El gobernador Pedro Pierluisi está dispuesto a enmendar la Ley 4 de 2017 de Transformación y Flexibilidad Laboral —que entre otras cosas permite a los patronos privados aplicar periodos probatorios más amplios a sus contratados— y busca retomar con la Junta de Control Fiscal el tema de justicia salarial a los empleados públicos.

En entrevista con EL VOCERO, Pierluisi planteó su inconformidad con varios aspectos de la reforma laboral, principalmente los que están relacionados con los días de vacaciones y el período probatorio. “Si a mí me llegan cambios en esa reforma, voy a tener la mayor apertura y flexibilidad porque de entrada ese sistema dual no ha sido de mi agrado”, indicó el mandatario, a casi una semana de haber juramentado a su cargo.

Pierluisi piensa que es justo que todo empleado en Puerto Rico tenga un número adecuado de días para su descanso. “Pudiera reconsiderar el monto de los días que se asignó (a vacaciones) como parte de la reforma laboral que tuvimos porque estoy convencido de que propicia mayor productividad el que el personal pueda tener unos días de descanso durante el año, así que esa es un área que yo pudiera revisitar”, adelantó.

En cuanto al período probatorio, Pierluisi destacó que entiende que se puede buscar algún tipo de punto medio “entre lo que existía antes de la reforma y lo que tenemos después de la reforma”. “Hay algo que a mí no me agrada de esa reforma. Y es que ha causado que potencialmente puedas tener en una misma empresa dos clases de trabajadores: los que están sujetos a la reforma y los que no, porque esa reforma —si recordamos— fue de aplicación prospectiva”, sostuvo el primer ejecutivo.

Sin embargo, admitió que parte de la reforma laboral cuenta con su apoyo, por ejemplo, la que permite que los empleados opten por trabajar cuatro días en vez de cinco días a la semana. “Eso a mí me parece muy positivo. De igual manera, permite que los comercios abran los domingos como si fuera cualquier otro día de la semana y yo, nuevamente, veo eso con buenos ojos”, expresó.

Uno de los principales señalamientos que se ha hecho a la reforma laboral es el período probatorio, que se extendió de tres meses a nueve meses para empleados nuevos y hasta 12 meses para posiciones ejecutivas. La reforma laboral —que cubre a los empleados de nueva contratación en el sector privado— también aumentó las horas al mes que debe acumular un trabajador para poder tener vacaciones y redujo a seis los días que puede acumular en su primer año de trabajo.

¿Aumento al salario mínimo?

Pierluisi también habló sobre si tiene sobre la mesa revisar el salario mínimo de los empleados públicos o presentar una orden ejecutiva a esos fines. “Pienso que lo que debemos hacer es esperar cuál es la agenda demócrata… Yo anticipo que el presidente (de Estados Unidos, Joe) Biden, así como el liderato demócrata en el Congreso van a propulsar un aumento del salario mínimo”, sostuvo.

El gobernador no descartó firmar una orden ejecutiva que garantice que los empleados que laboren en proyectos de reconstrucción tengan una mejor paga. Indicó que esa orden ejecutiva no está redactada, pero que “esa es una (orden ejecutiva) que puede venir”.

“No lo descarto. Por ejemplo, el pasado gobernador (Ricardo Rosselló) emitió una orden ejecutiva que establecía un salario mínimo para proyectos de construcción utilizando fondos federales. Así que no descarto emitir una orden ejecutiva, pero no necesariamente la misma; diferente, pero con la intención de asegurarme de que la fuerza laboral esté bien paga en los proyectos de reconstrucción”, sostuvo.

Entrevista a Pedro Pierluisi

Gobernador Pedro Pierluisi. >Carlos Rivera Giusti/EL VOCERO

Recalca prioridades

Al igual que señaló durante la campaña electoral y a días de juramentar al cargo oficialmente, Pierluisi destacó que sus prioridades siguen siendo: atender la situación de emergencia que vive Puerto Rico por el Covid-19 y la reconstrucción del País. A tales fines, firmará una orden ejecutiva para designar al secretario del Departamento de Estado, Larry Seilhamer, como presidente del Concilio de la Reconstrucción.

En ese concilio, según detalló, está incluyendo a todos los jefes de agencias que tienen injerencia en los trabajos de reconstrucción pendientes luego de los huracanes Irma y María, así como los terremotos. El gobernador ha encomendado a Seilhamer “que se coordinen debidamente esos esfuerzos y que tenemos esa obra de reconstrucción visible y tangible para en o antes de (culminar) este cuatrienio”.

Freno a proyectos de administración

Pierluisi dijo que, por el momento, no estará presentando proyectos de administración a la Asamblea Legislativa, sino que se está concentrando en órdenes ejecutivas. “Lo que voy a hacer en el plano legislativo es reunirme semanalmente con los líderes legislativos y es ahí que vamos a cuadrar la agenda legislativa, porque yo no voy a tener reparos de compartir mi agenda con la de los presidentes de los cuerpos y mi intención con el liderato legislativo es hacer un esfuerzo por identificar todas las medidas que pudieran atenderse en esta próxima sesión legislativa fuera de líneas partidistas”, comentó.

Enfatizó también en la importancia de centrarse en los proyectos que entiende el ejecutivo y la legislatura pueden trabajar unidos para lograr resultados. A esos efectos mencionó la lucha contra la pobreza, medidas para mejorar el sistema de salud y educación, la lucha contra el Covid-19 y las poblaciones vulnerables, entre otros.

Habla de estatus

“Yo creo que en todos esos temas hay unidades de propósito. En donde reconozco que hay diferencias es en el asunto del estatus y ahí, en la cuestión procesal de cómo atenderlo; pero en esa área yo lo que les pido a los que difieren de mi ideal de estatus es que reconozcan que yo tengo una responsabilidad moral —por no decir legal— para hacer valer la expresión del pueblo en el plebiscito”, declaró.

El gobernador añadió que “hay un trabajo pendiente en Washington”, por lo que se va a unir a la comisionada residente Jenniffer González y con otros líderes que quieren la igualdad para los puertorriqueños “para que el Congreso le responda al pueblo de Puerto Rico. Reconozco que hay quienes entienden que se debe llevar una asamblea de estatus, pero lo que les pido es que también se den cuenta que hay una agenda en Washington”.

“Pueden considerar legislación y yo la miraré con detenimiento y voy a tratar de ser justo al reaccionar a cualquier proyecto de ley que me sometan, pero, otra vez, no puedo paralizarme en cuanto a lo que hay que hacer en Washington y más ahora que tenemos el liderato demócrata a cargo y que es obvio que la causa de la igualdad, la causa de corregir la falta de derechos que tenemos como ciudadanos americanos, es una que cala hondo en las filas demócratas porque es una causa de derechos civiles”, agregó.