Elección especial

El proceso de radicación de candidaturas comenzaría hoy mismo. 

La Asamblea Legislativa aprobó esta noche el Proyecto del Senado 1314 que crea un nuevo Código Electoral sin el apoyo de las minorías del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) y el Partido Popular Democrático (PPD).

La discusión de la pieza legislativa ha carecido del consenso de las minorías partidarias en la Isla, quienes consideran que se trata de un proyecto totalmente excluyente y que reduce su participación en los procesos electorales.

La Cámara aprobó esta noche a viva voz el informe producto de las negociaciones y debatió el contenido de la misma. El Senado también aprobó el acuerdo en el pleno senatorial. 

La medida ahora quedaría en manos de la gobernadora Wanda Vázquez, quien admitió que evaluaría a fondo dicha propuesta.

La versión final del proyecto que contiene más de 400 páginas no quedó muy clara anoche, aunque algunos legisladores del Partido Nuevo Progresista (PNP) verbalizaron que la misma mantendrá el requisito de endosos para todos los partidos y que se permitirá la votación simbólica por el presidente de Estados Unidos de manera prospectiva para el 2024.

La propuesta original del Senado, en cambio, eliminaba el requisito de endosos y no establecía que el voto presidencial sería de manera prospectiva. EL VOCERO desconocía de otros posibles cambios que recibió la medida durante las negociaciones.

El debate de la medida en la Cámara se extendió hasta después de las 8:00 de la noche. Las reglas acordadas fueron de 120 minutos de debate para el Partido Nuevo Progresista (PNP), 45 minutos para el PPD, 20 minutos para el PIP y solamente cinco minutos para el representante independiente Manuel Natal Albelo.

El representante independentista Denis Márquez dijo que la medida es “la apropiación ilegal del proceso electoral en Puerto Rico”. “No solo hay un problema brutal de una redacción sino una intención clara y precisa de apropiarse de la Comisión Estatal de Elecciones”, expresó.

Mientras que el representante popular José Conny Valera cuestionó la alegada falta de discusión que hubo sobre el contenido de la medida. “En la elaboración de esta reforma no hubo debate, no hubo consenso, no se escucharon a las partes que conocen y entienden bien este asunto de reforma electoral”, expresó.

El presidente de la Comisión cameral de Gobierno, Jorge Navarro Suárez, defendió la medida y reconoció que “sé que vendrán (las minorías) con cuentos de fantasmas y de brujas, pero ya Halloween pasó”.

No obstante, negó que la pieza propicie el fraude en futuros eventos electorales. “Este proyecto clarifica el voto ausente y se expande para otros renglones que no son los que actualmente establece la ley”, argumentó.

Los cambios a la medida surgen a solo meses de las primarias partidistas y a menos de un año de las elecciones generales.