Inundaciones

A pesar de lo vivido con el huracán María en 2017, y la emergencia provocada por otros eventos naturales que han sacudido el País, el gobierno no corrige sus errores del pasado y sigue demostrando su falta de preparación para atender estos asuntos, opinó Arturo Massol, director de Casa Pueblo.

“Yo creo que después de la experiencia de María, de todos los sufrimientos, muertes y recursos que ha recibido el País, el gobierno parece que no ha aprendido la lección”, dijo.

“Y no solo eso, sino que nos hacen creer en la falsa expectativa de que están preparados, cuando no lo están”, agregó el titular de Casa Pueblo, entidad que alberga un proyecto de autogestión comunitaria que tiene el compromiso de apreciar y proteger los recursos naturales, culturales y humanos.

Hizo referencia a las declaraciones que ofreció José Ortiz, director ejecutivo de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), de que la corporación pública es un sistema “robusto”. Empero, este sistema dejó a miles de abonados de esa agencia a oscuras, incluso antes de que en la Isla se sintieran las primeras ráfagas de la tormenta Isaías. La AEE aguarda por el resultado de las investigaciones de autoridades locales y federales para determinar qué ocasionó la avería que -en medio de la advertencia de una tormenta tropical- tenía en la noche del miércoles sin servicio a un 6.6% de los clientes de la agencia.

“Nos mienten, nos dicen que están preparados y dejan al País a oscuras. El País debe aspirar a una preparación verdadera. Esto es preocupante”, enfatizó Massol. “Uno de los asuntos fundamentales es el asunto de la energía”.

“¿Cómo es posible que las comunidades han ido transformando sus realidades de vulnerabilidad energética con energía solar y el gobierno con tantos recursos y millones de dólares no den muestras de progreso? No quieren cambiar, y la corrupción administrativa, política y privada deja al País en una situación de riesgo mayor”, expuso.

Al descubierto la falta de preparación

La emergencia provocada por el paso de la tormenta Isaías develó -una vez más- la falta de organización y preparación del gobierno para atender un evento como este, coincidió por separado Epifanio Jiménez, quien dirigió el Negociado para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (Nmead).

Y es que a su juicio, eventos con este deben servir como un ejercicio para que el gobierno se organice y le dé continuidad a proyectos de mitigación de desastres naturales.

“Aquí estamos viendo las consecuencias de la falta de recuperación del huracán María, de los toldos que todavía tenemos, de los proyectos de mitigación que no se han hecho”, expresó Jiménez a EL VOCERO, quien dirigió esa agencia de 1993 a 2000 bajo el mandato del exgobernador Pedro Rosselló.

“Deben aprovechar esto como un simulacro. Es lo mismo si es una tormenta platanera o un huracán, porque se ve que para ninguno estamos preparados”, dijo.

Agregó, además, que falta comunicación con los alcaldes. “Hay que establecer una relación directa con los alcaldes, saber qué están pasando, en qué se puede ayudar. La agencia (el Nmead) está para coordinar, no solamente responder a una emergencia”, enfatizó.

Se hizo eco de los señalamientos que Thomas Von Essen, administrador regional de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), le hizo al gobierno, sobre puntos importantes que hay que atender en plena temporada de huracanes. “Lo que dijo el administrador es cierto; no estamos preparados”, dijo.

Falta de personal para atender emergencias que se susciten en cualquier momento; cuestionamientos a la línea de comando para obtener acceso al mandatario en turno; y que a la fecha el gobierno no tiene contratos para ofrecer servicios de teléfono satelital en plena temporada de huracanes son solo algunas de las preocupaciones que levantó Von Essen, en una carta enviada a la gobernadora Wanda Vázquez.

Jiménez también señaló que el Nmead debe volver a ser una agencia separada del Departamento de Seguridad Pública.

Afirma ha habido comunicación

La experiencia que ha tenido Jorge Argüelles, presidente del Centro Unido de Detallistas (CUD), ha sido diferente.

“Yo tengo que decir que es la primera vez que se comunica conmigo el secretario de la Gobernación (Antonio Pabón) para -en un evento como este- decirme que se ponen a la disposición de nosotros, los comerciantes, por cualquier emergencia que suceda”, dijo Argüelles a este medio.

Agregó que le sorprendió que la gobernadora le escribiera posteriormente un correo electrónico con el mismo fin. “Yo entiendo que sí, que ha habido comunicación. Es la primera vez que un funcionario de esa altura, máximo nivel, se pone a esa disposición para ayudarnos por cualquier situación que surja”, puntualizó.

Periodista y asistente en Mesa de Información.