Pierluisi

El Ejecutivo, la Asamblea Legislativa y la Junta de Control Fiscal aseguraron hoy, domingo, que se alcanzó un acuerdo sobre la medida que crea la ley habilitadora para el Plan de Ajuste de la Deuda (PAD) y que contiene las nuevas disposiciones para la emisión de bonos de obligación general, por lo que el proyecto será aprobado el martes.

Las expresiones ocurrieron al salir de una reunión en el Centro de Convenciones, en Miramar, en la que el gobernador Pedro Pierluisi, miembros de la Asamblea Legislativa y los integrantes de la Junta de Control Fiscal discutieron a puerta cerrada los últimos cambios a la medida.

“Se avecina el final de este capítulo tan negativo. Es decir, el que hemos tenido del gobierno de Puerto Rico en quiebra y yo lo que espero es que ya para el martes la Legislatura pues apruebe el mecanismo para poder reestructurar la deuda del gobierno de Puerto Rico y con eso entonces ya el asunto pasa a manos de la juez (Laura) Taylor Swain”, dijo Pierluisi, quien confía en que la jueza federal va a confirmar el plan que provee la reestructuración de la deuda.

En declaraciones a la prensa, el primer ejecutivo del País afirmó que se defendió a “capa y espada” a los pensionados de Puerto Rico, por lo que la junta fiscal cedió a los reclamos. Reafirmó que el PAD no va a incluir “recorte alguno a las pensiones”, tal y como había adelantado el ente fiscal en una misiva cursada el jueves a la Asamblea Legislativa.

“De igual manera, la junta ha acordado atender dos reclamos que hemos hecho consistentemente: que se les provea fondos adecuados a los municipios y, por otro lado, que también la Universidad de Puerto Rico (UPR) tenga un financiamiento razonable”, abundó.

Precisamente, en el Proyecto de la Cámara 1003 se habla de una asignación fija para la UPR de $500 millones, $62 millones para los municipios y hasta encaminar un estudio -que requiere una inversión de $1 millón- para un plan de salud universal. Todo este lenguaje, incluyendo otras condiciones, fueron incluidas a la medida en el Senado, lo que había generado un tranque.

Ante los argumentos de que en un futuro se pueden afectar los servicios esenciales si se llega a aprobar la medida tal y como está redactada, dándole paso al intercambio de nuevos bonos valorados en $7,400 millones, Pierluisi respondió: “Definitivamente la reestructuración es muy buena para Puerto Rico. Es más, cuando se llegó a esta negociación con los acreedores todavía no teníamos los fondos de Medicaid que vamos a estar recibiendo”.

“Es una cantidad enorme. Estamos hablando que la junta lo que tenía incluido en su plan fiscal era que íbamos a estar recibiendo $500 millones al año y ahora sabemos que, mínimo, el gobierno va a estar recibiendo $2,900 millones al año”, sostuvo Pierluisi.

Por su parte, David Skeel, presidente de la junta fiscal, mencionó: “Tuvimos una discusión muy cándida y abierta, una buena reunión. No hubo negociaciones. Como saben, nosotros la junta enviamos una carta el jueves que era nuestra última y mejor oferta sobre lo que pensamos es posible para Puerto Rico”.

Recordó que, actualmente, Puerto Rico está obligado a destinar al servicio de la deuda 25 centavos de cada dólar mientras que con el plan de ajuste el cumplimiento se reduciría a 7 centavos. Afirmó que, si se aprueba legislación con lo que refleja la carta y el gobernador la firma, Puerto Rico estaría encaminado a salir de la bancarrota.

Así las cosas, la Cámara de Representantes tendrá una sesión ordinaria hoy a la 1:00 p.m., pero no va a concurrir con las enmiendas introducidas por el Senado en la medida legislativa que crearía la Ley para Ponerle Fin a la Quiebra de Puerto Rico, adelantó el presidente del cuerpo legislativo, Rafael “Tatito” Hernández Montañez, en declaraciones a la prensa.

La idea es que se establezca el comité de conferencias, pero habiendo un acuerdo previo entre las partes, el lenguaje final de la medida se aprobaría en ambos cuerpos mañana, martes. Ambos cuerpos legislativos tendrían sesión ordinaria mañana.

“Para que se haga la comunicación de no concurrir, pues hay que esperar que el Senado tenga una sesión. Así que nosotros podemos formalizar, crear un comité, tener las firmas del comité. Tener todo adelantado porque los trabajos se están haciendo en ambas comisiones (de Hacienda), pero formalmente el Senado recibe la no concurrencia el martes, crea y determina quiénes son los miembros del comité, firman el documento acordado entre todas las partes y entonces en la tarde del martes se aprueba la medida en ambos cuerpos”, sostuvo.

Antes de que diera comienzo la reunión, el portavoz alterno del Partido Nuevo Progresista (PNP) en el Senado, Carmelo Ríos, mencionó que tenía la expectativa de que se tuviera un lenguaje bastante certero de qué iba a pasar con la medida. “Tenemos mensajes mixtos de los portavoces de la junta, no hay una coordinación o aparenta que no hay una coordinación y nosotros lo que estamos esperando es que el lenguaje que aprobemos de manera legislativa sea uno que primero proteja a las pensiones”, sostuvo Ríos.

