Jenniffer González

La Administración Federal para el Manejo de Emergencia (FEMA) autorizó hoy que los territorios tengan la potestad de decidir si tienen que recurrir o no a fuentes extranjeras para adquirir equipo y suministros médicos.

Así lo informó la comisionada residente en Washington, Jenniffer González.

En conferencia de prensa ayer, el administrador de FEMA, Pete Gaynor, explicó que el requerimiento de solamente comprar productos hechos en Estados Unidos o el Buy America Act que viene incluido dentro de la Ley Stafford será aplicado solo a Puerto Rico y a Washington D.C., no así a los estados quienes podrán tener la libertad de comprar por suplidores extranjeros equipo de protección personal.

La comisionada residente comenzó a cuestionarle esta expresión al administrador Gaynor, quien aún se encontraba en la conferencia de prensa y este le aseguró que los abogados de FEMA trabajarían ante su reclamo, en la manera de corregir esta situación, dando a conocer hoy la determinación.

“La Ley Buy American se aplica al Distrito de Columbia, Puerto Rico, Samoa Americana y las Islas Vírgenes de los Estados Unidos. La Buy American Act incluye una serie de excepciones, incluidas las circunstancias en las que los materiales producidos o fabricados en los Estados Unidos no están lo suficientemente disponibles debido a la falta de suministro interno o precios irrazonables.

Dadas las circunstancias de la Declaración de Emergencia Nacional por el Covid-19 del presidente Donald Trump, la Emergencia de Salud Pública y la demanda de equipo de protección personal y otros suministros médicos, FEMA cree que sería apropiado para el Distrito de Columbia, Puerto Rico, Samoa Americana e Islas Vírgenes que ellos mismos determinen si se puede aplicar alguna de estas excepciones.

Por lo tanto, si el Distrito de Columbia, Puerto Rico, Samoa Americana o las Islas Vírgenes determinan que no pueden adquirir suministros y equipos médicos de fuentes nacionales debido a la falta de disponibilidad o precios irrazonables, pueden trabajar para obtenerlos de fuentes extranjeras.

"FEMA trabajará con estos solicitantes para garantizar que su solicitud de documentos de reembolso refleje adecuadamente la razón por la que no pudieron cumplir con la Ley de Compra de Estados Unidos", lee la comunicación de FEMA.