El nombramiento de Javish Collazo Fernández como comisionado del Negociado de Bomberos de Puerto Rico parecería estar en aprietos luego de que la Comisión de Nombramientos del Senado recibiera el testimonio de al menos tres ciudadanos que objetan su alegado mal carácter y temperamento en el escenario laboral y cuestionan el efecto que esto tendría si el funcionario se posiciona en la alta jerarquía de esa dependencia.

Carmen Torres Mulero, técnica de administración en el municipio de Cataño, narró que trabajó con Collazo Fernández en 2018 mientras este fungía como director de Recursos Humanos y director de Seguridad del municipio. “Cuando supe que iba a ser el comisionado de Bomberos no lo podía creer, pues tendrá preparación, habrá hecho política, pero la calidad humana que considero es lo más importante, no la tiene”, expresó.

Señaló que Collazo Fernández la trasladó a otro puesto que ella no quería y que, supuestamente, este lo hizo con mala actitud.

“El señor Collazo tiene un carácter volátil y cabe señalar que él también era el director de Seguridad y quería sentirse con mucho poder sobre mí. Es triste que me haya dicho que me sacaría con seguridad siendo yo una persona tranquila y en mis años de servicio nunca he tenido ningún problema, su actitud hacia mi diciendo esas palabras fue de un verdadero monstruo y no me gustaría que nadie pase por lo que yo pasé, ya sea mujer u hombre”, expresó Torres Mulero en vista pública.

Carmen Torres Mulero

Carmen Torres Mulero, técnica de administración en el municipio de Cataño, narró que trabajó con Collazo Fernández en 2018 mientras este fungía como director de Recursos Humanos y director de Seguridad del municipio.

Iván Rivera Rivera, inspector 1 del Negociado de Bomberos, sometió una ponencia en la que exhortó al Senado a repasar la trayectoria y la ejecutoria. “En un pasado viví en carne propia lo que es el hostigamiento, la persecución laboral, y las humillaciones provenientes de este señor, siendo yo su subordinado en la agencia de Bomberos para la que llevo laborando 17 años”, expresó.

Narró experiencias de 2009 cuando enfrentó problemas tras supuestas acusaciones falsas e insultos en su contra por parte de Collazo Fernández cuando este dirigía la academia de Bomberos. Esa situación, según contó, se elevó a nivel de una querella ante la Comisión de Relaciones del Servicio Público y ese ente resolvió en 2014 que no podía ser supervisado por el nominado en ningún momento presente o futuro.

“No tengo la menor duda por experiencia que el Sr. Javish Collazo no cuenta con el temple y el autocontrol para llevar las riendas de una agencia de seguridad como el Negociado de Bomberos”, expresó.

Mientras que John Méndez, quien trabaja hace 17 años como bombero y al presente es sargento en la zona de Aguadilla- Mayagüez, expuso que solicitó un traslado, petición que no ha sido atendida.

Mencionó que no aparece en el registro del trabajo para el proceso de traslado y tampoco lo atienden en la oficina de Recursos Humanos a nivel central. Señaló que se siente perseguido políticamente.

“Me siento perseguido políticamente y es la única razón por la que yo entiendo que tomó esa decisión (de no trasladarlo) y por eso estoy aquí. Si él aspira a ocupar ese cargo, pues tiene que resolver esos asuntos que bajo ningún concepto pueden suceder”, dijo.

Quiere conocer las dos caras

Tras finalizar la breve vista, el presidente del Senado, José Luis Dalmau, dijo que la Comisión de Nombramientos buscará escuchar todas las partes.

“Son ponencias y agradezco su comparecencia, pero ahora si me pregunta por el nominado pues toda esa información será parte del expediente. Los compañeros lo evalúan y después votarán en la comisión”, expresó Dalmau.

Dijo que no celebrarán más vistas con ponencias de ciudadanos y que la próxima sería la citación del nominado al Senado. No obstante, el líder senatorial no precisó cuándo será la vista pública para atender el nombramiento de Collazo Fernández.

La audiencia contó con la participación de los novoprogresistas William Villafañe, Gregorio Matías y Henry Neumann.

Villafañe comentó que “estamos hablando de unos cuestionamientos a su carácter y su temperamento. Hay una evaluación psicológica que se realiza a todos los nominados, el equipo técnico de la Comisión de Nombramientos que también nosotros tomamos en consideración. Claro, siempre consideramos todas estas participaciones y le damos el peso que amerita, pero esto es una cara de la moneda, tenemos que ver cuál es la otra cara de la moneda”.

Mientras que Neumann opinó que las denuncias realizadas por los ciudadanos “son bien serias”.

"Si me preguntan a mí en un momento dado le diría que hay un problema de carácter sin duda alguna que ya se repite en varios de los planteamientos que se han hecho con personas que han trabajado con él. No se duda de su capacidad en términos de preparación, pero en el manejo de personal que él supervisa sin duda alguna hay un cuestionamiento relacionado con el trato que da a sus compañeros de trabajo y para mí eso es de vital importancia”, sostuvo.

Periodista destacada en la Legislatura de Puerto Rico.