Pedro Pierluisi llega a La Fortaleza

Eran las 12:31 p.m. cuando el gobernador Pedro Pierluisi Urrutia llegó al Palacio de Santa Catalina, en el Viejo San Juan, luego de haber juramentado como duodécimo mandatario del País en una ceremonia pública efectuada en el lado norte del Capitolio.

Inmediatamente, el ahora primer ejecutivo del País se dirigió hacia el portón principal de La Fortaleza y se aproximó a saludar a su familia, quien le esperaba dentro de la emblemática e histórica estructura. Posteriormente, Pierluisi se dirigió hacia el convento y casa de salud, Siervas de María, que ubica aledaño a La Fortaleza.

Allí, se arrodilló junto a su hermana Caridad Pierluisi, mientras se escuchaba de fondo el cántico de la iglesia católica ‘Santa María del Camino’: “Mientras recorres la vida, tú nunca solo estas, contigo por el camino, Santa María Va. Ven con nosotros a caminar Santa María, ven”. Posterior a ello, Pierluisi se dirigió nuevamente a La Fortaleza donde dijo unas palabras a la prensa, antes de entrar finalmente al interior del edificio y asomarse al balcón para hacer el tradicional y acostumbrado saludo.

Al dirigirse a los medios de comunicación, Pierluisi afirmó: “este convento está al lado de La Fortaleza. Es una bendición. Cada vez que necesite recogimiento espiritual, puedo venir aquí y tener un momento a solas con Dios y con la virgen. O sea que me encanta la oportunidad”. “Ya hoy comienzo a trabajar. Ahora voy a almorzar en familia y después tengo que firmar unas órdenes ejecutivas y revisar otras que voy a estar sacando en los próximos días”, sostuvo.

Las órdenes ejecutivas que va a firmar están relacionadas con la organización de La Fortaleza, medidas fiscales, prohibición de fotos oficiales, entre otras. “La que está actualmente se quedará en pleno vigor hasta el 7 (de enero). Yo estaré emitiendo una nueva orden ejecutiva (sobre el Covid-19) con efectividad del 8 (de enero) en adelante”, dijo Pierluisi, quien mencionó que el anuncio se hará a mediados de la próxima semana.

Tras estas declaraciones, Pierluisi se dirigió al segundo piso de La Fortaleza, se asomó al balcón y saludó en compañía de su familia, como es la tradición.