jenniffer gonzález

El paquete de ayudas incluye beneficios para los pequeños y medianos negocios. 

El paquete de estímulo económico más abarcador en la historia de Estados Unidos —ascendente a $3 trillones y dirigido a enfrentar el duro golpe a la economía que ha provocado la pandemia del Covid-19— separa para Puerto Rico, Washington DC y otros territorios un monto de $3,000 millones.

Como parte de estos beneficios está incluido el tan esperado cheque de $1,200 que será pagadero en un solo plazo, al cual tendrán acceso toda aquella persona con un seguro social activo, cuyos ingresos sean $75,000 individual o $150,000 en pareja. Igualmente, el beneficio contempla un pago de $500 por cada menor en la familia.

“Todo el que tenga Seguro Social recibirá $1,200 por persona si gana menos de $75,000 y $2,400 cuando el ingreso de la pareja no supera los $150,000, más $500 por cada niño. Esto incluye a quienes reciben Seguro Social y pensionados. Ya se aprobó hoy (ayer) en el Senado, esperamos entre hoy (ayer) o mañana (hoy) sea aprobado por la Cámara”, dijo a EL VOCERO la comisionada residente Jenniffer González sobre las ayudas para Puerto Rico, Washington DC y demás territorios, que totalizan $3,000 millones del fondo de $150,000 millones de estabilización para los estados.

Otro de los beneficios para Puerto Rico es el apoyo que tendrán los pequeños y medianos negocios que han sido duramente golpeados por el cierre comercial y el toque de queda, quienes recibirán $562 millones en ayudas, además de los contribuyentes y estudiantes, que también se beneficiarán de la medida del gobierno de Estados Unidos una vez aprobada.

“Si un negocio con menos de 500 empleados toma un préstamo en la banca tradicional para renta, nómina, hipoteca o seguro de salud, el gobierno federal le va a condonar la deuda. En los préstamos con Small Business Administration (SBA), no tendrán que pagarlos por seis meses. Esto nos ayuda mucho porque va al corazón de los comerciantes y es una ayuda ‘cash’”, afirmó González sobre los préstamos por pérdidas económicas por desastres (economic injury disaster loans).

 En el caso de los préstamos estudiantiles, no tendrán que pagarse en tres meses ni habrá que devolver la cantidad no utilizada. También hay excelentes noticias para los contribuyentes, ya que a la planilla federal se le extendió el periodo de pago a dos años.

El texto legislativo que se convertirá en el tercer paquete económico en respuesta al Covid-19 incluye ayudas para asistencia nutricional, la Guardia Nacional, la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), aeropuertos, fondos CDBG y una inyección directa al gobierno de Puerto Rico. El proyecto incluye $200 millones para programas de nutrición en la Isla, adicionales a los $100 millones que se incluyeron en la Ley de Respuesta al Coronavirus “Familias Primero”.

Otros fondos en la medida

El paquete cuenta con $45,000 millones para el Fondo de Ayuda por Desastre de FEMA para las necesidades inmediatas de los gobiernos locales en sus esfuerzos para proteger a los ciudadanos y ayudarlos a recuperarse de los efectos del Covid-19. Las actividades reembolsables pueden incluir respuesta médica, equipo de protección personal, despliegue de la Guardia Nacional, coordinación de logística, medidas de seguridad y servicios comunitarios.

También incluye $100 millones para equipos de protección personal, suministros y reembolsos a los bomberos, además de $100 millones para la preparación de emergencias y $200 millones para el Programa de Alimentos y Refugios de Emergencia, que proporciona estos servicios de apoyo a través de organizaciones locales.

Los sistemas escolares y las instituciones de educación superior se beneficiarán de $30,750 millones para que continúen brindando servicios educativos a sus estudiantes. La Guardia Nacional recibirá cerca de $1,500 millones para apoyar las operaciones del Título 32, que se ha ordenado que comiencen en Nueva York, California y el estado de Washington, así como la Policía y las cárceles estatales, que tendrán a su disposición $850 millones en ayudas de Byrne-JAG para comprar equipos de protección personal, suministros médicos y cubrir horas extras.

La legislación incluye $10,000 millones en ayudas para los aeropuertos comerciales de propiedad pública para abordar la crisis del Covid-19, ya que este sector enfrenta una amplia disminución en los vuelos comerciales. Estos fondos ayudarán a los operadores de los aeropuertos a satisfacer las necesidades actuales y administrar los proyectos de construcción a medida que aumentan los gastos operativos.

 Puerto Rico recibirá anualmente fondos del programa de mejoramiento del aeropuerto en función de la cantidad de personas que vuelan al aeropuerto Muñoz Marín, mientras que el de Mayagüez recibirá cerca de $4.7 millones por Essential Air Services para vuelos desde San Juan a esa ciudad.