Senado

El Senado aprobó hoy una resolución que ordena a la Comisión de Telecomunicaciones, Urbanismo e Infraestructura investigar las razones por las cuáles el sistema de aviso de alerta a teléfonos móviles del Negociado de Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (NMEAD) no fue activado tras el terremoto de magnitud 6.4 reportado en el suroeste el pasado 7 de enero.

Se trata de la Resolución del Senado 1313, de la autoría del presidente Thomas Rivera Schatz, que fue aprobada por unanimidad en la sesión ordinaria de hoy de la Cámara Alta. 

La medida establece en su exposición de motivos que en enero de 2018 el excomisionado del NMEAD, Carlos Acevedo, anunció que estaría implementando un sistema nuevo de aviso de alerta que complementaría el Sistema Integrado de Alerta Pública y Advertencia (IPAWS, por sus siglas en inglés), pues sería utilizado para todo tipo de evento de emergencia que ocurra en Puerto Rico.

“El 28 de diciembre, se comenzaron a sentir en el sur de la isla una serie de sismos, que junto al terremoto de magnitud 6.4 ocurrido al sur de Guánica el martes, 7 de enero de 2020, a las 4:24 a.m., causaron serios daños en el área sur y suroeste de la Isla y dejaron sin servicio eléctrico a todo Puerto Rico. Ese terremoto en específico, generó en el momento advertencias de tsunami. Sin embargo, hasta donde tenemos conocimiento, los ciudadanos no recibieron alertas en sus teléfonos móviles”, reza la medida.

A base de esto, se indica en la resolución que es imperativo que se determinen las razones por las cuales el sistema de aviso de alerta a teléfonos móviles, que supuestamente está en funcionamiento, no fue activado tras el terremoto del 7 de enero. 

Investigarán sistema de sirenas

De otro lado, el Senado también aprobó ordenar a la Comisión de Seguridad Pública realizar una investigación sobre el funcionamiento del sistema de sirenas de alerta de tsunami tras el terremoto de magnitud 6.4 del martes, 7 de enero. La medida fue aprobada 26 votos a favor y uno en contra del senador popular, Cirilo Tirado Rivera.

En medio de la sesión ordinaria, el presidente del Partido Popular Democrático (PPD) y senador, Anibal José Torres Torres planteó que se estaba haciendo un esfuerzo doble con la Resolución del Senado 1314 porque el 27 de septiembre de 2019 dicho cuerpo legislativo había aprobado la Resolución del Senado 563, que era para los mismos propósitos.

“Tan es así que (Henry) Neumann Zayas, como presidente de la Comisión de Seguridad Pública emitió el informe final sobre la Resolución del Senado 563, que ordenaba realizar una investigación exhaustiva sobre el uso, manejo y condiciones actuales de las sirenas de alertas de tsunami, así como el sistema de alertas de emergencia existente en Puerto Rico”, sostuvo.

A tales fines, indicó que lo que debieron haber hecho los compañeros de la mayoría era remitirse al informe final que presentó Neumann Zayas e ir sobre las cerca de siete recomendaciones incluidas en la medida previamente aprobada. “Yo devolvería esta resolución a Comisión”, recomendó.

En tanto, el senador Eduardo Bhatia indicó que el problema del país es la incompetencia. “Acabamos de ver aquí algo que ya se aprobó y se vuelve a aprobar… y el problema fundamental… es la incompetencia de aquellos que tienen que tomar la decisión”, dijo.

Mientras, el portavoz de la Mayoría del Senado, Carmelo Ríos, mencionó que se habían hecho siete recomendaciones y que fueron sometidas al gobierno antes del terremoto. “Creo que es un seguimiento, son hermanas”, mencionó.

“Es diferente lo que vivimos con el terremoto del área sur que impactó a todo Puerto Rico, pero en el área sur en especifico, que hay dos municipios que sí funcionaron el sistema y los demás no. Ese servicio se paga, que es un servicio que cuesta, que es un servicios que requiere mantenimiento y el Senado no puede mirar para el otro lado”, subrayó.

En tanto, el senador Juan Dalmau Ramírez comentó que “el problema de fondo es que en Puerto Rico nos han hablado de planes de respuestas en casos de emergencia cuando no tiene para todos los efectos prácticos un sistema de alerta de emergencias”.

“Después de María, el 27 de noviembre del 2017, el Comité de Comunicadores de Alerta, que incluye radiodifusores, telecomunicaciones, recibió un memorando de los integrantes del sistema de alerta de emergencias. Ese memorando… básicamente le indicaba que en Puerto Rico no existe un sistema de alerta de emergencias porque geográficamente, según los estudios de NOA, Puerto Rico debería tener entre cinco y ocho repetidoras para poder dar una alerta de emergencia de manera inmediata y efectiva. En Puerto Rico después de María queda una”, dijo.

En ese aspecto, mencionó que está ubicada en el Cerro Las Mesas en Aguas Buenas y solamente puede avisarle a la zona de San Juan.

“El resto del país se entera de una emergencia porque según se alerta a San Juan, las estaciones de radio y televisión se activan en San Juan y las demás estaciones de radio y telecomunicaciones del resto de la isla comienzan a retransmitir. Por lo tanto, nuestro sistema de alerta de emergencias funciona de la siguiente manera: surge una emergencia, la Red Sísmica recibe la información, la Red Sísmica no está autorizada para emitir una alerta de emergencia y tiene que notificarle a NOA”, explicó.

“NOA cuando recibe la notificación activa su sistema de emergencia, que además de anticuado porque es de la década del 70, cuando el sistema funciona, le alerta al Cerro Las Mesas en Aguas Buenas, que le alerta a San Juan y de San Juan se encadenan las otras emisoras. Requiere un periodo de cerca de 10 minutos para que se enteren, por ejemplo, en Guánica que hay una amenaza de tsunami si hay un temblor o más. Eso no es una alerta de emergencia. De ahí a enviar una paloma mensajera”, sostuvo.