Hacienda anuncia el envío de $5 millones en reintegros

EL VOCERO / Archivo

La gobernadora Wanda Vázquez Garced anunció esta tarde el desembolso de $21.5 millones en reintegros de contribuciones sobre ingresos, correspondientes a 27,809 contribuyentes.

Se desembolsaron más de $37 millones pendientes para patronos que retuvieron a sus empleados tras el azote de los huracanes Irma y María en 2017.

Por su parte, el secretario del Departamento de Hacienda, Francisco Parés Alicea, explicó que con la nueva nómina de $21.5 millones, ya se han desembolsado más de $130 millones en reintegros pagados a aproximadamente 180,000 contribuyentes, desde que inició el proceso el pasado 24 de febrero.

“Continuamos enviando pagos semanales a todos los contribuyentes que radiquen su planilla electrónicamente a través de los proveedores autorizados por el Departamento en la plataforma SURI y que cualifiquen para recibirlo mediante el proceso automático. Desde el 24 de febrero, cuando se hizo disponible la radicación electrónica de la Planilla de Contribución sobre Ingresos para el año 2019, hasta esta fecha, se han recibido electrónicamente unas 324,000”, detalló el funcionario.

Ante la declaración de estado de emergencia para controlar el contagio del Covid-19, la fecha límite para radicar la planilla se extendió hasta el 15 de julio.

Pares Alicea instó nuevamente a los ciudadanos a utilizar SURI para verificar y acceder a sus documentos para la radicación de planillas.

“Los que no se hayan registrado aún en el sistema, pueden hacerlo a través del siguiente enlace: https://suri.hacienda.pr.gov, o a través del enlace de SURI, disponible en Hacienda Virtual en nuestra página web www.hacienda.pr.gov”, explicó.

Por otra parte, Parés Alicea, también informó el desembolso de $37,251,363.40 a 245 patronos que retuvieron a sus empleados tras el azote de los huracanes Irma y María en 2017.

El Beneficio por Retención de Empleados fue un pago en efectivo que llegaba a la cuenta de banco de los patronos elegibles y podía alcanzar hasta de $1,920 por cada empleado retenido, a pesar del cierre del establecimiento causado por algún desastre.

La ley conocida como el Disaster Tax Relief and Airport and Airway Extension Act of 2017, aprobada por el Congreso de los Estados Unidos, hizo extensivo a Puerto Rico los beneficios aprobados a nivel federal, gracias a un acuerdo logrado entre el Departamento de Hacienda y el Tesoro de los Estados Unidos, luego de los daños causados por los huracanes Irma y María.