Wayne Stensby

En la foto el presidente de LUMA, Wayne Stensby. >José "Pipo" Reyes/Especial para EL VOCERO

En momentos en que continúan aumentando las denuncias por apagones e intermitencias en el servicio de energía eléctrica del País, el presidente y oficial ejecutivo de la compañía LUMA Energy, Wayne Stensby, admitió hoy, miércoles, que hubo un incremento en el número de llamadas que se reciben en sus centros de llamadas.

Diariamente, se están recibiendo alrededor de 22,000 llamadas, una cifra que refleja un aumento sustancial cuando se compara con la cantidad de llamadas que recibía la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), que eran 4,000 llamadas diarias.

“En las primeras dos semanas, tuvimos volúmenes de casi 40,000 llamadas y desde entonces, lentamente hemos visto ese volumen disminuir. Así que mi número de 22,000 es lo que estamos viendo ahora. Las llamadas de los apagones han permanecido consistentemente en un 10% de ese volumen de llamada”, dijo.

Aunque mencionó que han llegado a alcanzar hasta las 50,000 llamadas al día, Stensby alegó que el aumento de llamadas se debe a que “contestan el teléfono” de una forma mas eficaz que la AEE. “Yo pienso que es porque contestamos el teléfono”, aseveró.

Las declaraciones de Stensby surgieron hoy en medio de una vista pública de la Comisión de Desarrollo Económico, Planificación, Telecomunicaciones, Alianzas-Público Privadas y Energía de la Cámara de Representantes, presidida por Luis Raúl Torres Cruz, donde se le cuestionó aspectos sobre el contrato, los apagones, servicio al cliente y contrataciones.

¿No será porque hay más apagones en Puerto Rico?, le preguntó Torres. “No. Ayer, el 10% de las llamadas estaban relacionadas con apagones”, respondió Stensby, quien dijo desconocer las causas de los apagones que han aumentado tras la entrada de la compañía el 1ero de junio, fecha en que LUMA asumió la operación de la mayor parte de las operaciones de la AEE.

Sin embargo, la llamada promedio relacionada a los apagones es por debajo de los siete minutos, mientras que son 17 minutos para otros servicios, incluyendo el pago de las facturas. De hecho, Stensby reconoció que ha habido “muchos eventos” de apagones en las últimas tres semanas. A modo de ejemplo, mencionó el incidente ocurrido el pasado 11 de junio en la subestación de Monacillos, en Ríos, cuando explotó un transformador.

Sobre ese particular, afirmó que la investigación sobre dicho incidente sigue en curso y que se presentará al Negociado de Energía de Puerto Rico en unas tres a cuatro semanas. Sin embargo, dijo que no ha recibido del Negociado de la Policía de Puerto Rico (NPPR) ni del Negociado Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés), un informe.

En medio de la vista, Stensby no pudo identificar cuántos empleados de los 2,550 de la empresa trabajan en los centros de llamadas de servicio al cliente. Además, Stensby no quiso decir quién está a cargo del área de servicio al cliente, ni dónde ubican los 'call center' de la empresa, ni revelar la lista de empleados de la AEE que pasaron a laborar con el ente privado, porque es confidencial. 

Esta es la segunda ocasión en que Stensby llega a la Legislatura para deponer sobre el contrato entre LUMA, la AEE y la Autoridad de Alianza Público-Privada (AAPP). La primera vez fue el pasado 21 de mayo, cuando aún la compañía no asumía las riendas de la mayor parte de las operaciones de la AEE. En esta ocasión, el escenario es distinto, pues ya la compañía entró en funciones.

De por sí, se supone que Stensby hubiera asistido a la Legislatura el pasado 17 de junio, pero la noche antes de la vista, la Comisión cameral recibió una misiva en donde el principal oficial ejecutivo de la compañía se excusaba.

Hoy, Stensby dijo que tienen seis centros de llamadas, de los cuales tres son internos con empleados de LUMA y tres con contratos externos. De estos últimos, dos son contratos que ya tenia la AEE, pero no pudo contestar cuánto se paga por esos contratos.

Mencionó que la compañía tiene contratados 2,550 empleados en las distintas áreas, de los cuales aproximadamente 442 son celadores de línea, una cifra que representa solo la mitad de los celadores que tenía contratados la AEE, que eran 800. Sin embargo, Torres Cruz cuestionó la respuesta del presidente de LUMA, ya que en una carta que este le había cursado a Fermín Fontánez director ejecutivo de la AAPP informa que tenia 2,220 empleados y 440 “empleados de campo” distribuidos en las diferentes categorías.

Pero Stensby no pudo proveer un desglose de los celadores, según sus respectivas categorías. Ante ello, Torres Cruz le dio un plazo de 24 horas para que entregara dicha información. No obstante, Stensby dijo que los 440 celadores que tienen son suficientes para atender los apagones.

“Tenemos 440 celadores. Creo que 440 celadores son suficientes para atender los apagones y los problemas que hemos tenido en Puerto Rico”, afirmó. 

En los 2,550 empleados que alega Stensby han sido contratados por LUMA, hay 265 de compañías matrices, ATCO y Quanta Services. Estos 265 empleados llevan desde hace un año en la Isla y otros han llegado a la Isla en las pasadas semanas. 

En un periodo de 24 horas, Stensby debe proveer a la comisión cameral -entre otras cosas- dónde ubican los tres ‘call center’ que son de LUMA y el número de empleados que trabajan en el mismo. También debe entregar información sobre los otros tres ‘call center’ que subcontrataron por compañías privadas, por cuánto tiempo es el contrato, cuánto se está pagando por esos servicios, y cuántas personas trabajan en esos centros subcontratados.  

Asimismo, debe entregar un listado con los nombres de los empleados que eran de la AEE y fueron contratados por LUMA; la cantidad de empleados que labora en el área de servicio al cliente; y el desglose de los celadores que actualmente trabajan para la compañía, así como las categorías de estos.  A su vez, debe proveer la cantidad de brigadas contratadas por LUMA y el desglose de los servicios que brindan las mismas, así como el costo que tienen las mismas.