Ángel Matos

El representante popular Ángel Matos. >Josian E. Bruno Gómez/EL VOCERO

El representante popular Angel Matos, reafirmó su pedido a la gobernadora Wanda Vázquez de que desista eliminar de la Compañía de Turismo de Puerto Rico (CTPR) y denunció la pérdida de derechos adquiridos de los empleados de la División de Juegos de Azar.

“El corazón que bombea la actividad de casinos en Puerto Rico y son los custodios de millones de dólares que son colectados. Para la CTPR ahora convertida en una división de juego, entrelazados y mezclados con nuevas y cuestionables tendencias. Lo que se ha perdido son derechos adquiridos, se está abusando con el cambio amañado de los planes médicos de estos compañeros en donde de manera indirecta y de manera constructiva destructiva se le resta los salarios, ya que el nuevo plan médico ofrecido es menos en servicios pero, es más caro en el bolsillo de nuestra gente”, afirmó el legislador durante una rueda de prensa en compañía de empleados de la CTPR.

Indicó que la presente administración pretende convertir a la CTPR en una oficina sin relevancia dentro el Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC), para poner en funciones a una Comisión, que ha traído “desasosiego e inestabilidad entre sus empleados”.

Apuntó que la nueva Comisión de Juegos de Puerto Rico violenta los derechos adquiridos de los empleados de la División de Juegos de Azar de la CTPR.

Destacó que desde el pasado 16 de julio los empleados gerenciales y de carrera de la CTPR, adscritos a la División de Juegos de Azar han tratado de comunicarse sin éxito con el director ejecutivo de la Comisión de Juegos de Puerto Rico, José Maymó Azize, para conocer su futuro laboral.

Además, denunció la manera atropellada en que le canceló el contrato de plan médico a cientos de empleados de la CTPR, para acoger un nuevo seguro de salud con mayor aportación, lo que conlleva una reducción en sus salarios.

Mientras, Andy Viera, representante de la División de Juegos de Azar dijo a preguntas de la prensa que cerca de 300 empleados se ven afectados por el cambio en la cobertura del plan médico.

“A los empleados gerenciales de la División de Juegos de Azar se nos está negando el derecho de poder negociar un plan médico a la altura que teníamos anteriormente. La ley 81 especifica claramente que los empleados de la División de Juegos de Azar transferidos a la División de Juegos van a pasar con todos los derechos adquiridos. Nada más lejos de la verdad…estoy emplazando a Maymó que se siente con los empleaos gerenciales y atienda los reclamos de la industria, la industria de casinos está agonizando y la tenemos un un ventilador”, acotó Viera.

Insistió en que se les permita negociar su plan médico.

Mientras, la presidenta de la Asociación de Gerenciales de la CTPR Iranda Rivera, emplazó a la gobernadora a que le devuelva la autonomía a la agencia.

“La CTPR funcionaba con un presupuesto de $115 millones y le daba $4.5 millones al DDEC. No ay razón alguna para que el DDEC absorba a la CTPR cuando la CTPR tiene un presupuesto de $115 millones. Aquí hubo un error, algo a la prisa, a la carrera, que no dio tiempo de reflexionar qué iba a pasar con la CTPR y cuáles eran los intereses que estaban detrás de la CTPR que ha hecho un daño terrible”, sostuvo Rivera.

Señaló que el DDEC no tiene la estructura, ni el andamiaje para absorber la CTPR.

Reacciona Turismo

Por su parte, la directora ejecutiva de la CTPR, Carla Campos, señaló en declaraciones escritas que un grupo de 14 directores de agencia que han servido en 13 administraciones, se reunieron con la gobernadora recientemente para compartirle recomendaciones, a fin de provocar un replanteamiento del rol que ocupa el turismo en la economía de Puerto Rico y la entidad gubernamental que la representa.

“Se hace indispensable que la CTPR pueda continuar operando de manera autónoma, con la atención dedicada que el manejo de la crisis que estaremos enfrentando por los próximos años así amerita. La incertidumbre e inestabilidad que generan los traslados de personal y de responsabilidades a la Comisión de Juegos y al Departamento de Desarrollo Económico y Comercio pone en riesgo la posibilidad de atender con premura, profesionalismo y dedicación al sector turístico de Puerto Rico, máxime cuando atravesamos la peor crisis del turismo en su historia”, señaló.

Instó a Vázquez y a los cuerpos legislativos a considerar implicaciones de esta movimientos y que se tome en consideración las recomendaciones presentadas en pro del sector y de los miles de empleos que dependen del desarrollo turístico de la Isla.