Senadores PPD

Nota del editor: Primera historia sobre los aspirantes al Senado por acumulación.

La contienda primarista en el Partido Popular Democrático (PPD) va más allá de la gobernación. En el Senado, son 12 los aspirantes que buscan ocupar una silla por acumulación, pero solo seis podrán figurar en la papeleta de las elecciones generales el próximo 3 de noviembre.

Los aspirantes populares compartieron con EL VOCERO sus ambiciones, propuestas y su visión de lo que debe cambiar en la Asamblea Legislativa el próximo cuatrienio.

1. Ada Álvarez Conde

Ada Álvarez

— ¿Por qué cree debe ser elegida por los electores?

“Me diferencia que no necesito hacer promesas sin haber puesto la acción donde pongo la palabra. Son 14 años de trabajo por las comunidades y abogar por política pública que tome en consideración la crisis social que tenemos, se trata de propuestas, de visión para el Puerto Rico que queremos en el futuro y la garantía del trabajo duro los cuatro años, con todos los municipios, y no desaparecer una vez tenga el puesto. Me debo al pueblo”.

— ¿En qué estarán enfocados sus primeros proyectos legislativos?

“Justicia, salud y economía. Prevención de la violencia, desarrollo de la economía local, apostar a la agricultura, educación emocional y presupuesto en las escuelas y la garantía de visitas distritales para atender todas las regiones de Puerto Rico. Una solución a los problemas”.

— ¿Qué cree que debe cambiar en la Legislatura?

“Debe cambiar cómo abordamos la deuda, debe auditarse. Debe aprobarse una segunda vuelta y limitar tiempo de estar allí. De mi parte en acumulación, es ser presente, fiscalizar y proponer. No enamorarse del mármol, porque la política está en la calle”.

2. Aníbal José Torres

Aníbal José Torres

— ¿Por qué cree debe ser elegida por los electores?

“He sido fiel a mi vocación y sé que he servido bien a mi país. No han sido en balde los conocimientos y experiencias adquiridas en las diferentes posiciones que he ocupado en el servicio público. He rendido cuentas al pueblo sobre mis acciones como servidor público, como debe esperarse de todo líder transparente, dedicado y confiado en que quiere, puede y anhela continuar sirviendo a su Patria”.

— ¿En qué estarán enfocados sus primeros proyectos legislativos?

“Mi misión en la Asamblea Legislativa predica en mi firme creencia en el gobierno bueno y limpio. El primero de mis deberes será ejercer a capacidad la función fiscalizadora que la Constitución me impone, asegurando el cumplimiento con la política pública y velando por la transparencia en los procesos de gobierno, el buen uso de fondos públicos; asegurarme que el bien común es el principal objetivo de gobernar. En armonía con lo anterior, veo la función legislativa como una dinámica, dónde hay un deber de informar y mantener a la ciudadanía al tanto de lo que ocurre en el quehacer de gobierno. Finalmente, asegurándome que cada propuesta legislativa se atiende con el cuidado, compromiso y la seriedad que requiere el legislar y promover reglas que afectan el diario vivir. Todo lo anterior incluye el promover reglas y procesos que promulguen la participación ciudadana en el quehacer legislativo; el asegurar que cada acción legislativa esté estrechamente vinculada a la obligación para con el pueblo representado.

En lo que concierne a propuestas de legislación en particular, además de enfocarnos en todo aquellos que implique una rehabilitación de nuestra capacidad productiva y de crecimiento económico, estaré promoviendo todo lo que implica los principios que implica la representación del Partido Popular Democrático, que no es otra que volver a encaminar a esta bendita tierra por una ruta de justicia social, prosperidad, paz y una dedicación absoluta a enaltecer la dignidad de cada puertorriqueño”.

— ¿Qué cree que debe cambiar en la Legislatura?