En tanto, el portavoz del PNP en la Cámara de Representantes, Carlos “Johnny” Méndez, afirmó que tenía varias interrogantes. “Ellos (la junta) dicen en la carta que podrían tomar unas medidas adicionales, pero no dicen cuáles son esas medidas adicionales, así que a mi mejor entender el péndulo del recorte a las pensiones todavía está ahí”, expresó. 

El cónclave -que tuvo lugar en el Centro de Convenciones, en Miramar- el gobernador Pedro Pierluisi, miembros de la Asamblea Legislativa y los integrantes de la Junta de Control Fiscal discutieron a puerta cerrada los últimos cambios a la medida.

“Se avecina el final de este capítulo tan negativo. Es decir, el que hemos tenido del gobierno de Puerto Rico en quiebra y yo lo que espero es que ya para el martes la Legislatura, pues apruebe el mecanismo para poder reestructurar la deuda del gobierno de Puerto Rico y con eso entonces ya el asunto pasa a manos de la juez (Laura) Taylor Swain”, dijo Pierluisi, quien confía en que la jueza federal va a confirmar el plan que provee la reestructuración de la deuda.  

En declaraciones a la prensa, el primer ejecutivo del País afirmó que se defendió a “capa y espada” a los pensionados de Puerto Rico, por lo que la junta fiscal cedió a los reclamos. Reafirmó que el PAD no va a incluir “recorte alguno a las pensiones”, tal y como había adelantado el ente fiscal en una misiva cursada el jueves a la Asamblea Legislativa. 

“De igual manera, la junta ha acordado atender dos reclamos que hemos hecho consistentemente: que se les provea fondos adecuados a los municipios y, por otro lado, que también la Universidad de Puerto Rico (UPR) tenga un financiamiento razonable”, abundó.  

Precisamente, el Proyecto de la Cámara 1003 se habla de una asignación fija para la UPR de $500 millones, $62 millones para los municipios y hasta encaminar un estudio -que requiere una inversión de $1 millón- para un plan de salud universal. Todo este lenguaje, incluyendo otras condiciones, fueron incluidas a la medida en el Senado, lo que había generado un tranque. 

Ante los argumentos de que en un futuro se pueden afectar los servicios esenciales si se llega a aprobar la medida tal y como está redactada, dándole paso al intercambio de nuevos bonos valorados en $7,400 millones, Pierluisi respondió: “Definitivamente la reestructuración es muy buena para Puerto Rico. Es más, cuando se llegó a esta negociación con los acreedores todavía no teníamos los fondos de Medicaid que vamos a estar recibiendo”.  

“Es una cantidad enorme. Estamos hablando es que la junta lo que tenia incluido en su plan fiscal era que íbamos a estar recibiendo $500 millones al año y ahora sabemos que mínimo el gobierno va a estar recibiendo $2,900 millones al año”, sostuvo Pierluisi.  

Por su parte, David Skeel, presidente de la junta fiscal, mencionó: “Tuvimos una discusión muy cándida y abierta, una buena reunión. No hubo negociaciones. Como saben, nosotros la junta enviamos una carta el jueves que era nuestra última y mejor oferta sobre lo que pensamos es posible para Puerto Rico”.  

Recordó que, actualmente, Puerto Rico está obligado a destinar al servicio de la deuda 25 centavos de cada dólar mientras que con el plan de ajuste el cumplimiento se reduciría a 7 centavos. Afirmó que, si se aprueba legislación con lo que refleja la carta y el gobernador la firma, Puerto Rico estaría encaminado a salir de la bancarrota.  

Así las cosas, la Cámara de Representantes tendrá una sesión ordinaria hoy a la 1:00 p.m., pero no va a concurrir con las enmiendas introducidas por el Senado en la medida legislativa que crearía la Ley para Ponerle Fin a la Quiebra de Puerto Rico, adelantó el presidente del cuerpo legislativo, Rafael “Tatito” Hernández Montañez, en declaraciones a la prensa.  

La idea es que se establezca el comité de conferencias, pero habiendo un acuerdo previo entre las partes, el lenguaje final de la medida se aprobaría en ambos cuerpos mañana, martes. Ambos cuerpos legislativos tendrían sesión ordinaria mañana.  

“Para que se haga la comunicación de no concurrir, pues hay que esperar que el Senado tenga una sesión. Así que nosotros podemos formalizar, crear un comité, tener las firmas del comité. Tener todo adelantado porque los trabajos se están haciendo en ambas comisiones (de Hacienda), pero formalmente el Senado recibe la no concurrencia el martes, crea y determina quienes son los miembros del comité, firman el documento acordado entre todas las partes y entonces en la tarde del martes se aprueba la medida en ambos cuerpos”, sostuvo.  

Antes de que diera comienzo la reunión, el portavoz alterno del Partido Nuevo Progresista (PNP) en el Senado, Carmelo Ríos, mencionó que tenía la expectativa de que se tuviera un lenguaje bastante certero de qué iba a pasar con la medida. “Tenemos mensajes mixtos de los portavoces de la junta, no hay una coordinación o aparenta que no hay una coordinación y nosotros lo que estamos esperando es que el lenguaje que aprobemos de manera legislativa sea uno que primero proteja a las pensiones”, sostuvo Ríos.  

En tanto, el portavoz del PNP en la Cámara de Representantes, Carlos “Johnny” Méndez, afirmó que tenía varias interrogantes. “Ellos (la junta) dice en la carta que podrían tomar unas medidas adicionales, pero no dicen cuáles son esas medidas adicionales, así que a mi mejor entender el péndulo del recorte a las pensiones todavía está ahí”, expresó.