Jenniffer Gonzalez

La comisionada residente Jenniffer González explicó ayer que con la firma del presidente estadounidense Donald Trump, convirtiendo en ley el tercer paquete de ayuda por la pandemia de coronavirus (Covid-19) y que asciende a $2.2 billones (trillones en inglés), se garantiza que toda persona que tenga un número de Seguro Social y que cobre menos de $75,000 pueda recibir asistencia para individuos de hasta $1,200.

González detalló que la Ley Cares —como se denomina la medida— incluye un programa de asistencia temporal por desempleo que aplica a Puerto Rico y que daría paso a que los trabajadores afectados reciban $600 por semana durante cuatro meses, aparte del beneficio estatal.

Indicó que la Ley Cares recibió cambios en la Cámara federal y que en el caso de la asistencia para individuos de hasta $1,200, mantiene en el lenguaje que se envíe el monto a los ciudadanos en un solo pago, y deja a discreción del Departamento del Tesoro federal la forma o la fecha en que se estaría emitiendo el desembolso. Anteriormente, la medida establecía que los $1,200 se dividirían en dos pagos.

Para la asistencia individual cualifican las personas que tengan un número de Seguro Social válido y residan legalmente en Estados Unidos o sus territorios. No tienen que haber radicado planillas, ni haber tenido ingresos. Ese programa incluye trabajadores del sector privado y del público de todos los niveles, desempleados, retirados, pensionados, veteranos, trabajadores por cuenta propia, contratistas, beneficiarios de asistencia pública y trabajadores agrícolas.

No obstante, la comisionada residente señaló que esta lista no es exclusiva y que basta con tener un número de Seguro Social válido. Explicó, además, que el Departamento de Hacienda jugará un rol importante en la distribución de estos fondos a todo ciudadano que tenga número de Seguro Social.

“El mecanismo para esto lo va a determinar Hacienda en conjunto con el Departamento del Tesoro federal”, puntualizó la funcionaria.

González mencionó que Hacienda tendrá que establecer unas guías para la aplicación del mandato federal en la Isla. Dijo que esa agencia será la encargada de identificar a las personas que cualifican para recibir el incentivo federal y de localizar a los jubilados que se pueden beneficiar. “Hacienda y el IRS (Servicio de Rentas Internas federal) deberán implementar un plan para estas guías y hay que hacerlo público”, expresó.

Aclaró, sin embargo, que la persona no tiene que haber rendido planilla federal y opinó que la mayoría de los puertorriqueños cualifica para un cheque total de $1,200. Explicó que el cheque podría ser menor de $1,200 para aquellos ciudadanos cuyos ingresos superen los $75,000 y que alcancen los $99,000. “Los que se excedan de ese ingreso no son elegibles para esta bonificación”, expuso.

Explicó que los ingresos serán basados en lo presentado en la contribución sobre ingresos federal de 2019 o de 2018. Si alguien no sometió la planilla en ninguno de esos años, se usará su récord del Seguro Social.

Espaldarazo a los desempleados

González expuso que tras la firma de la Ley Cares se otorgaría hasta $600 adicionales por semana sobre el pago regular por desempleo que se concede en cada estado o territorio.

“Se darían 13 semanas adicionales en beneficios de seguro de desempleo financiados por el gobierno federal. Esto aplica también a trabajadores a tiempo parcial y a cuenta propia, entre otros”, detalló.

Además, la ley incluye $562 millones en préstamos de la Administración de Pequeños Negocios (SBA); subvenciones para la condonación de préstamos a pequeños y medianos negocios y organizaciones sin fines de lucro; para mantener mano de obra existente, y para el pago de otros gastos como alquiler o hipoteca y luz y agua, entre otros; también subvenciones de emergencia de hasta $10,000 para cubrir costos de operación; y seis meses de pagos cubiertos para aquellos con préstamos existentes.

“El gobierno federal debe estar emitiendo la semana que viene las guías de lo que tiene que ver con bancos y pequeños negocios”, manifestó la comisionada residente.

Por otro lado, la ley concede inmunidad de demanda civil bajo la ley estatal y federal para los profesionales de la salud que brindan servicios de atención médica como voluntarios en medio de la pandemia de Covid-19, siempre que no incurran en conducta penal o negligencia grave.

Periodista destacada en la Legislatura de Puerto Rico.