Cámara de Representantes

El presidente cameral Rafael Hernández dijo sentirse confiado de que hay “mejores relaciones” con la junta. 

Luego de una reunión con los miembros de la Junta de Control Fiscal, el presidente de la Cámara de Representantes, Rafael "Tatito" Hernández, dijo que considerará aprobar un presupuesto de $10,100 millones, que incluirá el bono de Navidad. Ese es el mismo monto del presupuesto sometido por la Junta. 

Hernández también dijo que buscarán partidas de dónde recortar $120 millones para garantizar el salario de los empleados que ya no trabajarán con la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE).

Al atender la prensa luego de la reunión con el ente federal, el presidente cameral dijo sentirse confiado en que hay “mejores relaciones” con la Junta y anunció que harán reuniones próximamente para continuar delineando el presupuesto a ser aprobado.

El plan es que la Cámara apruebe el presupuesto para el 13 de junio y el Senado lo haga el 18 de junio. El próximo presupuesto comienza el 1 de julio con el nuevo año fiscal.

El martes de la semana pasada, el gobernador Pedro Pierluisi presentó en el Capitolio su propia versión del presupuesto que incluye $233 millones más que el de la Junta de Control fiscal. “Es un aumento prudente y razonable”, dijo en su momento.

“Al momento de aprobar el presupuesto se tiene que aprobar con las realidades que tenemos disponibles. El tema de salud que estamos trabajando en Washington (dinero para Medicaid) no es real hoy. Y es una irresponsabilidad que el gobierno de Puerto Rico considere algo que ni siquiera está contemplado en el plan fiscal”, dijo Hernández.

“Eso tenía que haberse hecho en enero y el gobernador no pudo modificar su plan fiscal y no pudo convencer a la Junta. Ya pasó esa etapa. El ingreso ratificado por Hacienda es de $10,100 millones. De ahí hay que desglosar cuánto podemos gastar porque ya están alineadas las proyecciones y hemos visto en la realidad que es lo que se va a recaudar el año próximo”, agregó.

El presidente cameral resaltó varias veces las buenas relaciones con la Junta y las expectativas que tiene de que se traduzcan en que el ente fiscal le dé paso al presupuesto que apruebe la Legislatura, algo que no ha sucedido desde que entró en vigor la Ley Promesa.

“El propósito de esta reunión, la razón, es entablar una relación profesional que lleva más de dos meses y que formalmente estamos en una fecha para aprobar el presupuesto y queremos que la primera transacción entre el nuevo gobierno y la Junta sea fructífera. Yo tengo total esperanza de que hoy logramos buena fe y que se podrá llegar a puntos de encuentro para mitigar esos recortes que están en el plan fiscal”, indicó Hernández.

Mientras, el ente fiscal dijo en declaraciones escritas que “cuatro miembros de la Junta, junto con su directora ejecutiva, Natalie Jaresko, se reunieron hoy con representantes del Senado y con el presidente de la Cámara de Representantes, Rafael ‘Tatito’ Hernández, así como con otros líderes de la Legislatura de Puerto Rico, como parte del proceso normal que precede a la certificación del presupuesto, que está programado para el 1 de julio".

"Teniendo en cuenta que cuatro de nuestros siete miembros se encuentran actualmente en Puerto Rico participando en la 28a reunión pública de este jueves, la primera reunión pública de la junta que se llevará a cabo de modo presencial desde la pandemia, la junta consideró oportuno reunirse con líderes legislativos durante una etapa tan importante en el proceso presupuestario de Puerto Rico”, concluye el comunicado.

Tres días después de que el gobernador Pierluisi presentara su propia versión del presupuesto, Jaresko salió a defender el de la Junta. 

El presupuesto presentado de la Junta para el año fiscal 2022 vislumbra recortes en las aportaciones a los municipios, la Universidad de Puerto Rico (UPR) y otras instrumentalidades gubernamentales, pero la directora ejecutiva del ente fiscal, defendió que el documento sometido no es austero.

Jaresko sostuvo que el gobierno central contará con $55 millones más en sus arcas para financiar los gastos operacionales del próximo año fiscal —que comienza en julio— con un presupuesto total de $10,100 millones para el fondo general. El 72% del dinero asignado va dirigido a educación, seguridad, salud, desarrollo económico y pago de pensiones.