“Cuando hablamos de cambios en la Legislatura debemos ser cuidadosos para diferenciar lo que son estilos personales o partidistas, de lo que es el modelo y la forma de gobierno que mantenemos en Puerto Rico. La misión encomendada en nuestra Constitución, nos obliga a hacer todo lo que sea necesario para el más pleno y firme ejercicio de los deberes de legislar, informar y fiscalizar. La Asamblea Legislativa tiene que ser responsiva a los principios democráticos sobre los cuáles está predicado nuestro ordenamiento social, las reglas de convivencia. Todo lo anterior se cumple al trabajar incansablemente por armonizar todo lo que sea necesario para devolver el respeto de la ciudadanía por sus instituciones; al promover mayor participación de la comunidad en el proceso legislativo, en la mayor y más amplia publicidad de sus procesos; en volver a recordar a todos que cada uno de los senadores y representantes, somos servidores públicos y que nos debemos a quienes representamos”.

3. Brenda López de Arrarás

Brenda López de Arrarás

— ¿Por qué cree debe ser elegida por los electores?

“Debo ser elegida entre uno de los seis candidatos del PPD al Senado por Acumulación porque como Vicepresidenta y legisladora del PPD he trabajado en defensa de las causas de justicia social. Mi récord público ha sido claro en la defensa de la educación pública, de la agricultura, de la cultura y de la rehabilitación de nuestros confinados, entre otros temas. El País conoce mi compromiso, entrega y responsabilidad como servidora pública”.

— ¿En qué estarán enfocados sus primeros proyectos legislativos?

“Nuestros proyectos continuarán enfocados a fortalecer el sistema de educación pública, la defensa de nuestros niños, el bienestar social, la protección de nuestros terrenos agrícolas y nuestra seguridad alimentaria. Volveremos a trabajar iniciativas encaminadas a la rehabilitación de nuestros confinados. Trabajaremos el tema de los hogares de cuido que necesita atención urgente en términos de lograr mayor estabilidad y protección del menor. Respaldaremos nuestra cultura, encaminando iniciativas para el apoyo de la producción local, nuestro talento y patrimonio cultural”.

— ¿Qué cree que debe cambiar en la Legislatura?

“En primer lugar, la Legislatura necesita un cambio de visión del verdadero Puerto Rico, para que pueda identificar las necesidades reales de los puertorriqueños y que eso se traduzca en una legislación más sensible en búsqueda de las soluciones. Debemos procurar llegar a consensos entre todas las delegaciones que nos permite llevar un derrotero en común como país. La imposición de medidas y soluciones sin esta visión solo nos lleva a divisiones y pugnas que no contribuyen al bienestar común. Mi récord es consistente con esta forma de pensar, he votado a favor de iniciativas que entiendo que son buenas para el País, aun no siendo de mi partido. También hemos señalado cuando hay que hacerlo. Darle una Legislatura honesta es un ejercicio diario en la toma de decisiones, que sea firme en contra de la corrupción y los amiguísimos. Si comenzamos por cambiar de forma positiva esos valores lograremos un mayor respeto hacia nuestra Legislatura”.

4. José Luis Dalmau

José Luis Dalmau

— ¿Por qué cree debe ser elegida por los electores?

“He sido una voz en el Senado impulsando cambios al sistema de salud, apoyando a los policías, maestros y veteranos. Promoviendo la agricultura y defendiendo los incentivos para pequeños y medianos comerciantes. Esa experiencia la pongo a disposición de los electores para continuar trabajando por mi país”.

— ¿En qué estarán enfocados sus primeros proyectos legislativos?

“Salud, Educación y Desarrollo Económico. Promover un plan integral de salud con énfasis en la prevención y que incluya un nuevo organigrama en salud, cobertura, pagos, récord electrónico y vigilancia epidemiológica. Escuchar las propuestas de los distintos sectores de la educación y ponerlas en marcha. Establecer los mecanismos para que todos los sectores, comercio, industrias, agricultores, la academia, establezcan el desarrollo económico para el futuro de Puerto Rico”.

— ¿Qué cree que debe cambiar en la Legislatura?

“Abrir sus puertas al pueblo, a la academia, a los distintos sectores, a las ideas. Los parlamentos son para discutir y debatir esas propuestas. Buenos proyectos deben estar apoyados por la participación de los que después van a hacerlos realidad. Debe tener un reglamento más dinámico a la participación del pueblo. Para hacerlo, invito al pueblo a que vote por nuestros candidatos y nos permita ser la mayoría que pueda enfrentar los retos que tiene el País”.

