Osvaldo Soto
La designación de Osvaldo Soto como contralor por la gobernadora Wanda Vázquez levanta las diferencias en el PNP.
 

El nombramiento del secretario de Asuntos Públicos de La Fortaleza, Osvaldo Soto, como jefe de la Oficina del Contralor pende de un hilo. Varios legisladores de la mayoría del Partido Nuevo Progresista (PNP) ya afirmaron que los votos para su confirmación no están disponibles.

Cuestionado sobre sus credenciales profesionales, el designado de la gobernadora Wanda Vázquez se suma a otros nombramientos que han sido puestos en duda. La diferencia con esta designación es que las voces en contra surgen del interior del PNP y toma por sorpresa a algunos legisladores que tenían otras expectativas sobre la figura que por los próximos 10 años tendrá la tarea de examinar los ingresos, cuentas, contratos y desembolsos del Estado.

Soto no es contable de profesión, como lo habían sido otras personas que ocuparon la silla del Contralor. Su experiencia es como comunicador, asesor de asuntos públicos en el Senado y La Fortaleza y es graduado de derecho. No obstante las críticas, la Ley Orgánica de la Oficina del Contralor dispone como requisito que ese funcionario tenga más de 30 años, sea ciudadano americano y tenga residencia en la Isla, pero no requiere que sea contador.

Fuentes relacionadas al PNP en la Legislatura consultadas por EL VOCERO concurrieron en que uno de los roces mayores con la designación de Soto es que temen que acomode a los allegados a la gobernadora en puestos de alta jerarquía y bien remunerados en la oficina del Contralor. “Estamos indignados por eso”, expresó una de las fuentes.

Además de Soto, ayer se informó el nombramiento de 28 jueces y de 38 fiscales. La secretaria de prensa de la gobernadora y experiodista Mariana Cobián igualmente fue nombrada comisionada asociada del Negociado de Telecomunicaciones.

Mientras, Ángelo Cruz Ramos, alcalde de Ceiba derrotado en las pasadas primarias, fue nombrado como miembro asociado de la Junta de Subastas de la Administración de Servicios Generales (ASG).

En el caso de Cruz Ramos, anoche este medio contactó a la administradora de Servicios Generales, Karla Mercado, quien confirmó que las entidades nominadoras en la agencia —que la incluyen— no hicieron tal recomendación y que están sorprendidos.

Pierluisi expresa su preocupación

El candidato a la gobernación por el PNP y quien derrotó a la gobernadora en las primarias recientes, Pedro Pierluisi, instó a la Legislatura a hacer una evaluación exhaustiva sobre el nominado. “Ante los retos fiscales extraordinarios que enfrenta nuestro gobierno, este nombramiento requiere unas destrezas y cualificaciones especiales. Las buenas intenciones no son suficientes”, manifestó el también presidente del PNP en declaraciones escritas.

Por su parte, los portavoces de la mayoría en Cámara y Senado desconocían ayer si Vázquez consultó la designación previamente con los presidentes Carlos “Johnny” Méndez y Thomas Rivera Schatz. Advirtieron, además, que será cuesta arriba obtener la mayoría de los votos en ambos cuerpos legislativos, como requiere la Constitución.

“Desafortunadamente creo que la gobernadora cometió un error en nombrarlo previo a las elecciones porque trae argumentos primaristas y políticos a una posición que es sensitiva, que tiene que servir por 10 años al pueblo. Eso se desaparece si se hubiese nombrado después del periodo eleccionario”, expresó el portavoz PNP en el Senado, Carmelo Ríos.

Dijo que la designación de Soto crea ambiente para que en la opinión pública se discuta si es “un favor político” y señaló que el cargo no debe estar sujeto a que tenga un asesor que complemente sus funciones. Además, planteó que aunque en el Senado estiman a Soto como persona, “de ahí a que tenga los votos es una evaluación totalmente diferente”.

Algunos de los nombres recomendados por los legisladores del PNP para el cargo incluyeron al secretario de Hacienda, Francisco Parés; al secretario del Senado, Manuel Torres; al exalcalde de Camuy, Edwin García Feliciano, y al alcalde de San Sebastián, Javier Jiménez.

Migdalia Padilla no le dará el voto

La presidenta de la Comisión senatorial de Hacienda, Migdalia Padilla, indicó que Soto no cuenta con su voto y que no cambiaría de opinión, incluso si el nominado tuviese el respaldo de Rivera Schatz. “Primero que nada, tengo mis reservas con relación a ese nombramiento. Entiendo que no luego de haber tenido la oportunidad de conocer a Manuel Díaz Saldaña y a Yesmín Valdivieso, y a otros que han ocupado esa posición, que son gente versada en la fiscalización de fondos públicos en el gobierno y en los municipios”, afirmó.

“De su preparación no conozco que tenga conocimiento en auditorías externas o internas. No conozco cuál era su función aquí en el Senado, pero entiendo que hay personas que quizás deben estar mejor preparadas. Debe ser una persona con experiencia en auditoría y como contador público (autorizado). Nada de esto está afín con el nombramiento de la gobernadora”, agregó la senadora.

Por su parte, el presidente cameral -Méndez- no accedió a una entrevista, pero dijo públicamente que el nominado no tiene los votos para ser confirmado. El vicepresidente de la Cámara, José “Pichy” Torres Zamora, tampoco pudo asegurarlo. “A Osvaldo lo conozco y es mi amigo, pero el nombramiento, en mi carácter personal, le daré el escrutinio porque merece llegar a vistas públicas”, expresó.

“Ciertamente, la Constitución no habla de que tiene que ser contador, pero la tradición te habla de que todos tienen que ser contables”, agregó el legislador. También mencionó que sabe de tres representantes del PNP que no tienen una opinión sobre Soto y de otros dos que admitieron que le votarían en contra.

El portavoz del PNP en la Cámara, Gabriel Rodríguez Aguiló, dijo que aunque dará espacio para escuchar a Soto y conocer sus propuestas, tenía otras expectativas sobre esa nominación. “Debe tener experiencia en contabilidad, administración, presupuesto y supervisión. Creo que es importantísimo porque, básicamente, ¿qué hace el contralor? El contralor interviene para auditar, supervisar y cuestionar sobre asuntos de contratación y presupuestos fiscales. Es importante que tenga esas características la persona”, explicó. 

Los representantes del PNP se reunirán hoy en caucus para discutir el nombramiento y las medidas que se incluyeron como parte de la sesión extraordinaria. Para ser confirmado en ese cuerpo, Soto necesitaría 26 votos de un total de 51 representantes entre mayoría y minoría.

Por su parte, la gobernadora defendió el nombramiento y aunque reconoció que Soto no es contador, planteó que estará rodeado de personas que sí tienen experiencia en contabilidad y auditoría. Negó que se trate de un “atornillado” para mantener su legado en el gobierno.

“Mi legado es hacer el bien por Puerto Rico, no tiene que ver con una posición en particular ni mucho menos utilizar el adjetivo de atornillado. A él no lo veo de esa manera y mucho menos, es un funcionario que va a pasar por la confirmación de Cámara y Senado”, expresó.

Soto tendría un salario de $129,000 anuales.

Periodista destacada en la Legislatura de Puerto Rico.