20170703_VR_COMISION DE IGUALDAD_ER

El gobernador Carlos Romero Barceló falleció esta noche, según confirmó su hija Melinda Romero Donnelly.

"A las 9:30 de la noche de hoy domingo 2 de mayo de 2021, de la mano de mi mamá, mi hijo Cristopher y yo, falleció mi papá. Agradecemos todas las oraciones que se mantuvieron a lo largo de este proceso. Pedimos un poco de tiempo para asimilar todo y pronto estaremos ofreciendo más información", dijo Romero Donnelly.

Romero Barceló fue uno de los políticos más abarcadores y controversiales en la histórica política del País.

Nació en Santurce el 4 de septiembre de 1932 y estudió en la Universidad de Yale y en la Universidad de Puerto Rico, donde se graduó de Derecho. Su abuelo materno, Antonio R. Barceló fue el primer presidente del Senado.

Su carrera política y profesional estuvo desde siempre ligada a la búsqueda de la estadidad para Puerto Rico.

El primer cargo electivo que ganó fue en 1969 cuando obtuvo la alcaldía de San Juan bajo el recién creado Partido Nuevo Progresista (PNP), una colectividad que ayudó a fundar junto al exgobernador Luis A. Ferré.

Ocupó este cargo hasta 1976, cuando ganó por primera vez el cargo de gobernador junto a su esposa Kate Donelly, con quien tuvo dos hijos. Romero Barceló tiene otros dos hijos. Se casó con Donelly, natural de Baldwin, New York, en 1966.

Romero Barcelo y su esposa

Romero Barceló junto a su esposa Kate Donelly. (Archivo)

El primer término de Romero Barceló como gobernador está inevitablemente atado al crimen de los jóvenes independentistas Carlos Soto Arriví y Arnaldo Darío Rosado, quienes fueron asesinados en este cerro el 25 de julio de 1978. Este caso ha acaparado la atención de la Isla por décadas. En la Legislatura se realizaron investigaciones para determinar el posible vínculo de Romero Barceló con los asesinatos, así como la negligencia de las autoridades involucradas.

Obtuvo la reelección al cargo de gobernador en 1980 y en 1984 fue derrotado por el Partido Popular Democrático (PPD) y Rafael Hernández Colón llegó a la gobernación.

Entre 1985 y 1988 ocupó una vacante del PNP en el Senado. En 1989 fue electo nuevamente como presidente del PNP y se integró a un comité de diálogo sobre el estatus creado por Hernández Colón desde La Fortaleza.

En 1992 regresó de lleno a la política de la que nunca estuvo realmente alejado. Fue a las urnas y ganó la silla de comisionado residente contra Antonio J. Colorado, quien era entonces incumbente en Washington por el PPD. Así fue como en 1993 asumió el cargo como el primer gobernador de la Isla que luego fungió como comisionado residente. En Washington, fue designado al Comité de Recursos Naturales y el Comité de Educación, donde buscó avanzar el tema de la estadidad para la Isla. Como otros después de él, buscó que la Isla recibiera trato igual en la repartición de fondos federales, particularmente para las partidas de Medicaid, un tema que todavía está sobre la mesa.

Romero Barceló, afiliado en Estados Unidos al Partido Demócrata, ganó la reelección a la silla federal en 1996. Un año más tarde, en 1997 el congresista republicano por Alaska, Don Young radicó el famoso Proyecto Young que proponía realizar un referéndum de estatus avalado por el Congreso, un mecanismo que todavía no se ha convertido en realidad.

El proyecto se aprobó entonces en la Cámara, pero no pasó el cedazo del Senado.

Romero Barceló salió del puesto de comisionado residente en 2000 luego de perder las elecciones contra Aníbal Acevedo Vilá, quien luego pasó a ser gobernador.

Romero Barceló fue un político fogoso que no rehuyó entrar en controversias con correligionarios y adversarios por los temas que entendía importantes. También estuvo en la palestra por controversias fuera de la política.

En 2008 recibió un puño en el ojo propinado por Raymond Molina, un allegado con quien discutía sobre el presidente de Estados Unidos, George W. Bush.

Luego, Romero Barceló ganó una demanda contra el golfista Juan “Chichi” Rodríguez Vilá, quien fue sentenciado a pagar $391,000 al exgobernador y $410,000 al juez Abelardo Bermúdez en una demanda de libelo, calumnia y daños y perjuicios.

Unos comentarios que le saldrán bien caros al golfista Juan "Chichí" Rodríguez Vilá, luego que la jueza Elisa Fumero Pérez lo sentenciara a pagar $391,000 al exgobernador Carlos Romero Barceló y $410,000 al juez Abelardo Bermúdez, en una demanda por libelo, calumnia y daños y perjuicios. Esto, luego de que el golfista alegara que en 2008 vio al juez Bermúdez (quien vio el caso entre Romero y Molina) compartiendo con Romero Barceló en el complejo de viviendas El Legado de Guayama.

En octubre de 2020, Romero Barceló había sido hospitalizado por una pulmonía bilateral como consecuencia de un fallo cardiaco. En ese momento estuvo hospitalizado 26 días.

A principios de abril de 2021, el estado del exgobernador se complicó debido a dos infecciones. Su hija, había dicho en ese entonces que la salud del exgobernador era “muy delicada". Falleció hoy, en su hogar, rodeado por sus seres queridos. Tenía 88 años.