5. Juan Zaragoza Gómez

Juan Zaragoza

— ¿Por qué cree debe ser elegido por los electores?

“En mi caso particular, considerando la encrucijada histórica en la cual estamos como país (crisis financiera, quiebra, etc), le presento a los votantes una hoja de vida compuesta por experiencia mayormente gerencial y financiera, tanto en la empresa privada como en la esfera gubernamental. Considerando los retos financieros que estamos enfrentando y que nos esperan, considero que esa experiencia, particularmente mis años en el Departamento de Hacienda como Secretario, serían de gran utilidad no solo para enfrentar, sino para buscarle soluciones prácticas y viables a esos retos.

Por otro lado, y más allá de la experiencia laboral le ofrezco a los votantes continuar con mi estilo claro, directo y sin rodeos de presentarle los problemas y posibles soluciones al País. Además, mi compromiso, según demostrado durante mi incumbencia en Hacienda, es no dejar nublar mi juicio por consideraciones partidistas y mantenerme firme en mi convicción que, sobre todas mis lealtades, esta mi lealtad al pueblo de Puerto Rico”.

— ¿En qué estarán enfocados sus primeros proyectos legislativos?

“Son muchas mis áreas de interés, pero me parece que a corto plazo me estaría enfocando en las siguientes áreas:

La creación de un nuevo Código Anticorrupción dirigido a fortalecer la capacidad del Gobierno en la prevención, detección y penalización de los que le traicionan la confianza al País y de sus contrapartes en la empresa privada.

Aprobar legislación para la auditoria de la deuda. Aun cuando una parte substancial de la deuda haya sido negociada, es necesario determinar si alguna porción restante es invalida y sobre todo aclarar el tracto de eventos que dieron pie a dicha acumulación, compuesto por malas prácticas, actos irresponsables, etc. y exigir cuentas a los responsables.

Aprobar legislación para hacer compulsoria la preparación del Presupuesto del Gasto Tributario. Esta herramienta que se originó durante mi incumbencia en Hacienda y que tiene como objetivo cuantificar las cientos de exenciones y tratos preferenciales en nuestras leyes contributivas, se completó y simultáneamente se archivó como otro tantos estudios que se han hecho en este país. La legislación ira destinada a requerir que, como parte del proceso de aprobación anual del presupuesto, se someta a la consideración de la Legislatura este informe cuantificando el uso de fondos públicos para subsidiar industrias y actividades, de tal forma que se pase juicio anualmente de la necesidad como política pública de continuar con cada uno de esos subsidios.

Promoción de una cultura de medición y publicación de resultados: el establecimiento del requisito por agencia para el establecimiento de unas métricas para medir el funcionamiento efectivo de estas y su progreso hacia las metas estratégicas. Esto requerirá también la publicación periódica en un Portal Gubernamental a crearse donde todo el País tendrá acceso a la Información.

A mediano y largo plazo estaré trabajando legislación atendiendo las siguientes áreas: Fortalecer las pequeñas y medianas empresas en Puerto Rico; volver al concepto de Escuela Abierta (hasta por lo menos las 5 de la tarde) para ofrecerle un currículo más amplio de actividades a nuestros niños y permitir que las madres custodias de estos puedan trabajar a tiempo completo; y revisar la estructura del Plan de Salud del Gobierno para aumentar la eficiencia, reducir costos innecesarios y establecer la plataforma para poder transicionar a un seguro de salud universal a largo plazo”.

— ¿Qué cree que debe cambiar en la Legislatura?

“Puerto Rico ha sufrido progresivamente en las pasadas décadas de un desmantelamiento de su estructura gubernamental. Uso la palabra desmantelamiento para capturar un proceso de achicamiento o reducción desordenado y sin objetivos. Esto ha provocado que nuestro andamiaje institucional este compuesto por agencia en su mayoría disfuncionales, que con dificultad no son capaces ni tan siquiera de proveer los servicios básicos que de estas se requiere. Esta incapacidad se ve en tiempos de tranquilidad y se magnifica en momentos de crisis como huracanes, pandemias y terremotos.

Desde el punto de vista gerencial se ha demostrado que no existe Plan de Trabajo, Programa de Gobierno o Plan Estratégico que pueda llevarse a cabo si no existe la infraestructura gubernamental necesaria en forma de instituciones funcionales, ágiles y productivas.

