Pierluisi
Pierluisi reitera el contenido de las órdenes ejecutivas que firmó en las pasadas semanas. >Nahira Montcourt /EL VOCERO

El gobernador Pedro Pierluisi informó que están “revisando” la orden anunciada por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, para obligar la vacunación entre empleados y contratistas del gobierno federal.

“El asesor legal de La Fortaleza las está revisando. Vienen guías que no han publicado y queremos ver, porque la orden es bastante general. Queremos ver realmente cuáles son las exclusiones, si alguna que tiene esta política”, indicó el gobernador. “Al momento lo que hemos implantado ha dado resultado. La inmensa mayoría de los servidores públicos se han vacunado como pedimos y vamos a estar vigilantes y monitoreando lo que está pasando en el resto de los sectores”, agregó.

Recalcó que ya impuso varias órdenes ejecutivas obligando la vacunación, incluyendo a los empleados públicos. En la Isla, sin embargo, se permiten las exclusiones religiosas y médicas y estas personas deben presentar semanalmente la prueba negativa al covid-19.

“Mi posición ha sido permitir que aquellos que, contrario a nuestra exhortación, no quieran vacunarse, puedan acudir a su lugar de empleo presentando una prueba negativa todas las semanas y ese ha sido mi juicio hasta el momento”, afirmó.

Iris Cardona, principal oficial médica del Departamento de Salud, expresó por su parte que la orden no debe representar cambio significativo en Puerto Rico, porque se ha avanzado en el proceso de vacunación contra el covid-19.

“Ya casi el 90% de los adultos tienen la primera dosis. Estamos en mejor posición que muchos lugares en Estados Unidos, según la información del CDC (Centros para el Control y Prevención de Enfermedades). Cuando añadimos los niños hasta 12 años, ese número sube a 76%”, sostuvo Cardona.

“Tendrá un efecto porque aquí hay personas que trabajan para el gobierno federal, pero no necesariamente va a ser dramático porque ya la mayoría de las personas adultas aquí se han vacunado al menos con una dosis”, agregó.

En el mensaje desde Casa Blanca, Biden ordenó al Departamento del Trabajo federal que exija que las empresas privadas con 100 o más empleados les exijan la vacuna a los trabajadores. Además, el líder estadounidense anticipó que firmará un decreto para obligar la vacunación de los empleados del ejecutivo y los contratistas, sin la opción de hacerse pruebas de covid-19 cada semana.

Podría llegar al Supremo federal

Manuel Quilichini, vicepresidente del Colegio de Abogados y Abogadas de Puerto Rico, expresó que no debe descartarse que esta orden de Biden llegue a los tribunales e incluso a la Corte Suprema de Estados Unidos.

Aunque Biden hizo el anuncio el jueves, todavía no se ha publicado la orden desde la Casa Blanca.

El estimado publicado en medios como CNN, es que el mandato del presidente podría aplicar a unos 100 millones de norteamericanos.

El anuncio de Biden es parte de los esfuerzos para detener la ola de contagios con covid-19 en Estados Unidos.

“Lo que ha dicho es que van a disponer que todo empleado y contratista federal tiene que estar vacunado y eso quedaría dentro de la autoridad del presidente, igual que quedaría bajo la autoridad del gobernador aquí. Pero hay una parte que no sé cómo van a fundamentar y es esta obligación de que toda empresa con más de 100 empleados debe exigir la vacunación”, indicó Quilichini. 

“Esa parte no sé bajo qué fundamento legal se va a presentar. Aquí el gobierno lo exigió para empleados públicos, más no a patronos privados. Los empleados públicos tienen un derecho propietario a su trabajo. Eso puede terminar en los tribunales como ha terminado aquí”, abundó.

Por su parte, el representante independentista Denis Márquez, coincidió con que la imposición está dentro de los poderes presidenciales, particularmente en medio de una emergencia de salud como es el covid-19. El otrora abogado laboral tampoco puso en duda que el asunto llegue a los tribunales.

“Yo creo que sí se puede hacer. Nadie esperaba hace dos años que un gobierno impusiera una vacunación. Eso no estaba en el espectro de nadie. Todo el asunto de derechos individuales, el derecho a la libertad, a la intimidad, era la norma general”, expresó Márquez.

“Pero cambió el mundo y cambió la sociedad y surgió una vacuna. Lo que he visto en los tribunales es que han sostenido la validez de estas órdenes. No he visto un solo tribunal señalando que no es válido imponer este tipo de órdenes y eso es importante porque son los que van a evaluar esto y lo van a interpretar”, puntualizó.