Cesco

Foto del Centro de Servicios al Conductor (Cesco) en Carolina. >Brandon Cruz González/ EL VOCERO

El secretario de Transportación y Obras Públicas (DTOP), Carlos M. Contreras Aponte,  dispuso que todas las categorías de licencias de conducir y tarjetas de identificación cuya fecha de vencimiento original corresponda a los meses de junio, julio, agosto, septiembre, octubre, noviembre y diciembre de 2020, tendrán una extensión automática de seis meses a partir de su fecha de vencimiento original.

Dispuso, además, que “el cómputo del término de 30 días para renovar la licencia o tarjeta de identificación o tomar el examen práctico sin recargo, se contará a partir de la fecha de vencimiento, según extendida por esta Resolución.”

Finalmente, para las transacciones que requieran la entrega de una declaración jurada, el secretario ha aumentado de uno a seis meses el término de validez de esta, establecido desde que se suscribe ante Notario Público.

Válidas las tarjetas laminadas

Además, a partir de hoy, las tarjetas de Seguro Social que estén laminadas serán válidas, siempre y cuando la cubierta de plástico no afecte su legibilidad.

Esto, tras recibir el visto bueno del Departamento de Seguridad Nacional (Department of Homeland Security), luego de una consulta dirigida a flexibilizar algunos requisitos para la solicitud de licencias e identificaciones en formato Real ID a los ciudadanos americanos residentes en Puerto Rico.

Según explicó el secretario, “desde hace años hemos visto cómo miles de ciudadanos han confrontado problemas para realizar transacciones en los CESCO, debido a que su tarjeta de Seguro Social está laminada y, por disposición reglamentaria del DTOP, no se podía aceptar como válida. Aunque existen otros documentos que los ciudadanos pueden presentar en sustitución del Seguro Social, como las planillas o la hoja de retención contributiva W-2, nunca nos hizo sentido que no se aceptara la tarjeta de Seguro Social solo por estar laminada.”

“Por otro lado, esta limitación nos resulta incompatible con el modelo del CESCO 2.0 que nos ha permitido atender de forma rápida, segura y sin filas a cientos de miles de ciudadanos en poco más de 3 meses. No es aceptable que en el momento histórico que vivimos, cuando hemos transformado los CESCO y puesto a la disposición del pueblo aplicaciones como CESCO Digital para hacerles la vida más fácil, un solo documento, el cual no cambia en lo absoluto por el hecho de estar laminado, pueda resultar en un dolor de cabeza para la ciudadanía,” añadió.

Contreras Aponte informó que solicitó una opinión legal y consultó con el Departamento de Seguridad Nacional (DHS), quienes le dieron el visto bueno, por lo que, mediante Resolución, autorizó que se acepten las tarjetas de Seguro Social para transacciones de licencias e identificaciones tanto en formato regular como Real ID, aunque estén laminadas, siempre y cuando no se haya afectado su legibilidad.