinación con la AEE en estos trabajos”, se concluyó.

El evento más reciente reportado en la zona ocurrió el pasado domingo con un alimentador en la urbanización Encantada.