Ana Irma Rivera Lassén

La senadora Ana Irma Rivera Lassén. >Carlos Rivera Giusti/EL VOCERO

La senadora por el Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Ana Irma Rivera Lassén, envió una carta al gobernador Pedro Pierluisi Urrutia en la cual le solicita que implemente sin mayor dilación la política pública trazada en su propia orden ejecutiva 2021-013 que declara el estado de emergencia por violencia de género.  

Desde que asumí el cargo de senadora he sido consistente en adelantar legislación referente a la emergencia de violencia de género que vive Puerto Rico, alertar sobre cualquier falla en nuestro sistema y procurar acciones certeras a esos fines. Es por esto que hemos estado dando seguimiento al cumplimiento de dicha Orden Ejecutiva. El Comité PARE que se creó ya ha trazado un plan de trabajo, sin embargo, no veo la misma diligencia por parte de algunas agencias públicas, específicamente el Departamento de Educación”, expresó la senadora.  

En la carta la senadora Rivera Lassén hace referencia a dos asuntos particulares: la dilación que enfrenta la implementación del currículo con perspectiva de género en el sistema público de enseñanza y la falta de directrices por parte del secretario de Educación para acatar decisiones recientes del Tribunal Supremo federal que son aplicables a Puerto Rico bajo el Título IX de la Ley de Educación Elemental y Secundaria. 

Estos casos son Bostock v. Clayton County, resuelto en el 2020, y Adams v. School Board of St. Johns County, resuelto este año, los cuales dictan que los sistemas de educación pública estatales deberán reconocer la orientación sexual y la identidad de género de cada estudiante, así como también deberán garantizarles el uso y disfrute de todas las facilidades escolares. 

A estos fines la senadora envió una comunicación la semana pasada al secretario de Educación y todavía no ha recibido respuesta. 

Ante la falta de respuesta, y diligencia, por parte del secretario de Educación, solicito al gobernador que ejerza su liderato para que se cumpla con el estado de emergencia decretado en enero, se implemente un currículo con perspectiva de género sin mayor dilación y que, además, se impartan las directrices necesarias para hacer cumplir las determinaciones tomadas por el gobierno federal en protección de los derechos de los y las estudiantes”, declaró la senadora.