reunion 1
Desde la izquierda, el doctor Jaime Claudio Villamil y el alcalde de Coamo, Juan Carlos García Padilla.

A menos de 48 horas de la entrada en vigor de una nueva orden ejecutiva con las medidas para controlar la pandemia de Covid-19, salubristas y representantes del sector comercial no lograron ponerse de acuerdo en torno a las nuevas recomendaciones, quedando en manos de la gobernadora Wanda Vázquez Garced la determinación final, principalmente sobre el porcentaje de ocupación en diversas instalaciones.

La decisión sobre la orden ejecutiva, que en esta ocasión tendrá una vigencia de cuatro semanas, se limita a dos opciones principales: la extensión de la actual tal y como está o la apertura del sector comercial en un 60% de su ocupación.

En la reunión sostenida ayer en el Departamento de Salud -la cual se extendió por cuatro horas- participaron algunos representantes de la agencia junto al ‘task force’ ciudadano y el ‘task force’ económico.

Acorde con una fuente cercana, el tranque surge ante el incumplimiento de la escala de colores acordada entre todas las partes, aprobada hace unas cinco semanas, el cual se suponía que se pondría en vigor acorde con el nivel de gravedad de la pandemia.

Dicho modelo establece que si el nivel de la pandemia alcanzaba el rojo, el cierre sería casi total, limitándose a los servicios esenciales. Si la escala es anaranjada -como la que estaba vigente en la pasada orden ejecutiva- la apertura comercial sería de un 33%. De ser amarilla, que es el estatus actual, la reapertura sería de un 67% y de estar en verde por varias semanas consecutivas se reabriría el País en su totalidad.

En virtud de dicho modelo, el ‘task force’ económico recomendó la reapertura en un 60%, tras previa conversaciones con los salubristas, lo que no fue aceptado por el grupo de salud, quienes avalan la continuidad de la orden ejecutiva vigente.

“Esta determinación de los salubristas no se ajusta al modelo acordado entre las partes hace cinco semanas. Incluso lo acordado en aquel entonces eran dos terceras partes -un 67%- y tras la discusión acordamos el 60%. Lo que debe suceder es continuar con lo acordado, que serían las aperturas para una escala amarilla, que es la fase en la que nos encontramos”, apuntó la fuente de EL VOCERO. Agregó que pretender extender la orden ejecutiva como está no se ajusta al modelo que los salubristas mismos avalaron. “Hay que ajustarse y comenzar a transicionar a este modelo”, indicó.

Hasta el momento, lo único acordado es extender el toque de queda de 10:00 p.m. a 5:00 a.m. Sin embargo, hay cierto consenso en permitir abrir de forma controlada los chinchorros y ampliar la operación de los gimnasios.

Para la fuente, lo esencial para el modelo es contar con certeza y expectativas claras acorde a cómo se comporten los contagios, las hospitalizaciones y las muertes por Covid-19. “Por el momento, la bola está en la cancha de la gobernadora. La realidad actual no justifica extender lo que tenemos, sino pasar al otro nivel”, sostuvo.

Ambiente inseguro por contagio

A la situación del tranque en las recomendaciones se unió un ambiente que todos los presentes señalaron como inseguro, tras haberse enterado segundos antes de iniciar la reunión que el secretario de Salud, Lorenzo González, había arrojado positivo al Covid-19.

Según la fuente, varios de los empleados de la agencia presentes en la reunión fueron sacados de la misma por haber tenido contacto con González. En vista de ello muchas de las personas citadas, de los diversos grupos, optaron por abandonar el lugar y otros exigieron que se abrieran las puertas y las ventanas.

Reacciones no se hacen esperar

El presidente del Colegio de Médicos Cirujanos, Víctor Ramos, dijo que tienen “diferencias significativas” en cuanto a las recomendaciones para la nueva orden ejecutiva. Recalcó que la recomendación que hará el grupo médico será bien distinta a la del ‘task force’ económico, ya que favorecen que la orden “se quede igual en gran medida”.

reunion 2
Ramos dijo que la recomendación sobre la nueva orden ejecutiva que hará el grupo médico será bien distinta a la del ‘task force’ económico.

Ramos advirtió que el nivel de ocupación de las unidades de cuidado intensivo está en un 72% y que hay hospitales que ayer tuvieron que suspender las cirugías electivas porque no hay suficiente espacio.

“El Covid-19 no es lo único que existe. Están aumentando dramáticamente los casos de dengue en Puerto Rico, que eso no lo va a ver Salud ahora, lo va a ver en dos o tres semanas en cuanto lleguen los reportes, pero uno que está en el hospital todos los días, básicamente se admiten dengue y Covid-19 en los hospitales, que no había mucho dengue desde (el huracán) María”, abundó Ramos al salir de una reunión en el Departamento de Salud.

En tanto, el presidente de la Asociación de Comercio al Detal, Iván Báez, dijo que “básicamente lo que estamos recomendando es que se extienda por cuatro semanas adicionales el periodo de apertura y considerando que también viene una temporada alta para evitar aglomeraciones, pues queremos también extender el horario de operación al menos una hora”.

Acorde con cifras las Salud, los casos de Covid-19 en Puerto Rico han continuado en aumento, al igual que las muertes. La agencia reportó 55,516 casos positivos entre confirmados y probables y 742 muertes. Además, ayer había 343 personas hospitalizadas por coronavirus.

El ‘dashboard’ de Salud establece que hay 51 pacientes adultos y dos pediátricos en intensivo por Covid-19. También mencionaba que 36 pacientes adultos y un paciente pediátrico se encontraban conectados a un ventilador a causa del virus.

En vista a dichas estadísticas, el doctor Jaime Claudio Villamil, catedrático de medicina de familia del Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico (UPR) planteó que le parece razonable extender la actual orden ejecutiva.

“Estamos viendo que las estadísticas están razonables, está en lo que nosotros llamamos una zona amarilla de intensidad, pero hay algunos indicadores que nos dicen que esto pudiera estar despuntando así arriba. No obstante, a base de los datos que hay, yo creo que es razonable seguir y extender las condiciones que tenemos ahora y no ponernos más rígidos”, mencionó.

Ojo a gimnasios y chinchorros

Ante ello, el galeno aseveró que habrá recomendaciones a los fines de seguir flexibilizando algunos sectores económicos. Dijo que hay que apoyar los gimnasios porque no han representado ser un foco de infección. “En muchos de estos sitios van a aumentarle la ocupación de un 25% a un 50%. Hay áreas donde tenemos que redefinir, por ejemplo, qué es un chinchorro”, dijo Claudio.

En este aspecto, el alcalde de Coamo, Juan Carlos García Padilla, mencionó que los encargados de los chinchorros se harían responsables de la congregación de personas sin el debido distanciamiento y sin el uso de mascarillas en sus predios.

“Ellos son responsables de lo que pase al frente del negocio, no como antes, que no eran responsables. Así que si ven que se está yendo de control, pues tienen que cerrar negocios. Ayer (martes) dialogamos con los comerciantes de Coamo extensamente y estuvieron de acuerdo porque están cerrados, no están generando nada y hay que darles la oportunidad”, sostuvo.