20180406_VR_GUAJATACA_BCG_25

>Brandon Cruz González / EL VOCERO

El director ejecutivo de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), José Ortiz, dejó saber ayer que se completó el trabajo de aminorar los riesgos en la represa Guajataca.

“El área por donde se desborda el agua en exceso, pues toda esa parte se reconstruyó”, explicó Ortiz.

La reparación completa de la represa, un trabajo en manos del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos, podría extenderse 10 años, según se ha informado.

Las áreas aledañas al lago Guajataca en Isabela se vieron severamente afectadas por las inundaciones luego del huracán María hace dos años.

Por su parte, José Miguel Bermúdez Díaz, jefe de la división de riego, represas y embalses de la AEE, explicó que esta fase completada lo que busca es atender los posibles riesgos para las comunidades aledañas.

Detalló que se arregló la chorrera por donde baja el agua y se mejoró el sistema de bombeo.

“Se hizo una piscina para recoger el agua, para que pueda disipar la presión cuando baja por la chorrera y hubo otra serie de alteraciones para reparar lo que dañó el huracán”, explicó.

Nueva fase de 30 meses

Según expuso, ahora comienza una fase de 30 meses para determinar las condiciones en que se encuentra la represa, el riesgo que representa —si alguno— y las partes que hay que reparar.

Luego de eso, el Cuerpo de Ingenieros tomaría otros dos años en hacer las construcciones necesarias para poner esta represa en óptimas condiciones. Aunque hay trabajos pendientes, con las reparaciones ya terminadas el funcionario insistió en que la represa no representa un peligro para los vecinos.

“Es seguro, pero queremos ir más allá”, dijo. “Luego de esa primera fase de 30 meses, pasamos a una de diseño de 24 meses y luego vendría la construcción de lo que se ha diseñado. Pero todo eso está atado a la fase de 30 meses, que son los estudios que hacen falta”.