vr-10-16-003fortalezaft.jpg

Carlos Rivera Giusti/EL VOCERO

Fuera de las medidas que ya se han tomado en el pasado —como aumentar el patrullaje y la vigilancia en las zonas de alto riesgo— fueron pocas las alternativas que ofreció el gobierno ayer para atender el problema del crimen, que en tres días cobró ocho vidas en incidentes que fueron prácticamente transmitidos por las redes sociales.

Los puertorriqueños amanecieron ayer con las redes sociales llenas de grabaciones en las que se observan las múltiples detonaciones ocurridas anteanoche en el residencial Ernesto Ramos Antonini, en Río Piedras. Se ven personas corriendo de un lado a otro y cuando salen disparadas las ráfagas de balas. Son varios vídeos, tomados desde distintos ángulos. El domingo ya el País había visto otro incidente, frente a un residencial en Guaynabo. En este caso —a plena luz del día en el expreso Martínez Nadal— murieron dos personas.

En Ramos Antonini, el conteo de víctimas iba ayer por seis. De estas, cinco murieron en la escena de los hechos y una en la mañana de ayer en Centro Médico en Río Piedras.

En medio de estos asesinatos, la gobernadora Wanda Vázquez convocó una reunión con su equipo de seguridad en La Fortaleza. Al salir del cónclave, el secretario del Departamento de Seguridad Pública (DSP), Elmer Román, reconoció que las opciones discutidas son las mismas que ya se han implementado. No obstante, dijo que hay cambios al plan de seguridad, pero no precisó cuáles.

“Estos eventos claramente son una preocupación y, por lo tanto, fue necesario reunirnos como entidad para determinar las acciones que vamos a tomar. Sí estamos haciendo los ajustes para incrementar la vigilancia y estamos aumentando presión a estas entidades para que entiendan que aquí se respeta”, sostuvo Román.

“Vamos a hacer turnos de 12 horas, como también estaremos utilizando unidades de tránsito y aéreas para aumentar la vigilancia y desarticular puntos de droga”, agregó el funcionario.

Román admitió que todas estas medidas ya se habían implementado como parte del plan de seguridad.

“Esto no es de ahora. Está activo prácticamente durante todo el mes. Este plan anticrimen está operacional. Lamentablemente —y no quiero dar excusa— estos delitos de asecho son difíciles de prevenir en muchas circunstancias porque no puedes tener un policía en cada esquina. Pero tenemos que asegurar que se vea más la presencia. Vamos a incrementar los turnos para que (los criminales) entiendan que va a haber seguridad y control”, afirmó el titular del DSP.

La Policía informó que en lo que va de año, se han registrado 484 asesinatos en la Isla, una baja de 31 casos en comparación con los 515 para la misma fecha el año pasado. En 2018 hubo un total de 639 muertes violentas en todo el País. Mientras, en el área policiaca de San Juan ha habido 130 asesinatos en lo que va de año, 24 más que los 106 que había el año pasado para esta fecha.

Justicia pide espacio

Por su parte, la secretaria de Justicia, Dennise Longo Quiñones, dijo que asignó tres fiscales para investigar la masacre de Ramos Antonini.

“Hemos movilizado tres fiscales a la escena porque es una escena compleja, pero tenemos que solicitar al pueblo que nos conceda el tiempo y el espacio para hacer una investigación exhaustiva y ponderada; que nos den la oportunidad de hacer esto correctamente. Los procesos son complejos”, afirmó.