Rosselló

El gobernador Ricardo Rosselló Nevares. >Josian E. Bruno Gómez / EL VOCERO

El gobernador Ricardo Rosselló le recordó a la mayoría legislativa de su Partido Nuevo Progresista (PNP) que la prohibición de las llamadas terapias de conversión es una promesa incluida en el plan de gobierno que presentaron en las pasadas elecciones. Adelantó que buscará alternativas para atender el tema desde La Fortaleza.

“Yo no sé cuáles son las razones del informe negativo, pero quizás vieron algo incompatible con la visión y a mí me gustaría saber qué fue”, dijo el gobernador. “Les recuerdo que esto es un compromiso programático y, cuando aspiré a la gobernación, esto fue parte del Plan para Puerto Rico”.

Añadió que “mi aspiración es que se cumpla con ese compromiso”.

“En ánimo de cumplir con ese compromiso, estaré explorando las alternativas que tengo por vía administrativa”, dijo el gobernador.

La Cámara no le dio paso al proyecto senatorial que busca prohibir las llamadas terapias de conversión, usadas para supuestamente lograr que las personas cambien su orientación sexual. El gobernador recordó que estos métodos no tienen ninguna base científica.

El gobernador hizo las expresiones en una conferencia de prensa en la que presentó un proyecto piloto para que 40 confinados puedan certificarse como selladores de techo en una propuesta del Departamento de Corrección y Rehabilitación.

La certificación la recibirán ayudando a sellar los techos de dos cárceles, una de mujeres en Bayamón y una juvenil en Villalba.

Sobre la posibilidad de que la Asamblea Legislativa vaya por encima del veto que el gobernador dará al proyecto del Senado 950, el mandatario dijo que es un asunto que está en manos de los legisladores, pero añadió que “yo he establecido mi posición de manera muy clara. Vi una serie de cosas que para mí simplemente eran inaceptables e incompatibles con la política pública y tomé la determinación”.

Reiteró que vetará el proyecto una vez llegue a su escritorio. Esta medida busca limitar el acceso al aborto.