Wanda Vázquez

La gobernadora Wanda Vázquez. >Josian E. Bruno Gómez/EL VOCERO

La gobernadora Wanda Vázquez catalogó como “bochornosa” la actuación del Senado ayer, cuando colgó el nombramiento a la Oficina del Contralor y pidió que se retirara la designación al Tribunal Supremo, ante el desacuerdo del presidente senatorial Thomas Rivera Schatz con las figuras elegidas.

Según la gobernadora, la decisión de retirar el nombramiento de Maritere Brignoni Mártir al Supremo no tiene que ver con la petición de Rivera Schatz para que tomara esa acción antes de las 5:30 p.m. de ayer, sino con la solicitud de la actual jueza del Tribunal de Apelaciones para que se retirara su designación.

“Es muy triste lo que ha ocurrido. Yo no voy a entrar en presiones ni chantajes de nadie. Nunca lo he permitido en mi vida, y no lo voy a permitir ahora”, expresó la gobernadora en entrevista radial (WKAQ 580).

Vázquez señaló que ningún senador —incluido Rivera Schatz— ha explicado las razones para impedir la designación de Brignoni Mártir al Supremo o la de Kermit Lucena Zabala como contralor, cuya designación se colgó sin discusión ni debate.

Rivera Schatz amenazó con colgar el nombramiento de Brignoni Mártir como jueza asociada del Supremo porque, alegó, solo tenía el voto a favor de nueve senadores de la mayoría novoprogresista.

La gobernadora afirmó que llevó un procedimiento transparente con ambos nominados, “como el pueblo lo ha pedido desde el verano de 2019, que pidió que los procesos fueran transparentes. A veces hay personas que no aprenden los mensajes que envía el pueblo”.

Reiteró que no someterá nuevos designados a estas posiciones para “no exponer” a ningún otro profesional al proceso de confirmación.

“Es inaceptable que desde el Senado se le pida al gobernador un nombramiento como lo hicieron ayer”, dijo en reacción a la petición que hizo la delegación del Partido Nuevo Progresista (PNP) —a través de su portavoz Carmelo Ríos— para que la gobernadora nombrara a Manuel Torres Nieves, actual secretario del Senado, como contralor.

“Yo sé que yo me acuesto tranquila y duermo tranquila, porque hice lo correcto”, indicó. “No puede ser lo que una persona en particular quiere, porque tienen que ser las personas que tengan los méritos y las cualificaciones”.