junta 1
La directora ejecutiva de la Junta de Control Fiscal, Natalie Jaresko. >Carlos Rivera Giusti/EL VOCERO

La Junta de Control Fiscal acordó que la carta circular 35-2020 del Negociado de Transporte y Otros Servicios Públicos (NTSP), que establece una tarifa mínima de acarreo terrestre, se mantenga en vigor de manera provisional mientras no haya huelga. Por lo tanto, la organización Camioneros Unidos de Puerto Rico dejó sin efecto el paro que comenzaría mañana. 

"La Junta de Supervisión y Administración Financiera reconoce la importante función que el sector de camioneros de transporte y sus trabajadores representan para el pueblo y la economía de Puerto Rico. Del mismo modo, también reconocen el derecho de los operadores de camiones a que se les pague equitativamente por los servicios fundamentales que brindan. Debido al reciente llamado de huelga de los operadores locales de camiones de transporte, la Junta de Supervisión ha llegado a un acuerdo para revaluar los reglamentos con respecto a la industria del transporte terrestre de Puerto Rico”, indicó el ente en declaraciones escritas.

El pasado 26 de marzo, la directora ejecutiva del ente fiscal, Natalie Jaresko, pidió al director ejecutivo de la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (Aafaf), Omar Marrero, que se detuviera la implementación del aumento tarifario de 35% que aprobó el NTSP en diciembre por entender que era inconsistente con el plan fiscal aprobado y, por consiguiente, con la ley federal Promesa.

Ante esto, la organización Camioneros Unidos de Puerto Rico había convocado el pasado jueves a un paro indefinido del transporte de carga hasta que el ente regulador desistiera de desautorizar la medida.

“La Junta de Supervisión ha acordado además que la carta circular 35-2020 del Negociado de Transporte y otros Servicios Públicos, que establece las nuevas tarifas mínimas temporeras de carga terrestre, continúe en vigor, con la condición de que los operadores de camiones de transporte no paralicen las operaciones, mientras que la Junta de Supervisión vuelve a examinar el marco regulatorio del sector de transporte terrestre”, se agregó.

Asimismo, la junta estableció que “continuará reuniéndose con los representantes de los camioneros, incluyendo los Camioneros Unidos, la comunidad empresarial y el gobierno de Puerto Rico, para establecer un diálogo constructivo, evaluando sus necesidades y los mejores intereses del pueblo de Puerto Rico, incluso durante el proceso de revisión del Plan Fiscal”.

“La Junta de Supervisión espera reunirse con los operadores de camiones de transporte y participar en un diálogo constructivo para evaluar sus necesidades y los mejores intereses del pueblo de Puerto Rico”, se concluyó.