Drone

El Senado de Puerto Rico aprobó una pieza legislativa que prohibiría a personas, entidades o agencias estatales la toma y grabación de imágenes por medio de sistemas aéreos no tripulados (drones), en propiedades privadas sin una orden de registro.

El proyecto de la Cámara 402, de la autoría del representante José Aponte Hernández, recibió 24 votos a favor y tres en contra.

La medida también recibió el aval de la cámara baja el 18 de junio con 46 votos a favor y tres en contra.

Ahora el proyecto pasará a La Fortaleza, para ser evaluado y firmado por el gobernador Pedro R. Pierluisi Urrutia.

“En Puerto Rico no se ha establecido reglamento alguno que brinde una guía sobre lo que es o no aceptable en la operación de sistemas aéreos no tripulados o drones. Estos sistemas comenzaron su funcionamiento únicamente con capacidades militares, pero, rápidamente fueron adaptándose para uso comercial y personal”, comentó Aponte Hernández.

El proyecto establece que, en ausencia de una orden de registro, ninguna persona, entidad o agencia estatal, utilizará un sistema aéreo no tripulado para llevar a cabo vigilancia de recolectar evidencia o información acerca de personas o propiedades privadas específicas, sin su consentimiento.

Esto incluye fotografiar o realizar grabaciones.

Las imágenes de individuos identificables capturadas mediante la tecnología de un sistema aéreo no tripulado, no podrá ser retenida o compartida a menos que exista una sospecha razonable de que esa imagen contiene evidencia de una actividad criminal o está relacionada con una investigación en curso o pendiente de un proceso criminal en los tribunales.

Se indicó que la pieza establecer unas excepciones para esta prohibición como casos de emergencia o seguridad que representan un inminente peligro para la vida o grave daño corporal, así como en situaciones de búsqueda y rescate.

Cualquier persona que viole estas disposiciones incurrirá en delito menos grave.

“La sección 8 del artículo II de la Constitución de Puerto Rico protege a las personas de los ataques abusivos a su vida privada. Los sistemas aéreos no tripulados tienen la capacidad de cargar cámaras, y por ello, facilitan el que cualquier persona pueda grabar videos o tomar fotografías de lo que está sucediendo, tanto en una propiedad privada, como en cualquier otro lugar en el cual se posea una expectativa razonable de intimidad”, recalcó Aponte Hernández.