Pierluisi
El gobernador Pedro Pierluisi. >Josian E. Bruno Gómez/EL VOCERO

Tras entrevistar esta semana a los nuevos candidatos, el gobernador Pedro Pierluisi anticipó ayer que “en estos días” estará haciendo nuevas designaciones correspondientes a puestos “que no son de gabinete como tal, pero que requieren confirmación del Senado”.

En entrevista con EL VOCERO, Pierluisi informó que se trata de siete u ocho funcionarios. Estas nominaciones abarcarían, por ejemplo, la Compañía de Turismo de Puerto Rico (CTPR), la Autoridad para el Financiamiento de la Vivienda (AFV), la Autoridad de Carreteras y Transportación (ACT) y la Oficina del Comisionado de Instituciones Financieras (OCIF).

Añadió también a la Oficina para el Desarrollo Socioeconómico y Comunitario (Odsec) y la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción (Assmca). “Esos son los que estoy haciendo todo lo posible por tener designados antes del comienzo de la Asamblea Legislativa (el próximo lunes).

Si se quedara alguno, lo que sucede es que entonces yo puedo designar a la persona, pero no puede asumir el cargo hasta que sea confirmado”, indicó.

Aunque reconoció que hay otros puestos que están pendientes de designación, Pierluisi señaló que no estarían sujetos a confirmación de la Legislatura. La práctica del gobernador ha sido no solo designar nuevos candidatos, sino dejar en sus respectivos puestos a los actuales jefes de agencia. Ayer, el primer ejecutivo confirmó a este medio que el martes pasado estuvo entrevistando a varios candidatos.

“Tuve múltiples reuniones con candidatos y candidatas a puestos en el gobierno. Estoy haciendo todo lo posible por terminar todas las designaciones que estarían sujetas a confirmación del Senado para que ocurran antes de que comience propiamente la Asamblea Legislativa”, afirmó.

Supremo y Contralor

En cuanto a la designación al Tribunal Supremo y a la Oficina del Contralor, Pierluisi señaló que “tan pronto como sea posible lo que voy a hacer es comunicarme con el presidente del Senado tan pronto tenga un candidato o candidata para el Tribunal Supremo, para pedirle que lo evalúe o la evalúe y me deje saber si tiene objeción. Hago esto sabiendo que el presidente no podrá en ese momento comprometer a su delegación, pero quiero contar con la bendición del presidente del Senado antes de hacer la designación”.

Respecto a la contraloría, añadió que lo que hará es comunicarse con los nuevos presidentes del Senado y de la Cámara con el mismo propósito. “Es decir, que me den su visto bueno desde su punto de vista”, manifestó.