FEMA

A pesar de que han transcurrido poco más de tres años desde que los huracanes Irma y María destrozaron el sistema eléctrico de Puerto Rico, un informe de la Oficina de Contabilidad Gubernamental (GAO, por sus siglas en inglés) reveló que aún no se ha aprobado ningún proyecto para la recuperación a largo plazo de la red energética.

Según se desprende del informe de la GAO, la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) y el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD, por sus siglas en inglés) no han dado luz verde a los proyectos para la recuperación de la red de energía eléctrica a largo plazo, como tampoco han brindado claridad a las entidades locales sobre cómo se financiarán esas obras.

La situación se da en medio del proceso de transición del sistema de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) al consorcio LUMA Energy, que deberá operar, administrar, mantener, reparar y restaurar la red eléctrica de la corporación pública por 15 años a un costo de $1,500 millones. La empresa contratada está supuesta a trabajar directamente con FEMA y HUD para movilizar eficientemente las ayudas federales asignadas a los sistemas de generación de energía.

El informe sostiene que, dado el extenso daño a la red eléctrica, se requerirá la reconstrucción de una parte significativa del sistema de generación, transmisión y distribución. En julio de 2019, Puerto Rico presentó su Plan de Modernización de la Red Eléctrica, que incluía alrededor de $20,300 millones en inversiones para reconstruir y modernizar el sector energético. Hasta ese momento se habían asignado $3,900 millones para reparaciones parciales.

“Los huracanes Irma y María dañaron la red eléctrica de Puerto Rico y provocaron el apagón más largo en la historia de Estados Unidos. Pasaron aproximadamente 11 meses después de los huracanes para que se restableciera la energía. Desde que se restableció el servicio de electricidad, las entidades locales han asumido la tarea a largo plazo de reparar lo destruido”, reza el informe.

Fondos no fluyen

Recientemente, FEMA aprobó $9,459 millones en nuevas asignaciones para rehacer la red eléctrica de la Isla. Estos son independientes a los $2,000 millones que se invirtieron tras el paso de María y los $1,932 millones que el Congreso asignó bajo el programa de desarrollo comunitario para atender desastres (CDBG-DR) y que aún no se han desembolsado.

No obstante, la GAO alertó que a pesar de que FEMA hizo pública la disposición del dinero para la reconstrucción para el sistema energético, la agencia federal no está al día en el proceso de aprobar fondos para proyectos, por lo que no puede aprobar el financiamiento para la reconstrucción de la red eléctrica de Puerto Rico.

La situación podría trastocar la transformación del sistema eléctrico a uno renovable, así como las métricas con las que debe cumplir LUMA Energy. De acuerdo con la Ley de Política Pública Energética de Puerto Rico (Ley 17 de 2019) que promulgó el entonces gobernador Ricardo Rosselló, se debe alcanzar la generación de un 40% de energía renovable para 2025, un 60% para 2040 y un 100% para 2050.

Ignoran recomendaciones

Por otro lado, la GAO recalcó que el pasado año hizo tres recomendaciones a FEMA y dos a HUD para abordar los desafíos que identificó que podrían afectar la reconstrucción de la red eléctrica del País. Según detalla, a octubre de este año FEMA solo había implementado una de las recomendaciones y otras dos de manera parcial, mientras que HUD no puso en marcha nada de lo recomendado.

FEMA debía establecer -en coordinación con varias entidades federales y locales- un mecanismo que facilitara la toma de decisiones y el intercambio de información; un acuerdo con el Departamento de Energía federal (DOE, por sus siglas en inglés) para aclarar cómo las agencias consultarán sobre los esfuerzos de recuperación y proporcionar información clara por escrito a la AEE y al gobierno local.

Mientras, a HUD se le había exigido establecer plazos y un plan para la publicación del proceso de subvención y los requisitos para el financiamiento de fondos CDBG-DR disponibles para mejoras a la red eléctrica.

“Hasta que HUD y FEMA implementen las recomendaciones de la GAO, persistirá la incertidumbre sobre cómo y cuándo procederá la financiación federal para la recuperación de la red a largo plazo. En particular, no está claro cómo las fuentes de financiamiento disponibles apoyarán las medidas para mejorar la resiliencia de la red a los huracanes”, enfatiza el informe.

La GAO hizo hincapié en que FEMA ha tomado algunas medidas que abordan parcialmente sus recomendaciones y que ha respaldado algunos avances en la recuperación de la red energética de la Isla.

El documento agrega que los fondos de HUD podrían complementar las asignaciones de FEMA. Sin embargo, HUD tiene que establecer las condiciones para hacer uso del dinero y según supo EL VOCERO proyecta publicar los requisitos en el primer trimestre del año fiscal 2021.

Este medio solicitó una reacción de la AEE y de FEMA al informe, pero al cierre de esta edición no se recibió respuesta alguna.