Centro Gubernamental Minillas

El Centro Gubernamental Minillas en Hato Rey.

Agentes del Negociado Federal de Investigaciones (FBI) y la División de Delitos Cibernéticos del Negociado de la Policía acudieron esta mañana al Centro Gubernamental Minillas, en San Juan, para incautar materiales de evidencia en relación con la investigación por el “hackeo” que se produjo en la Administración de los Sistemas de Retiro (ASR).

El portavoz de prensa de Retiro, Carlos Ramos, confirmó a EL VOCERO que agentes federales y locales incautaron unos discos duros como parte de la pesquisa por fraude cibernético que pudo costarle millones al gobierno.

Reiteró que la ASR se ha mantenido en continua comunicación con las autoridades desde que se querellaron, para agilizar la investigación y que “se sepa la verdad”.

EL VOCERO solicitó una reacción y el FBI aseguró que su personal "está cubriendo activamente las pistas e investigando como es habitual en cualquier caso. El FBI continuará trabajando con nuestros socios y agencias estatales locales para identificar y recopilar todas las pruebas disponibles de delitos federales".

Sin embargo, negaron haber ejecutado una orden de allanamiento. 

"Hoy no se ejecutó ninguna orden de allanamiento y, como es política, no comentaremos sobre las investigaciones en curso", sostuvo el FBI en declaraciones enviadas a este medio. 

Según Ramos, no hubo una orden de allanamiento "porque nosotros somos víctimas de un ataque cibernético y voluntariamente estamos poniendo a la disposición nuestros recursos a las agencias federales y estatales".  

Más temprano, el secretario del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC), Manuel Laboy, informó que tres empleados fueron separados de sus puestos a raíz de la transferencia ilegal de millones de dólares.

El ASR advino en conocimiento del ataque externo a sus sistemas el pasado 23 de enero.

El FBI —apoyado por entidades locales— busca dar con el origen del esquema a través del cual se “hackearon” los sistemas y cuentas de Retiro, relacionadas a dinero procedente de agencias como la Compañía de Turismo, la Compañía de Fomento Industrial (Pridco, por sus siglas en inglés), la Autoridad de Carreteras y Transportación (ACT) y la Compañía de Comercio y Exportación (CCE).