Francisco Parés

Parés (en la foto) era el secretario auxiliar de Rentas Internas y uno de los funcionarios de mayor confianza del entonces titular de Hacienda, Raúl Maldonado.

Bajo la nueva administración de la gobernadora constitucional Wanda Vázquez Garced, todos los miembros del gabinete —y no solamente los que participaron del polémico chat de Telegram que le costó el puesto al entonces gobernador Ricardo Rosselló— se encuentran bajo evaluación, y en los próximos días podría haber cambios significativos.

La evaluación iniciada por la mandataria en apenas una semana que lleva en el cargo es tal que las designaciones de Rosselló en sus últimas gestiones, como el nombramiento de Francisco Parés como secretario del Departamento de Hacienda, también se miran con detenimiento, sobre todo porque se trata de un funcionario muy cercano al destituido secretario de esa agencia, Raúl Maldonado.

“Como he mencionado, la gobernadora Wanda Vázquez Garced se encuentra en proceso de evaluar y revisar la ejecutoria y los resultados de todos los funcionarios que dirigen las agencias de gobierno”, indicó Mariana Cobián, portavoz de prensa de la primera ejecutiva, a preguntas de EL VOCERO. En la solicitud se le pidió reacción en específico a las posiciones de Hacienda, Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC) y la Oficina de Gerencia y Presupuesto (OGP).

Anoche se pidió la reacción de Parés, quien el lunes tuvo una reunión con la gobernadora, pero al cierre de esta edición no había emitido expresiones.

Fuentes consultadas en el gobierno central y en Hacienda indicaron que la posibilidad de que Parés deje el cargo es cada vez más fuerte. De hecho, una reunión que tenía en estos días —y a la cual había convocado al principal equipo de trabajo en la agencia— fue suspendida para este viernes, cuando se espera que haya un anuncio importante.

La designación de Parés surgió en julio cuando Rosselló destituyó a Maldonado como secretario de Hacienda —entre otros cargos importantes que ocupaba en el tema financiero— por hacer expresiones públicas de que existía una “mafia institucional” en esa agencia.

Parés —reconocido por sus cualidades profesionales— era el secretario auxiliar de Rentas Internas y uno de los funcionarios de mayor confianza de Maldonado.

Salvo contados casos, las fuentes consultadas indicaron que Vázquez Garced se concentra por ahora en aquellos funcionarios vinculados al polémico chat de Telegram y que permanecen en posiciones públicas, ya que hay una investigación en curso. Eso incluye a Ricardo Llerandi, quien se desempeña como director ejecutivo de la Compañía de Comercio y Exportación, y Anthony Maceira, quien sigue como director ejecutivo de la Autoridad de los Puertos.

Llerandi fue el secretario de la Gobernación de Rosselló y Maceira fue su secretario de Asuntos Públicos, y en distintos momentos aparecieron en el chat.

“Todo va a ser evaluado. Es la forma de fijar diferencias con la administración (anterior)”, indicó una de las fuentes.

De producirse los cambios anticipados —aunque la gobernadora ha dicho que también toma en consideración que no se afecte negativamente la prestación de servicios por las movidas de funcionarios— significarían nuevos ajustes en corto tiempo, luego de los realizados por Rosselló.

La situación al interior de las agencias “es crítica”, según las fuentes, porque ya han pasado largas semanas desde que inició la crisis en la actual administración, quedando detenidas gestiones y el seguimiento de proyectos. Eso también se menciona que ocurre en Hacienda con proyectos prioritarios en áreas de operación.

Se indicó además, que ha habido esfuerzos por hacer parecer que el gobierno funciona “business as usual”, pero la realidad es que en medio de tantos cambios eso no ha sido posible. “Tomará su tiempo, pero el cuatrienio prácticamente se fue”, mencionó una de las fuentes.

Dificultad para atraer talento

La gestión de Vázquez Garced para enderezar el gobierno y recuperar en lo posible la confianza del pueblo, dijeron las fuentes, es una labor titánica por la dificultad —entre otros factores— para atraer talento con peritaje que pueda ocupar las principales funciones del servicio público.

“Sacar funcionarios puede resultar lo menos complicado. Sustituir es el reto máximo”, agregó la fuente consultada.

Hasta ahora, Vázquez Garced ha nombrado a Luis A. Martínez Román como administrador de la Oficina de la Gobernadora y a Grisel Santiago Calderón como secretaria interina del Departamento de Justicia.

Martínez Román fue subadministrador del despacho de Rosselló y Santiago Calderón era subsecretaria de Justicia.