zaragoza
Zaragoza (izq.) y Santa (der.) no confirmaron si la junta fiscal avala los cambios al presupuesto. >Suministrada

La Cámara de Representantes aprobará este sábado un presupuesto para el próximo año fiscal de $10,111 millones, similar al recomendado por la Junta de Control Fiscal, que deja fuera los aumentos de salario para los maestros, oficiales correccionales, bomberos y trabajadores sociales.

Sin embargo, identificó sobrantes para mitigar el recorte de $44 millones al Fondo de Equiparación de los municipios y de $94 millones a la Universidad de Puerto Rico (UPR), y para garantizar la continuidad del programa de residencias del Recinto de Ciencias Médicas (RCM). En la conferencia de prensa, la cantidad en sobrantes no fue precisada por los presidentes de las comisiones de Hacienda en la Cámara y el Senado, Jesús Santa y Juan Zaragoza, respectivamente.

Santa y Zaragoza no confirmaron si la junta fiscal avala los cambios al presupuesto. También trascendió que el Ejecutivo no participó de las negociaciones entre la Legislatura y el ente regulador.

“El señor gobernador (Pedro Pierluisi) sometió un presupuesto a la Legislatura sin esos aumentos (de salario). Eso no se incluyó ni siquiera en el presupuesto que llegó a la Legislatura y que fue casi similar al de la junta fiscal”, afirmó Santa, quien se mostró esperanzado de que el mandatario firme la resolución presupuestaria que avale la Legislatura el 18 de junio.

“Si vienen a ver, lo que estamos haciendo no es muy distinto a lo que el gobernador quiere... y que en las conversaciones que hemos tenido con la junta, pues que nos acepten los cambios”, agregó Santa.

Afirmó que fue el gobernador quien prometió el alza salarial en algunas dependencias. “Fueron incluidas la UPR, Salud y los municipios. O sea, las prioridades que nosotros delineamos y las que entendemos que son las más importantes. Nosotros no prometimos aumentos”, señaló el legislador.

Admitió que la propuesta de presupuesto de la Cámara no incluye los $3.8 millones que requirió el Departamento de Justicia para contratar 104 empleados necesarios para cumplir con la orden ejecutiva que decreta el estado de emergencia por violencia de género en la Isla.

En tanto, Zaragoza manifestó que “la lista de necesidades de las agencias es larga”.

“Lo que pudimos alterar del presupuesto de la junta —que constituye nuestro presupuesto— no es perfecto. Nosotros hubiésemos querido poder atender 15 o 20 necesidades en cada agencia, pero tenemos que ser realistas. Nos enfocamos en varias partidas y a nuestro entender creo que eso es algo significativo porque por primera vez se quiebra la pared inamovible que era el presupuesto de la junta en los pasados años”, sostuvo.

Zaragoza insistió en que “esto no es una carrera de 100 metros, esto es un maratón. Los próximos años esperamos seguir cavando esa pared y seguir adentrándonos para atender otras prioridades. Hubiésemos querido, pero esto no es perfecto”.

Otro asunto que sigue en suspenso, según aceptaron, son los fondos necesarios para cubrir el salario de los empleados de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) transferidos a otras agencias debido a la entrada de LUMA Energy como operador del sistema de transmisión y distribución de electricidad.

Detallan las prioridades

Al ser cuestionados sobre las variaciones entre las partidas en el presupuesto de la junta fiscal y la versión legislativa, ambos legisladores afirmaron que “hay de todo un poco”.

“La UPR sufrió un recorte de $94 millones y tiene unos retos significativos a largo y mediano plazo, siendo el principal reto el sistema de pensiones… Logramos con la junta fiscal que ese neto de entre $25 millones y $35 millones que se le debe a la UPR se consiga, que se asignen fondos a las agencias para que le paguen a la UPR”, señaló Zaragoza.

El exsecretario de Hacienda señaló que la UPR se podría nutrir también de un fondo dotal que tenía $120 millones y al cual le estarían añadiendo alrededor de $170 millones.

No precisó, sin embargo, la fuente de ingresos de dónde provendrían los millones que sumarían al referido fondo dotal. “Todo este dinero que estamos hablando no es de la nada, ha sido consultado con la junta y la mayoría de ellos son por sobrantes”, aseguró Zaragoza.

Agregó que otra preocupación que llevaron ante la junta es la relacionada con la continuidad de las residencias médicas en el RCM y específicamente sobre el programa de neurocirugía. “Pudimos identificar un sobrante de $15 millones del Departamento de Salud para ser transferidos al RCM. Me parece que eso es crítico”, puntualizó el senador.

Para mitigar el recorte de $44 millones a los municipios, Santa explicó que se podrían transferir del gobierno central a los ayuntamientos los servicios de mantenimiento de escuelas y carreteras. “Ese dinero puede pasar a los municipios para que hagan las tareas que ya han estado haciendo”, afirmó.

La versión presupuestaria de la Legislatura será aprobada el sábado en la Cámara. Mientras que el Senado la estaría evaluando con la intención de avalarla no más tarde del 18 de junio. Luego, pasaría a la evaluación del Ejecutivo y de la junta fiscal.

Periodista destacada en la Legislatura de Puerto Rico.