Lisie Burgos

La representante por el Proyecto Dignidad, Lisie Burgos. >Brandon Cruz González/EL VOCERO

Los miembros de la Comisión de Bienestar Social, Personas con Discapacidad y Adultos Mayores de la Cámara de Representantes derrotaron esta mañana la medida que buscaba prohibir los tratamientos hormonales para menores de edad.

El Proyecto de la Cámara 768 de la portavoz de Proyecto Dignidad, Lisie Burgos, fue derrotada en votación 8-1, por lo que no bajará al pleno cameral.

Rechazaron el proyecto el presidente de la Cámara, Rafael “Tatito” Hernández; y los representantes Deborah Soto Arroyo, Héctor Ferrer Santiago, Jesús Manuel Ortiz, José Rivera Madera, Mariana Nogales Molinelli, José “Conny” Varela y José Bernardo Márquez.

Desde el hemiciclo de la Cámara, la representante de Proyecto Dignidad criticó a los demás miembros de la comisión por oponerse a la medida que, según afirmó, protege “el desarrollo físico de toda nuestra niñez de tratamientos hormonales y las mal llamadas cirugías para cambio de sexo”.

“Al haber radicado y apoyado este proyecto, tengo mucha paz. Puedo mirar a los ojos de mis nietos, a los niños y miles de padres responsables con mi frente en alto, tras ser la única por votar a favor de dicha medida”, expresó.

El proyecto proponía enmendar la Ley de Protección de Menores para tipificar como abuso sexual, maltrato o maltrato institucional someter a un menor a tratamientos hormonales o cirugías “para construir la identidad de género no congruente a la genética sexual”. Además, expone a padres o tutores de menores sometidos a estos tratamientos a pena de cárcel de hasta 12 años y una multa de $5,000.

“Arrepentida, jamás. Gracias a Dios, no tengo la conciencia secuestrada por agendas de destrucción y muerte”, concluyó Burgos.