Rosselló

>Carlos Rivera Giusti / EL VOCERO

En respuesta al rechazo de la Cámara de Representantes al proyecto de ley que prohibiría las terapias de conversión en la Isla, el gobernador Ricardo Rosselló anunció que firmará una orden ejecutiva para impedir esta práctica en menores.

“Como padre, como científico y como gobernador de todos en Puerto Rico, creo firmemente que la idea de que hay personas en nuestra sociedad que necesitan tratamiento debido a su identidad de género o a quienes aman no solo es absurda, sino que es perjudicial para tantos niños y jóvenes que merecen ser tratados con dignidad y respeto”, expresó el primer ejecutivo.

Según indicó la Administración de Asuntos Federales de Puerto Rico (Prfaa) por escrito, el gobernador firmará la orden ejecutiva en los próximos días.

“Lucho para que Puerto Rico sea una sociedad en la que todos, sin importar a quién aman, pueda ser aceptados y vivir sin temor a la persecución. Esto incluye a los más vulnerables de la sociedad, nuestros hijos, que deben ser apoyados y amados”, agregó Rosselló.

Hace casi 50 años, la Asociación Americana de Psiquiatría declaró que la homosexualidad no es una enfermedad mental y por lo tanto no necesita ser “curada” o “tratada” de ninguna manera.

“Las terapias de conversión de ninguna manera benefician a nadie, solo causan dolor y sufrimiento inimaginables”, concluyó el primer ejecutivo.

El gobernador había adelantado ayer que exploraría vías administrativas para detener esta práctica en la Isla. A su vez, señaló que no entendía a qué se debía el rechazo de la mayoría del Partido Nuevo Progresista (PNP). en la Cámara a la medida aprobada en el Senado.