Vacunación

Alcanzar la vacunación masiva para lograr la inmunidad de rebaño y recuperar la normalidad de la isla es uno de los principales en la gestión gubernamental. >Brandon Cruz González/EL VOCERO

A tres meses del inicio de la administración del gobernador Pedro Pierluisi —quien juró a su cargo el pasado 2 de enero— analistas políticos evalúan la efectividad en las ejecutorias del nuevo gobernante, así como los aciertos y desaciertos que entienden ha tenido en este primer trimestre que ha transcurrido en medio de la pandemia de covid-19.

El analista político Carlos Díaz Olivo, expresó a EL VOCERO que lo “primero positivo que uno puede decir del gobernador es que cambió el tempo de la situación política y en general de Puerto Rico. Creo que no solamente en Estados Unidos, sino en Puerto Rico ese último año y medio fue tenso y, por primera vez, en mucho tiempo se nota como una tranquilidad. De hecho, la gente puede hablar de otras cosas... no hay como una tensión continua...”.

El también abogado señaló que por primera vez en mucho tiempo una persona madura y con experiencia en asuntos públicos ocupa el puesto de gobernador, lo que entiende se refleja en una mejor proyección y un manejo más comedido.

Precisó “que había dos gobernadores jovencitos con Alejandro (García Padilla) y con Ricky (Rosselló); con la gobernadora (Wanda Vázquez), que era mayor —pero no tenía experiencia política tampoco grande— pues habían sido unos años completamente distintos en términos de a quién tenías a cargo de los asuntos públicos”.

Díaz Olivo considera que el gobernador ha demostrado carácter y ha logrado manejar retos mayores, incluyendo el proceso de vacunación y el inicio de clases presenciales. “Lo más significativo aquí es lo relativo al inicio de clases de la escuela pública, que hubo controversia sobre ese particular. Tenía a todos los gremios magisteriales en contra; él dijo que había una necesidad de abrir y abrió”, puntualizó.

Sin embargo, el analista agregó que el mandatario tiene ante sí los retos relacionados al plan fiscal, la situación de las pensiones y cómo encausar los fondos federales que llegarán a la Isla. “Tiene que asegurarse de que esos fondos fluyan”, indicó.

Falto de cúmulo de logros

Para el analista político Ángel Rosa, estos primeros tres meses de la administración han sido lentos. “Es la primera vez en mucho tiempo que no tenemos realmente un cúmulo de logros para los primeros 100 días de gobierno. Quizás tiene que ver con la situación de quiebra y de control fiscal a la que está sometido el gobierno y de controles federales para el uso (de los fondos) de recuperación, y quizás tenga que ver también con el hecho de que la legislatura está en control de la oposición”, indicó.

Rosa considera importante que el gobierno tomó la decisión de abrir la economía a pesar de la pandemia de covid-19. “Eso ha ido bien en la comunidad empresarial. Tiene sus riesgos y tiene sus costos en el tema de la salud pública y creo que un poco eso es lo que está pasando con el aumento de la positividad en casos de covid-19”, sostuvo.

Añadió que el gobernador tiene por delante —a pesar del cambio positivo en la política federal de vacunación y la disponibilidad de vacunas en Estados Unidos— el reto de vacunar este año a una parte significativa de la población para que se pueda alcanzar antes de diciembre próximo la inmunidad de rebaño.

“En el plano administrativo me parece que el reto fundamental será lograr la liberación de los fondos federales que habían estado por toda la administración de (Donald) Trump un poco aguantados para la recuperación”, afirmó.

Sin nuevas iniciativas

El analista y expresidente del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Fernando Martín, expresó que no hay todavía nada que pueda considerarse como una iniciativa nueva de política pública del gobernador.

“No creo que se puede señalar una sola área donde se puede decir, esta es la nueva política del gobierno de Pierluisi con respecto a tal problema. Así es que ha sido una continuación de las políticas que hemos visto en los últimos años y eso es una muy mala noticia”, apuntó.

Martín aseveró que la única razón por la cual un país elige gobiernos nuevos es para que vengan con políticas nuevas para resolver los problemas que no se han resuelto.

“Por lo tanto, todavía no se puede hablar de un gobierno de Pierluisi propio. Algunos dirán que no tiene su gabinete todavía, que ha pasado poco tiempo —y hay algo de verdad en eso— pero no hay ni siquiera el anuncio de una nueva política”, puntualizó.