Pedro Pierluisi

El gobernador Pedro Pierluisi. >Josian E. Bruno Gómez/EL VOCERO

El gobernador Pedro Pierluisi reiteró su oposición a la pena de muerte y dijo que la Fiscalía federal conoce su posición en este asunto.

Ya se anunció que el caso contra Félix Verdejo por el asesinato de Keishla Rodríguez Ortiz podría conllevar una sentencia de pena de muerte, permitida a nivel federal pero prohibida en la Constitución de Puerto Rico.

“En lo de la pena de muerte, es un asunto que mi posición es personal, de toda la vida, desde que perdí a mi propio hermano. Mi posición es en oposición a ese castigo. Entiendo que hay formas de uno retribuir delitos horrorosos como el que acaba de ocurrir sin necesidad de privarle la vida a un ser humano. El gobierno de Puerto Rico no va a estar procesando el caso. Eso le va a corresponder a los fiscales federales, pero los fiscales federales saben cuál es mi posición”, dijo Pierluisi.

“Nuestra Constitución prohíbe la pena de muerte. La política pública tiene que ser a favor de que no se recurra a este castigo extremo”, reiteró.

Verdejo se enfrenta a los siguientes cargos federales: secuestro que resultó en muerte, carjacking que resultó en muerte y matar a un niño no nacido. Por cada uno de los cargos se expone a cadena perpetua, a la pena de muerte, a multas de hasta $250 mil y a cinco años de libertad supervisada.