vr-05-29-004beatrizdiazft.jpg

Beatriz Díaz Vázquez (al centro) participó de la ceremonia de juramentación de su madre, la gobernadora Wanda Vazquez. >Archivo/EL VOCERO

Aunque las hijas de la gobernadora Wanda Vázquez han participado en algunas actividades organizadas por la Oficina de la Primera Dama, esta dependencia se ha convertido más en una de servicios y asesoría a la primera ejecutiva, sin una figura que asuma el rol de primera dama de la Isla.

Marilú Cintrón Casado dirige esta oficina desde el 1ro de octubre de 2019. Según dijo, tienen ahora varios proyectos de servicio directo y asesoría a la gobernadora.

“Es una oficina de servicio, de asesoría. Es una oficina activa. No estamos haciendo mucho escándalo por ahí ni tomándonos fotos porque nuestro trabajo es uno directo con la gente. Hemos estado colaborando con el Departamento de la Familia, con personas envejecientes que no tienen recursos familiares y que están solas en este momento”, explicó.

“Hemos estado creando alianzas con el Departamento de la Familia para reubicar a estas personas en hogares de cuido prolongado, donde puedan estar seguros y servidos. Nos mantenemos muy activos. A lo mejor no estamos muy expuestos, pero es porque vamos directamente al servicio”, sostuvo Cintrón.

La dirección de la Oficina de la Primera Dama —que es una entidad que trabaja desde La Fortaleza, adscrita a las funciones del gobernante— le ha tocado por años a las esposas de los gobernadores. Bajo la gobernación de Sila Calderón —la primera mujer gobernadora— la labor recayó en sus hijas, Sila Mari y María Elena González.

En tiempo reciente, las primeras damas han asumido proyectos bandera, como la esterilización de mascotas en el caso de Beatriz Rosselló, fomentar la lectura como hizo Luisa Gándara, o la siembra de huertos caseros, como hizo Wilma Pastrana, quien incluso fomentó la siembra en los jardines de La Fortaleza. El huerto ya no existe.

Cada vez que un gobernante sale de La Fortaleza, no solo se pinta un óleo del exgobernador o exgobernadora, sino que hay también un salón en la mansión ejecutiva con cuadros de todas las primeras damas que ha tenido la Isla.

En todas las campañas políticas se discute qué hacer con esta oficina y cuáles deben ser las funciones de la esposa o esposo del gobernante. Más de una vez se ha propuesto eliminarla. De hecho, cuando Pedro Pierluisi asumió brevemente la gobernación, uno de sus primeros anuncios fue que eliminaría esa dependencia.

Cuando Vázquez juramentó al cargo en agosto del año pasado, surgió la pregunta de quién asumiría la dirección de la Oficina de la Primera Dama. La mandataria dejó saber entonces que sus hijas, Beatriz y Stephanie Díaz Vázquez, realizarían gestiones con esta dependencia de manera voluntaria.

Cintrón aseguró que ambas han colaborado en actividades y de manera voluntaria.

“Nos han acompañado en actividades públicas, como el impacto que tuvimos por la salud de Vieques, colaboraron activamente en la entrega de juguetes en enero, en los impactos que realizamos en las comunidades luego de los terremotos”, afirmó. “Físicamente no están aquí, pero sí colaboran y nos dan su insumo”, agregó Cintrón.

Agenda llena

La directora de la oficina indicó que tienen varios proyectos pendientes, como los cambios de zonificación, el manejo de la pandemia de Covid-19 y una campaña de orientación para ayudar a los padres y madres en el regreso a clases, particularmente si se retoma la educación a distancia.

“La Oficina de la Primera Dama tradicionalmente es ocupada por la esposa del gobernador. No obstante, también el título de primera dama se da de modo independiente a las funciones de esta oficina. En este momento esta oficina ha evolucionado y es una oficina que da servicio y ofrece asesoría en diferentes temas”, explicó Cintrón.

“Damos asesoría a la gobernadora en asuntos que tienen que ver con áreas sociales, áreas del desarrollo de la familia o de los individuos y a eso nos dirigimos”, añadió.

La funcionaria defendió la permanencia de esta entidad, que cuenta ahora con siete empleados, tres de los cuales están por destaque de otras agencias.

“Nuestro concepto es el de ofrecer un servicio. El título de primera dama es un título, pero la función de la oficina es independiente de este título. Hay que seguir sirviendo a la gente”, sostuvo Cintrón.