Marrero 1
Marrero reconoció que ha estado visitando a los legisladores por casi un mes. >Fotos: Nahira Montcourt/ EL VOCERO

Todavía está por verse si las políticas públicas que ha impulsado desde varios cargos el designado secretario del Departamento de Estado, Omar Marrero Díaz, le pasarán factura en su camino por lograr ser confirmado a la segunda posición más importante en el gobierno.

Marrero ha estado reuniéndose con legisladores en busca de los votos para su confirmación tanto en la Cámara como en el Senado. Mientras, fuentes de EL VOCERO aseguran que se han dado negociaciones con representantes de distrito, que se ha puesto sobre la mesa la devolución de poderes a la Legislatura e incluso que se ha hablado sobre un desembolso de $5 millones del Plan de Rescate Americano (ARPA, por sus siglas en inglés).

Sin embargo, ayer tanto el nominado como el presidente de la Cámara de Representantes, Rafael “Tatito” Hernández, negaron que se esté negociando el desembolso de esos fondos federales. “Conmigo él se ha reunido y yo no he llegado a ningún tipo de acuerdo”, dijo Hernández a este rotativo.

Durante la vista de confirmación que se llevó a cabo ayer en la Cámara, Marrero reconoció que ha estado visitando a los legisladores por casi un mes, incluso que estuvo en un caucus de la delegación del Partido Nuevo Progresista (PNP).

“He tratado de atender a todas las delegaciones”, dijo el funcionario, al señalar que ha podido analizar los planteamientos de los representantes de distrito del Partido Popular Democrático (PPD).

“Definitivamente, me he reunido con los compañeros de la Cámara de Representantes, he aquilatado sus preocupaciones, principalmente en el aspecto de la infraestructura eléctrica, de agua y de transportación”, mencionó Marrero.

Ayer, Marrero reconoció que se ha comprometido con los legisladores de distrito a atender las preocupaciones que estos tienen sobre casos en los que jefes de agencia no responden. “Como secretario de Estado me he comprometido a asegurarme de que se den esas reuniones para que ellos los escuchen, pero he sido honesto con cada uno de ellos en que no queda de mí (la decisión final)”, sostuvo.

¿Devolver poderes a la Legislatura?

A preguntas del presidente de la Comisión de Gobierno de la Cámara, Jesús Manuel Ortiz, sobre si favorecía que se le devuelva a la Legislatura unos poderes que le fueron transferidos a la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (Aafaf), Marrero respondió: “Estoy de acuerdo, señor presidente, porque fueron otorgados durante una emergencia fiscal para lograr una ejecución puntual”.

representante Ortiz
Al representante Ortiz (en la foto) le preocupa que Marrero permanezca como titular de la Aafaf mientras sea secretario de Estado.

“Por ejemplo, los poderes sobre la emisión de deuda, yo soy fiel creyente que los poderes sobre la emisión de deuda deben permanecer en la Asamblea Legislativa… Yo estoy de acuerdo con eso y por eso que en mis distintas posiciones han hecho referencia a la necesidad, por ejemplo, de sacar los recortes a las pensiones”, sostuvo.

A preguntas del representante Luis Raúl Torres, Marrero dijo que no se considera un “neoliberal”. Cuestionado sobre su gestión en cuanto al proceso de privatización del sistema de transmisión y distribución de energía de la Isla, que ahora está en manos de LUMA Energy, manifestó: “Fui uno de los servidores públicos que tenía la encomienda de ejecutar la política pública, esbozar la Ley 29 (de 2009 para Transformar el Sistema Eléctrico de Puerto Rico) y la Ley 120 (de 2018 del Proceso de Movilidad de Empleados de la Autoridad de Energía Eléctrica)”.

Escollos por doble sombrero

De otro lado, Marrero dejó abierta la puerta para permanecer en el cargo de director ejecutivo de la Aafaf, una decisión que podría complicar su confirmación como secretario de Estado, indicó el representante Ortiz.

No obstante, públicamente solo se han expresado en contra del nombramiento de Marrero las delegaciones del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), de Movimiento Victoria Ciudadana (MVC) y el legislador Torres.

“No hay mejor récord que las ejecutorias de este servidor”, sostuvo Marrero a la prensa antes de iniciar la vista pública. “Quiero que me evalúen por mis ejecutorias y por mi compromiso con Puerto Rico”.

Marrero dijo que la posición de secretario de Estado no debe ser una posición electiva, sino que debe seguir siendo nombrado por el gobernador y confirmado por la Cámara y el Senado.

“Yo confío en que podré contestar todas las preguntas y todas las inquietudes de los compañeros (representantes). Ellos sabrán. Hay que darles el espacio a los representantes, al igual que mañana o la semana que viene darle el espacio a los compañeros del Senado a que hagan su posición. No queremos presionar, cada cual ejercerá su derecho a su consciencia y yo espero poder contestar cualquier inquietud o pregunta que puedan tener”, dijo el funcionario.

La vista cameral duró más de ocho horas. Marrero hizo su entrada al Salón Audiencias I en el Capitolio acompañado de su esposa Paula Jeffs. En la audiencia estuvieron presentes el alcalde de Bayamón, Ramón Luis Rivera, hijo; el presidente de la Federación de Alcaldes, Ángel Pérez; la exsecretaria del Departamento de Recreación y Deportes, Adriana Sánchez Parés y el exsecretario del Departamento del Trabajo y Recursos Humanos (DTRH), Carlos Saavedra, entre otros.