Wanda Vázquez

La gobernadora Wanda Vázquez Garced en conferencia de prensa.

La gobernadora Wanda Vázquez Garced firmó varias medidas que van dirigidas a beneficiar a la población de adultos mayores con impedimentos, adultos mayores en general y los veteranos de Puerto Rico, respectivamente.

Según se informó, la primera de las medidas, la Resolución Conjunta del Senado 517, ordena a todo establecimiento para personas de edad avanzada, tanto público como privado, a los hogares para adultos con impedimentos licenciados por la Administración de Familias y Niños (ADFAN) y a los hogares geriátricos licenciados por la Administración de Servicios de Salud Mental y contra la Adicción (ASSMCA), cumplir con los protocolos para atender la emergencia surgida como consecuencia de la pandemia provocada por el Covid-19 y en protección de las personas de edad avanzada que en ellos residen.

“Mediante esta Resolución Conjunta, reafirmamos los protocolos a seguir y medidas a tomar para que este sector vulnerable que se encuentra en estos establecimientos esté protegido de forma razonable y con las mayores salvaguardas para minimizar o evitar el contagio y la propagación del Covid-19. Es imperativo que se establezcan las medidas claras y uniformes para que todos los establecimientos para personas de edad avanzada protejan a quienes tienen a su cuidado y que se protejan residentes y el personal administrativo para que se minimicen las posibilidades de brotes y focos del Covid-19 dentro de estas facilidades”, puntualizó Vázquez Garced sobre la medida presentada por el senador Miguel Romero.

Asimismo, firmó el Proyecto del Senado 1023, de la autoría del senador Carmelo Ríos, que enmienda la “Carta de Derechos y la Política Pública a favor de Adultos Mayores” para autorizar a una institución financiera a retener el desembolso de fondos de una cuenta que pertenezca a un adulto mayor cuando tenga conocimiento o sospecha de que dicha persona es víctima de explotación financiera.

Por esto, si una institución financiera, cooperativa, compañía aseguradora, su empleado o agente, tuvieran conocimiento o sospecha razonable de que un adulto mayor es o pudiera ser víctima de explotación financiera, la institución podrá retener provisionalmente en ese momento el desembolso de fondos de una cuenta de ahorros, de cheques, Certificados de Ahorro, Cuentas de Retiro Individual (IRA), préstamos personales, préstamos hipotecarios o cualquier otro instrumento financiero que pertenezca a dicha persona.

En tanto, el Proyecto del Senado 1409, también de Ríos, crea la “Ley Especial para Prevenir la Explotación Financiera contra los Adultos Mayores y Adultos con Impedimentos”, que es para proteger la seguridad financiera de los adultos mayores y adultos con impedimentos del efecto devastador que tiene esta particular modalidad de maltrato.

La primera ejecutiva indicó que, a pesar de que existen leyes dirigidas a proteger a los adultos mayores y adultos con impedimentos de la explotación financiera, el problema continúa sobre todo en el marco de la crisis que enfrenta la isla, por lo que se hace necesario proteger la seguridad financiera de esta población.

También, la primera ejecutiva firmó también el Proyecto del Senado 1460 de los senadores Héctor Martínez e Itzamar Peña, enmendando la Ley 313 - 2000 conocida como “Programa de Subsidio de Arrendamiento para Vivienda a los Veteranos Puertorriqueños”, para aumentar los subsidios máximos otorgados a los veteranos acogidos a los sistemas domiciliarios y de cuidado de enfermería, respectivamente.

Esta ley creó un programa para subsidiar el pago mensual del arrendamiento de la vivienda establecida al amparo de la Ley Pública Núm. 88-450 de 19 de agosto de 1964, según enmendada, mejor conocida como Nursing Home Care, a todo veterano y su cónyuge o cónyuge supérstite de un veterano.

No obstante, la implementación de la Ley 313 se ha visto trastocada, entre otras cosas, debido al incremento en los costos de los servicios relacionados con su sistema domiciliario y de cuidado de enfermería. Asimismo, el programa se ha visto afectado por un gran incremento en la cantidad de participantes o beneficiarios desde la aprobación de dicha ley.

El subsidio máximo a otorgarse en el caso de los veteranos acogidos al sistema domiciliario no excederá la suma de $600 mensuales. El subsidio máximo a otorgarse en el caso de los veteranos acogidos al sistema de cuidado de enfermería no excederá la suma de $800 mensuales.

“Estamos comprometidos en proteger y velar por el bienestar y los derechos de los veteranos puertorriqueños, servidores que siempre han defendido sacrificada y valientemente los postulados de la democracia y libertad. Por eso debemos incrementar los subsidios máximos otorgados a los veteranos acogidos a los sistemas domiciliarios y de cuidado de enfermería”, dijo la gobernadora.

Por último, convirtió en ley el Proyecto del Senado 1570, del senador Nelson Cruz, que enmienda la “Carta de Derechos del Veterano Puertorriqueño del Siglo XXI”, a los fines de extender el beneficio de la fila expreso en empresas comerciales, instituciones financieras, y oficinas y negocios del sector privado reguladas por las leyes de Puerto Rico. Además, reconoce la validez de las tarjetas de identificación emitidas por la Administración de Veteranos (AV) para realizar transacciones financieras o para la adquisición de servicios y bienes en el sector público y privado.

“Es meritorio extender este beneficio a las empresas comerciales, instituciones financieras, y oficinas y negocios reguladas por las leyes de Puerto Rico para reconocer el trabajo de los veteranos y veteranas durante su tiempo de servicio en las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos. Otro asunto que se debe atender en favor de los veteranos es exigir a las empresas comerciales e instituciones financieras a aceptar como válida la identificación emitida por la AV”, indicó Vázquez Garced.