A partir de la sesión ordinaria de agosto, el presidente del Senado, José Luis Dalmau, retomará la discusión del Código Electoral con la expectativa de que se produzcan enmiendas o una nueva legislación, que cuente con el aval de las cinco delegaciones senatoriales y del senador independiente José Vargas Vidot.

En momentos en que se discute quién ocupará la presidencia de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE), Dalmau expresó a EL VOCERO que entre las prioridades de la próxima sesión legislativa está buscar el consenso para enmendar la Ley Electoral.

“Como el Senado tiene los cinco partidos y un senador independiente, le he pedido a los portavoces que nos sentemos temprano en agosto a ver el diagnóstico de qué pasó en las elecciones (de noviembre pasado), qué se puede mejorar, qué no funcionó y de ahí ver cuál es el tratamiento”, adelantó.

“De ahí debe salir un documento donde pueda tener la mayor cantidad de consenso en las propuestas que algunos partidos han hecho públicas y otros han hecho en informes. De ahí debe salir un proyecto que tenga el aval de todos. Empezamos en agosto. No me gustaría estar trabajando con esto dos años y que nos coja el ciclo electoral”, sostuvo Dalmau.

Una de las áreas que el presidente senatorial quiere atender es que el control de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) no esté en manos de un solo partido. El comisionado electoral alterno del Partido Nuevo Progresista (PNP) Edwin Mundo, confirmó ayer que ya le sometieron al gobernador Pedro Pierluisi —quien está de vacaciones— una lista de cinco posibles candidatos a la presidencia del organismo electoral. Del listado, el mandatario someterá tres. El PNP presenta entonces al resto de los comisionados electorales un designado. De no estar de acuerdo, el nombramiento pasa al Senado. De no haber consenso en ese cuerpo legislativo, la designación recae en el Tribunal Supremo, según establece la ley.

“En ese tiempo, en lo que se decide eso, voy a seguir trabajando con el nuevo código o las enmiendas al código. No estoy cerrado a derogar uno y presentar otro”, aseguró Dalmau.

Las propuestas de Dalmau

El también presidente del Partido Popular Democrático (PPD) dejó saber que no favorece eliminar estructuras como las Juntas de Inscripción Permanente (JIP). Aunque no se opuso a las medidas sobre cómo reducir estas oficinas, defendió la importancia de mantener estas dependencias abiertas en cada municipio durante el cuatrienio. Fue más allá, al indicar que la eliminación de las JIP sería un “error” en la Ley Electoral.

“Aunque una JIP en Culebra no tiene trabajo todos los días, eliminarla es una contradicción. Los propulsores de ese código quieren abrir el voto, pero quieren cerrar las JIP y no promueven la inscripción en las escuelas superiores”, expresó Dalmau. 

De igual forma, rechazó que sea necesario limitar el funcionamiento de la CEE solo al año electoral.

“Hay un registro de electores que depurar. Hay un plan de trabajo que elaborar, hay personas que según van cumpliendo años, se inscriben. Hay trabajo”, sostuvo.

Dalmau cataloga de error que haya personas que puedan votar en otros lugares que no sean sus lugares de residencia. Sin embargo, a su juicio el error es que este tipo de voto no se pueda denunciar.

“De la forma que está en el código, se permite que alteres tu dirección, pero no se permite que yo verifique si está alterada o no. Lo que antes era una recusación, ahora es un delito. Si identifico que estás haciendo fraude, el delito lo cometo yo y no puede ser. Son cosas que hay que atender en el código y cambiarlas”, detalló. “¿Cómo es posible que yo identifique una persona que está haciendo fraude y no lo pueda denunciar?”, cuestionó.

La discusión de un nuevo Código Electoral se ha ventilado públicamente desde antes de las pasadas elecciones generales. El tema provocó uno de los primeros cismas entre el gobierno de Pedro Pierluisi y la Cámara de Representantes cuando su presidente, Rafael “Tatito” Hernández, condicionó el voto a favor de Larry Seilhamer como secretario de Estado a que se discutiera una nueva Ley Electoral.

Apertura del PNP

El portavoz de la delegación novoprogresista en el Senado, Thomas Rivera Schatz, entiende que la Ley Electoral “es un tema que se puede siempre revisitar”.

“Me parece que es una discusión que debemos tener a nivel de partido. Nos parece que algunas propuestas son buenas. Ya (el representante popular José) ‘Conny’ Varela planteó que tenía el código y escucharon que todas las delegaciones se opusieron. Yo sugiero que lo que debe pasar en agosto es que todas las delegaciones identifiquen los temas que pueden ser de preocupación y mover el proceso con esos temas”, puntualizó.

“A pesar de todas las circunstancias, no ha habido un solo caso que incumpla la ley. Ha habido casos de adjudicación de votos —lo cual es típico— pero no hay un solo caso ni ha habido un solo caso impugnando una disposición específica de la ley”, indicó Rivera Schatz. “Cada Legislatura puede hacer lo que estime. El código fue bueno, permitió que los partidos emergentes tuvieran presencia y no ha habido un solo pleito impugnando la ley”, afirmó.

El senador del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Rafael Bernabe, señaló que la legislación electoral debe hacerse por consenso y contar con participación que vaya más allá de los grupos políticos para incluir organizaciones sociales y comunitarias.

“Nos parece que esa nueva legislación electoral debe ser producto de la búsqueda del acuerdo y el consenso de la mayor cantidad de sectores posibles —empezando por partidos políticos— porque el problema con la ley actual es que se aprobó con el apoyo de un solo partido”, afirmó Bernabe.

“Estamos a favor de que se cree algún tipo de organismo que pueda participar todo el mundo”, puntualizó el senador.