Manifestacion, AEE, LUMA, Autoridad de Energia Electrica, Privatizacion, Capitolio
Empleados de la AEE han continuado manifestándose en contra de la contratación de LUMA Energy. > Archivo / EL VOCERO 
 

A pocos meses del pase de mando de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) a la empresa LUMA Energy, solo 100 empleados han presentado su carta de renuncia a la corporación pública con intenciones de unirse a la plantilla de la compañía privada que operará el sistema de transmisión y distribución de electricidad de la Isla.

Así lo expresó el presidente de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (Utier), Ángel Figueroa Jaramillo, quien dijo que hay empleados preocupados por su estabilidad laboral, pero también por el contenido del contrato y lo que representa para la AEE.

Además, se expresó en contra del despido de Marc Thys, ahora exdirector de la Oficina de Recursos Humanos de la corporación pública, y mencionó que LUMA también despidió a su supervisora de Recursos Humanos el 8 de marzo.

“No nos sorprende porque esto es una forma insensible de desviar la atención pública del contrato y hacerle creer que están preocupados por los trabajadores. Por otro lado, también quieren crear una percepción de que eso (el contrato) va o va comoquiera, y eso es peligroso porque se han levantado muchas veces preocupados sobre este contrato, el proceso de transición y sobre todo cómo LUMA va a asumir una responsabilidad de manejar el sistema eléctrico reclutando gente nueva de la calle”, afirmó el líder sindical en entrevista con EL VOCERO.

Señaló que LUMA abrió el reclutamiento a personas nuevas, pero que no tienen experiencia en el sistema. “Ellos (LUMA) están desesperados. Hemos visto que de última hora están haciendo ofertas de boca, nada por escrito, y tienen apenas 250 personas que han aceptado la propuesta. Pero de esas 250 solamente 100 han sometido la carta de renuncia a la AEE para pasar a LUMA”, afirmó.

Ese número, indicó, no representa un gran porcentaje de los trabajadores de la AEE que se impactarán con este proceso. “En esa área de transmisión y distribución somos 4,400 empleados, de los cuales ellos dijeron que iban a reclutar 3,800. Sin embargo, solo 250 firmaron aceptando la propuesta, pero todavía no han renunciado a la AEE y se pueden arrepentir”, sostuvo Figueroa Jaramillo.

Según explicó, la Utier ha hecho vídeos para explicar el contrato a 15 años y por $1,500 millones y a raíz de esto “la gente está pensando nuevamente si vale la pena irse a LUMA. Especialmente, por lo que se refiere a la estabilidad de empleo”.

Figueroa Jaramillo manifestó que los empleados de la AEE sienten preocupación y ansiedad, aunque “están conscientes de que el gobierno por ley tiene obligación de mantener los empleados con las mismas condiciones”.

“No es que están contentos o tranquilos, pero sí están conscientes y por eso no quieren irse a LUMA porque le pueden ofrecer más dinero, pero no tienen estabilidad laboral y los pueden botar cuando les dé la gana”, afirmó.

Activan plan de contingencia

Mientras, la AEE activó su plan de contingencia para mantener la continuidad de los servicios ante el paro de 24 horas anunciado por la Utier a partir de las 10:00 p.m. de ayer.

“La autoridad cuenta con un plan de emergencia que se activa de ser necesario en el momento oportuno”, sostuvo el director de Transmisión y Distribución de la AEE, José Sepúlveda Aponte.

La paralización está convocada para que se extienda hasta hoy a las 10:00 p.m. Entretanto, la Utier convocó a sus miembros a una asamblea general en el Coliseo Roberto Clemente -a partir de las 10:00 a.m. de hoy- para atender los reclamos en contra de la contratación de LUMA Energy.

Periodista destacada en la Legislatura de Puerto Rico.