Costa Sur

La planta Costa Sur de la Autoridad de Energía Eléctrica.

A poco menos de cuatro meses de que la termoeléctrica Costa Sur quedara inoperante, la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) confirmó que el aumento en contagios por coronavirus (Covid-19) y el recrudecimiento de las medidas para mitigar la situación podrían frenar los trabajos de reparación indefinidamente.

El terremoto de magnitud 6.4 que sacudió el pasado 7 de enero la región suroeste de la Isla ocasionó severos daños estructurales a la central eléctrica ubicada en Guayanilla. Desde entonces se mantiene apagada y los trabajos de reparación estaban supuestos a culminar en agosto.

En una conferencia con el Negociado de Energía, el director de reestructuración y asuntos fiscales de la AEE, Fernando Padilla, afirmó que la pandemia puede cambiar el rumbo de las reparaciones de la Unidad 5 de Costa Sur. Esta resultó con daños menores en comparación con la Unidad 6.

“Es un riesgo que se está contemplando según estamos evaluando la proyección de los trabajos y la coordinación de estos. Sí, lo tenemos en consideración y es un riesgo que podría causar atrasos en las fechas de trabajo. Estamos tratando de mitigar el riesgo que representa”, enfatizó Padilla.

Ante la posibilidad de que no se pueda cumplir con esta reparación y la de la Unidad 2 de la Central Aguirre, en Salinas, previo al aumento en demanda energética que proyectan para el verano, la corporación pública busca instalar generadores temporales a un costo $70 millones para que el servicio eléctrico no se vea interrumpido.

A prepararse para alta demanda

El director de generación de la AEE, Daniel Hernández, defendió la millonaria transacción y sostuvo que da paso a que la corporación pública pueda prepararse eficientemente para la temporada de mayor demanda. La contratación de los generadores ha generado controversia entre organizaciones que alegan que se ha negociado a puerta cerrada y que el contrato podría elevarse a más de $1,000 millones.

“Tenemos que prepararnos para estos meses (mayo a agosto) y no se puede considerar como una garantía que las unidades de Aguirre 2 y Costa Sur 5 van a estar disponibles. Como es algo previsible, la autoridad no puede esperar a que llegue el término de mediados de julio para añadir generación”, enfatizó Hernández.

Hernández aclaró que la instalación de los generadores temporales podría tomar hasta un máximo de 50 días, que harán disponibles unos 500 megavatios y que se distribuirán entre nueve plantas de la AEE.

Las posturas de los funcionarios contradicen la versión del director ejecutivo de la AEE, José Ortiz. La pasada semana, el ejecutivo aseguró que para julio comenzarían las pruebas en la Unidad 5 de Costa Sur y que añadirían 1,000 megavatios de capacidad que estarían disponibles para la temporada alta.

Ortiz también había señalado que los arreglos de Costa Sur ascenderían a $40 millones, pero Padilla aclaró en la conferencia de ayer que los informes recientes señalan que tendrá un costo de $25 millones.

Explicó, además, que tanto la Agencia Federal para Manejo de Emergencias (FEMA) como las aseguradoras asumirán el 82.5% de los gastos.

Por otro lado, Padilla enfatizó que las reparaciones que se están haciendo son para devolver la Unidad 5 al estado en que se encontraba previo al terremoto y no para hacerla más resistente o resiliente. En caso de otro evento catastrófico, aceptó que el sistema podría colapsar nuevamente.

Tags