Wanda Vázquez

La gobernadora Wanda Vázquez junto al secretario de Desarrollo Económico Manuel Laboy, y los alcaldes de Adjuntas, Jaime Barlucea, y el Las Marías, Edwin Soto.

ADJUNTAS — Ante la solicitud del alcalde de Las Marías, Edwin Soto Santiago, de que su municipio sea incluido en la declaración de desastre mayor para poder rescatar las 350 residencias que se vieron afectadas por los incesantes temblores, la gobernadora Wanda Vázquez se comprometió a evaluar la solicitud.

Vázquez anticipó que el gobierno podría solicitarle a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) una extensión al decreto que permite que las familias y el gobierno obtengan fondos para arreglar las estructuras afectadas por la emergencia.

“Esa evaluación se está haciendo con FEMA y COR3 (Oficina Central de Recuperación, Reconstrucción y Resiliencia) que tienen que hacer las evaluaciones de todas esas estructuras que han tenido daños, las que tienen daños completos, otras que son inhabitables y las estructuras de los municipios que tengan daños permanentes o que tenga que requerir alguna reparación como resultado del terremoto”, explicó la Primera Ejecutiva.

En una breve conferencia de prensa, en la que se les impidió a periodistas preguntar sobre otros asuntos, la gobernadora abundó que “todas —las estructuras— están siendo evaluadas e inmediatamente se hace un reporte para poder incluirlas en la próxima ronda” para que se incluyan en la declaración de desastre mayor.

La evaluación de FEMA y COR3 se concentra actualmente en 30 municipios que pudieron haber sufrido daños, explicó Vázquez. “Se están evaluando todos los municipios porque la emergencia inicialmente es de todo Puerto Rico, pero debemos tener unos criterios que exige el gobierno federal en términos de los daños”, afirmó.

Explicó que los municipios bajo evaluación son principalmente del sur y suroeste, aunque luego irán al área central y al área metropolitana “si hay algún daño”. “Lo que queremos es validar en coordinación con los alcaldes los estimados que ellos han hecho y ver las estructuras porque cuando hacemos la petición de desastre mayor se tienen que documentar con fotografías”, detalló.

Respecto al municipio de Las Marías, dijo que ya ha tenido conocimiento de los daños que el alcalde ha evaluado a través de los ciudadanos. “Así que vamos a bregar con esta situación y yo espero que no haya ningún inconveniente de que Las Marías esté en la próxima ronda”, puntualizó.

Por su parte, Soto Santiago comentó que aunque en sus municipios no hay refugiados sí hay más de 300 residencias impactadas por los movimientos telúricos. “Son propiedades que las personas reportaron que tuvieron daños, aunque la gobernadora nos dio $250 mil. En adicción a eso, estamos solicitándole que se nos incluya en la declaración de desastre mayor para que las personas puedan solicitar asistencia individual”, sostuvo.

Opinó que el municipio se encuentra cerca de la zona donde “más se sienten los temblores”. “Vamos a recibir más ayuda si eso pasa y las personas que han sido perjudicadas pueden modificar sus viviendas y tener un vivienda segura”, manifestó.

Para el alcalde, el tope de $35,000 que provee FEMA a quienes hayan perdido sus residencias no es suficiente. “Si se puede aumentar sería favorable para las personas que perdieron su vivienda porque una casa hoy en día cuesta bastante”, señaló.

Un millón para comerciantes

La gobernadora Vázquez se trasladó ayer hasta el municipio de Adjuntas para anunciar la disponibilidad de un millón de dólares para la concesión de incentivos económicos a 400 pequeños comerciantes afectados por los terremotos.

La también aspirante a la gobernación por el Partido Nuevo Progresista (PNP) optó por no hablar con los medios de comunicación sobre la controversia que rodea su gobierno, que en los últimos días ha enfrentado cuatro bajas y múltiples ataques de exfuncionarios que alegan fueron despedidos por razones políticas. La Oficina de Prensa de La Fortaleza limitó las preguntas que podían hacer los periodistas a la gobernadora, al indicar que solo respondería al tema de la conferencia.

Cada comerciante podría recibir hasta un incentivo de $2,500 para poder continuar o reiniciar operaciones, según el secretario del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC), Manuel Laboy. El dinero proviene del Fondo de Incentivos Económicos que se creó con el nuevo Código de Incentivos.

Laboy indicó que han obtenido datos sobre el estado en que se encuentran 200 empresarios de la zona sur. De estos, el 19% se opera con daños, 7% están cerrados permanentemente, 41% cerrados de manera temporera y un 20% operan con normalidad.

“Esto da una idea adicional de la real necesidad que están viviendo los municipios afectados y por qué tenemos que ayudar a los comerciantes”, comentó.