UPRRP, UPR, Universidad de Puerto Rico, Manifestacion

El Plan de Ajuste le asigna a la UPR solo $500 millones por los próximos cinco años. >Archivo / EL VOCERO

En al menos 10 de los 11 recintos y unidades de la Universidad de Puerto Rico (UPR) se han organizado plenos —por y para los estudiantes— para educar a los alumnos sobre el Plan de Ajuste de Deuda y su efecto en la institución, que ha sufrido recortes presupuestarios por cuatro años consecutivos.

El Plan de Ajuste, encapsulado en el Proyecto de la Cámara (1003), tiene ramificaciones en todo el País. Pero ha preocupado a la comunidad universitaria porque asigna solo $500 millones a la UPR por los próximos cinco años.

Según el representante estudiantil a la Junta Universitaria, Luis Jiménez, “el Proyecto 1003, que es el supuesto plan para salir de la deuda, deja a la UPR con 500 millones de dólares por cinco años, la mitad del ingreso que necesita para operar, y no permite que se suba el presupuesto. Ahora mismo, los recintos están operando en déficit, porque la mayor parte del presupuesto se va en nómina”.

Los plenos estudiantiles tienen un propósito estrictamente informativo, ya que es donde los alumnos aclaran dudas y trazan estrategias de futuros pasos a seguir. Debido al procedimiento parlamentario, es en las asambleas donde se toman decisiones como paros y huelgas o desde donde se elabora una postura oficial a nombre del estudiantado de un recinto o unidad.

“Estos plenos nos están ayudando a reactivar la comunidad estudiantil, porque la lucha que estamos dando con el 1003, que tiene que ver con la UPR, es algo que afecta a todo el País”, exclamó Jiménez, quien estudia en la UPR, en Arecibo.

Jiménez destacó que la preocupación general entre los estudiantes, según manifestada a través de los plenos, es el PC 1003 y la inacción legislativa en torno al proyecto de Reforma Universitaria, medida que cuenta con el aval de estudiantes, profesores y empleados, pero que no se ha aprobado en la legislatura.

La presidenta interina de la UPR, Mayra Olavarría, ha objetado la asignación de $500 millones y urgió a la Legislatura a que aumente la asignación a al menos $650 millones. Sin embargo, los representantes estudiantiles entienden que eso no es suficiente.

“Necesitamos más; necesitamos volver a la fórmula del 9.6 porque la universidad está en déficit. El próximo año fiscal son 23 millones de dólares que nos recortan y va a llegar a un punto que vamos a estar operando con 380 millones para la UPR. El problema de eso es que, básicamente, se va en los tres recintos grandes, que son Ciencias Médicas, Río Piedras y Mayagüez, porque cada uno de ellos básicamente necesitan 100 millones para operar”, exclamó Jiménez.

Para Juan Luis Rodríguez, presidente del Consejo General de Estudiantes de Cayey, no bastan los $500 millones.

“No es suficiente, definitivamente no lo es. La UPR necesita más cantidad de dinero para poder operar. A lo mejor pueden subir a 650 ahora, pero ¿quién nos garantiza que en un par de años no vuelvan a bajar la cantidad? Algunos recintos están operando con fondos federales del covid-19. Ya nos estamos quedando poco a poco inoperantes en distintos servicios”, aseguró Rodríguez.

El líder estudiantil indicó que los presidentes de los consejos de estudiantes le pidieron a Olavarría que les sometiera un memorial explicativo sobre sus posturas en torno al Proyecto 1003. Y le solicitaron un receso académico para el lunes, 18 de octubre.

Ese es el día que el presidente de la cámara baja, Rafael “Tatito” Hernández, fijó para atender el Proyecto 1003, que recibió enmiendas en el Senado. También es la fecha cuando que varios grupos, como los pensionados, se manifestarán en el Capitolio en contra de la medida.