Hacienda

El secretario del Departamento de Hacienda (DH), Francisco Parés Alicea, informó que los establecimientos dedicados a la venta de alimentos preparados experimentaron un aumento de 6% en sus ventas durante octubre al compararlas con septiembre, como resultado de la fiscalización y de la reducción de la tasa del Impuesto de Venta y Uso (IVU) de 11.5% a 7%.

“Durante el primer mes de haber implementado la tasa reducida de IVU de 7%, las planillas mensuales de IVU de los comerciantes que venden alimentos preparados, reflejaron un aumento de 6% en las ventas. Esto confirma que las herramientas tecnológicas que estamos utilizando han ampliado nuestra visibilidad sobre los negocios. Sin duda, el poder fiscalizar en vivo y constantemente el comportamiento y cumplimiento de los establecimientos, a través del Sistema Unificado de Rentas Internas (SURI), nos hace más efectivos en los recaudos”, expresó el secretario.

Parés Alicea añadió que los consumidores han influenciado grandemente en los comerciantes para que se certifiquen y puedan vender los alimentos con la tasa reducida de 7%.

“La medida ha tenido el aval de los consumidores y estos han auspiciado principalmente a los comerciantes que cuentan con el certificado de la tasa reducida, lo que ha provocado que la competencia también procure obtener el certificado y, a su vez, estar en cumplimiento. Es nuestro compromiso y el de la gobernadora, establecer estrategias que beneficien a todas las partes y brindar mejores servicios con la utilización de herramientas tecnológicas y de avanzada que nos ayudan a prevenir y evitar los riesgos contributivos y a fortalecer el sistema de captación para aumentar los recaudos y mejorar la economía de la Isla”, subrayó el titular de Hacienda.

El secretario informó que esta semana se enviaron electrónicamente 405 multas a comerciantes de este sector por incumplimiento en la utilización del terminal fiscal.

El DH, originalmente, identificó que se estarían enviando 651 avisos de multas por incumplimiento, sin embargo, esta cifra se redujo cuando muchos reaccionaron a las constantes comunicaciones enviadas a través de SURI.

La imposición de las multas no requirió inspección de parte de personal del departamento.

El promedio de cada multa fue de 500 dólares y los comerciantes podrán pagar las mismas a través de SURI.

Aquellos que entiendan que existe una causa razonable justificando el no estar utilizando el terminal fiscal que es requerido por ley, podrán solicitar un recurso de revisión administrativa.

El 1ro de octubre, cuando comenzó a operar la tasa reducida de 7% sobre alimentos preparados, había 6,113 establecimientos en cumplimiento, al día de hoy hay 7,765.

Hacienda continúa fiscalizando el cumplimiento de la tasa reducida para alimentos preparados a través de SURI y del personal especializado.

Además, los contribuyentes pueden presentar sus confidencias a través de Suriconfidencias, utilizando el enlace https://suri.hacienda.pr.gov.

Este es un sistema de recibo y manejo de denuncias de ciudadanos que advierten violaciones relacionadas a los distintos tipos de impuestos por parte de los comerciantes.