Legislatura

Desde la izquierda, los senadores Eduardo Bhatia, Carlos Rodríguez Mateo y José Vargas Vidot durante la vista pública sobre la medida de la ASES.

En momentos en que existe una crisis presupuestaria en la estructura de salud pública y la Administración de Seguros de Salud (ASES) ha enfrentado serios señalamientos de corrupción, la Legislatura evalúa una medida que busca eliminar la corporación pública creada mediante la Ley 72 de 1993.

El Proyecto del Senado 1437, radicado por petición por el presidente de ese cuerpo, Thomas Rivera Schatz, establece que —con el fin de lograr ahorros, eficiencias y agilidad en los servicios que brinda el gobierno— se elimina ASES y se delegan sus funciones, deberes y responsabilidades a la secretaría de Salud. También la medida crearía el Programa de Administración de Seguros de Salud.

“ASES como entidad autónoma ha probado que carece de los recursos para implantar, coordinar, supervisar, sancionar, establecer políticas y desarrollar un plan integral para un seguro público eficiente que no tenga que ser modificado recurrentemente en perjuicio de pacientes y proveedores. ASES ha sido incapaz de crear un seguro público que sea estable y desde dicha estabilidad aspirar a mejorarlo desde el punto de vista fiscal y de calidad”, expresó el presidente del Colegio de Médicos Cirujanos, Víctor Ramos.

A tales fines, favoreció que se restituyan al Departamento de Salud las facultades, deberes y responsabilidades que fueron delegadas en la ASES. Sin embargo, indicó que no basta con integrar esa corporación al Departamento de Salud con la creación del programa y dejar intacta su estructura.

Ayer se llevó a cabo una vista pública de la Comisión de Salud del Senado, presidida por el legislador Ángel “Chayanne” Martínez, para discutir esta medida. La mayoría de los deponentes expresó reparos con el proyecto de ley y solicitó que se hagan enmiendas.

A meses del juicio

La discusión del proyecto surge a solo meses de que inicie el juicio federal contra la ex directora ejecutiva de la ASES, Ángela Ávila, y otras cinco personas, incluyendo a la exsecretaria de Educación, Julia Keleher, por cargos de conspiración, fraude electrónico, lavado de dinero y soborno.

Precisamente, la directora ejecutiva interina de la ASES, Yolanda García Lugo, mostró algunas reservas y descartó que la medida que atiende este asunto logre su propósito con traspasar sus deberes al Departamento de Salud.

“La respuesta es que no se logran eficiencias traspasando la ASES al Departamento de Salud”, enfatizó la funcionaria ante preguntas del senador Carlos Rodríguez Mateo sobre si entendía que con este proyecto se atienden los problemas de la agencia.

García Lugo añadió que los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid (CMS, por sus siglas en inglés) —adscritos al Departamento de Salud federal— tan reciente como el pasado 2 de mayo revisaron una determinación previa que limitaba la facultad de la ASES de llevar a cabo ciertas funciones administrativas, reconociendo ahora que la estructura legal de la corporación cumple con la definición federal de agencia gubernamental para propósitos de la regulación estadounidense.

Sin embargo, el secretario de Salud, Rafael Rodríguez Mercado, aseguró que CMS “nos ha expresado desde el 2009 que la estructura apropiada para administrar los fondos del Programa de Medicaid en Puerto Rico debe ser el Departamento de Salud y no la Administración de Seguros de Salud”.

Insistió en que en octubre de 2016 CMS reiteró su posición de 2009. “El Departamento de Salud federal, la Asamblea Legislativa y nuestro departamento están a la par y cónsonos con este proyecto de ley presentado”, expresó el titular de Salud.

“Una buena idea”

Por su parte, el presidente de la Junta de Directores de la Asociación de IPA de Puerto Rico, Jorge Hess, planteó que está de acuerdo en que “la reestructuración de la ASES es una buena idea. Sin embargo, es esencial que la eliminación o reestructuración no se apresure en un esfuerzo por crear la impresión de que Puerto Rico está abordando el problema de fraude y abuso con esta acción”.

Mientras, el presidente de la Asociación de Laboratorios Clínicos, Juan Rexach, se opuso al proyecto de ley, ya que entiende que no cumpliría con las exigencias de transparencia requeridas por el gobierno federal.

“El Proyecto del Senado 1437, además de la eliminación de la ASES, debe contemplar mecanismos que garanticen un manejo efectivo de los fondos federales”, sostuvo Rexach.