Estoy convencido esta situación de deterioro requiere de varias cosas de parte de la asamblea legislativa, en particular el Senado:

Una mayor rigurosidad en la aprobación de nombramientos para dirigir las agencias, ya que contrario al pasado, donde se escogían personas que solo pudieran mantener el barco a flote, ahora necesitamos un grupo de personas que puedan reconstruir agencias desmanteladas y atemperarlas a las necesidades de un nuevo Puerto Rico. Este proceso de rigor no solo se debe limitar al jefe de la agencia, sino que se le debe requerir a este que le presente al País un grupo de ayudantes, que más allá de la lealtad partidista que en muchas ocasiones es lo único que se requiere, tengan las herramientas para reconstruir las agencias. Para facilitar este cambio es necesario que la Comisión de Nombramientos esté compuesta por personas con la experiencia gerencial y gubernamental necesaria para poder aquilatar los atributos de los candidatos presentados.

Cónsono con lo anterior, y salvaguardando las fronteras del poder ejecutivo y el legislativo, estoy convencido que la Legislatura tiene que ejercer un mayor grado de fiscalización y seguimiento de las operaciones diarias de las agencias y la consecución de las metas programáticas y estratégicas. Esto no conlleva la imposición de programas de trabajo a las agencias, sino la comunicación de estos al País a través de la Legislatura y el rendimiento periódico de cuentas para que el País vea como cada agencia progresa en sus objetivos. Esto se podría llevar a cabo bajo la Comisión de Gobierno del Senado, salvaguardando la separación de poderes”.

6. Luis Vega Ramos

Luis Vega Ramos

— ¿Por qué cree debe ser elegido por los electores?

“El País sabe que, en el tiempo que he estado en el servicio público, de lo único que se me ha podido acusar es de ser fiel y firme a mis convicciones y a la defensa nuestros derechos. He combatido la corrupción sin tregua y ahí están los casos en tribunales por las denuncias que hice, como Crece 21, Adsef y el falso reintegro a Doral Bank durante la administración Fortuño. Lo mismo he hecho ahora con el asunto de la compra de las pruebas fatulas de Covid-19 y la posible obstrucción a la Justicia de Wanda Vázquez y los conflictos de interés en la Junta. No me tiembla el pulso frente a los que buscan lucrarse de nuestra adversidad. Por eso lucho por los servicios esenciales, por una salud accesible, por los pensionados y la UPR”.

— ¿En qué estarán enfocados sus primeros proyectos legislativos?

“Hay que atender la reforma salud para bajar costos y dar más servicios. Impulsaré legislación para usar el dinero que hoy se les da a las aseguradoras, para que el gobierno establezca un sistema de pagador directo a los proveedores de salud. Eso permitirá un ahorro de al menos $300 millones anuales en la reforma de salud, que hoy van a los bolsillos de las aseguradoras. Habrá más recursos para mejores servicios a la gente. También quiero usar la autoridad que aún tiene el Senado para defender los servicios esenciales, incluidos los municipales, las pensiones de nuestros retirados y la UPR de las pretensiones de la Junta y los bonistas”.

— ¿Qué cree que debe cambiar en la Legislatura?

“Tres cosas. Hay que abrir el proceso legislativo al pueblo. Para ello impulsaré la aprobación de una enmienda constitucional, que ya he presentado, para establecer las iniciativas ciudadanas en Puerto Rico. Esto es que el pueblo se pueda auto convocar y con sus votos pueda aprobar o rechazar leyes o políticas públicas. Existe en varios estados y países; debe existir aquí. Segundo, el Senado tiene que ser campeón en Washington, DC de las iniciativas que mejoren nuestra economía. Es imperdonable que ahora no se trabaje duro para lograr incentivos contributivos que regresen la industria médico-farmacéutica a Puerto Rico, como ya proponen hasta los republicanos de allá. Tercero, hay que derogar inmediatamente la Ley de Fraude Electoral de Thomas Rivera Schatz y sustituirla por una que garantice la pureza del voto y por fin permita las alianzas electorales en Puerto Rico”.