jaresko
La directora ejecutiva de la Junta de Control Fiscal, Natalie Jaresko, pidió a las personas que han recibido indebidamente pagos de Educación, que devuelvan el dinero.

En momentos en que el Departamento de Educación (DE) pudiera quedarse sin fondos para el pago de nómina, la Junta de Control Fiscal reveló que la agencia pagó cerca de $84.2 millones en compensaciones incorrectas a 17,500 empleados, exempleados y retirados por los pasados 13 años.

La directora ejecutiva de la junta, Natalie Jaresko, afirmó que los pagos en exceso responden a la inhabilidad de la agencia de implementar un sistema eficiente de asistencia y nómina. El hallazgo surge de una revisión preliminar que hicieron la semana pasada en Educación.

De acuerdo con Jaresko, la agencia realizó una inversión millonaria en 2007 para adquirir un sistema de asistencia, pero no procuró que fuese implementado correctamente. De hecho, a pesar de que la compra se efectuó hace 13 años, fue recientemente que la agencia configuró el sistema.

“No se trata de un par de errores, o un número que se entró incorrectamente, ni de una información que se entró a destiempo. Lo información que nos dio la agencia revela una falla sistémica en sus procesos que permitió a miles de exempleados recibir dinero que no se ganaron, y que ahora tienen que devolver”, afirmó Jaresko.

Destacó que la plataforma no ajustó los pagos de acuerdo con las ausencias, licencias o tiempo trabajado y continuó efectuando pagos a exempleados, retirados y personas fallecidas. “A lo largo de varias administraciones, el DE no tomó acción alguna para remover empleados, ni tampoco llevó a cabo una contabilidad apropiada de licencias por vacaciones o enfermedad de manera oportuna. Esto es el resultado de un proceso arcaico”, afirmó la directora.

“La nómina se debe pagar solo a los empleados que se han ganado su salario. Cuando un empleado renuncia, se retira o lamentablemente muere, el sistema debe cambiar el estatus de la persona inmediatamente para que también se refleje de manera inmediata en el pago de nómina. Esto no es lo que ha sucedido en la agencia. Esto está pasando en todo el gobierno”, agregó Jaresko.

Según detalla una tabla presentada por el ente fiscal, desde 2007 hasta el presente se han pagado $84.2 millones en exceso a 17,500 personas, de las cuales 15,000 aproximadamente son exempleados. El promedio de sobrepagos indebidos es de $6.7 millones anuales, entre 2007 y 2020. En Educación laboran unas 40,000 personas, que suponen cerca del 40% del total de empleados del gobierno.

“El problema de estas ineficiencias es que se presta para potenciales casos de fraude. Es importante resaltar que esto no se trata de una administración, o un partido político. Es un problema sistémico que va tan atrás como 2007, pero podría ser mucho más, solo que no tenemos la información”, alertó la ejecutiva.

En 2016, Educación pagó $10.1 millones en compensaciones equivocadas, y esta cifra es la más alta en comparación con los demás años. Ese año fue el primero de la exsecretaria Julia Keleher —imputada de fraude y corrupción— al mando de la agencia. Durante su incumbencia, el DE pagó cerca de $30 millones en exceso. Este año, la cifra ya va por $3.1 millones.

Responde Educación

El actual secretario de Educación, Eligio Hernández, defendió que implementó una nueva política de registro de asistencia como acción correctiva inmediata. “Esta nueva directriz pretende que haya una sincronización de los sistemas de asistencia con el área de nómina y contiene las salvaguardas para evitar pagos indebidos de los funcionarios de la agencia”, aseguró.

Educación
Eligio Hernández, secretario del Departamento de Educación. >Brandon Cruz González/EL VOCERO

“Los señalamientos que hace la junta sobre el alegado pago indebido a empleados del DE son parte de los datos que la agencia intercambia con ellos como parte de los trabajos conjuntos que ambas entidades han estado trabajando desde hace meses. Ha habido una total colaboración del DE en la provisión de requerimientos de información”, señaló Hernández.

Asimismo, el titular de la agencia mencionó que desde 2017 se detuvieron los pagos por depósito directo a aquellos empleados que no estaban ponchando, para asegurar que la asistencia se registrara y se procesaran pagos que se ajustaran a las horas laboradas. A pesar de esto, la información apunta a que todavía se siguen enviando pagos con compensaciones erróneas.

En cuanto al sistema de asistencia, Hernández reconoció que llevan 13 años en la transición y que será necesaria una validación y auditoría forense para la certificación final de los balances de los empleados señalados en el proceso. “El DE ha mostrado apertura para que se lleve a cabo la intervención”, afirmó.

A recobrar el dinero

Jaresko hizo hincapié en que Educación ha hecho esfuerzos por recuperar el dinero pagado en exceso, pero solamente han logrado recuperar el 15% del monto total. De acuerdo con la información, queda un balance de recobro de $80,614,784, por lo que la ejecutiva hizo un llamado a los exempleados a devolver el dinero.

Ante la situación, Jaresko ordenó que se implemente de manera inmediata un sistema automatizado de registro de asistencia, que debe ser integrado al sistema de nómina. A su juicio, esta es la única forma de “saber con certeza quién trabajó, quién dejó la agencia, a quién hay que pagarle, y a quién hay que sacar de la nómina, en un tiempo prudente o de forma automática”.

La directora ejecutiva recalcó que la misma situación se replica en otras agencias, por lo que han recomendado que se establezca un sistema automatizado de registro de asistencia en todas las agencias de gobierno. No obstante, hizo hincapié en que al momento solo el Departamento de Hacienda (DH) cuenta con un sistema apropiado.

La situación ha sido dialogada con las autoridades de ley y orden, pero se desconoce si tomarán acción legal contra los secretarios de la agencia que fungieron durante los pasados 13 años.